martes, 19 de diciembre de 2006

Analiza, pregunta y actúa: pero haz lo contrario

Leyendo este post he recordado una paradoja con la que jugábamos cuando éramos "más" jóvenes:

básicamente: estás preso en una habitación; hay dos puertas (1 y 2) para salir y tienes que elegir una de ellas para poder escapar. Cada puerta está vigilada por sendos carceleros (A y B). Tienes la posibilidad de hacer una única pregunta a cualquiera de ellos que te facilite la elección. Si aciertas, sales libre; si fallas, hay tabla.

¿Qué única pregunta te asegura acertar con la puerta correcta, teniendo en cuenta que uno de los carceleros siempre miente y el otro siempre dice la verdad? (desde luego, no sabes quién miente y quién es veraz)














La pregunta que hay que formular no es obvia y, lo que es peor, exige tomar una decisión posterior. Esa decisión es crucial. No sólo hay que formular la pregunta correcta sino que hay que tomar la decisión correcta después de oir la respuesta.

Como la historia es un poco antigua no me entretendré más. Veamos:

"¿qué puerta dice tu compañero que es la correcta?"

Esta es la pregunta. Hay cuatro posibles opciones.

A te dice que 1;
A te dice que 2;
B te dice que 1;
B te dice que 2;

Supongamos que A miente. Cualquiera de sus dos posibles respuestas serían falsas; si B dice la verdad, las suyas serían ciertas.










¿Y ahora qué? Como no sabes si tu intelocutor miente o no, haciendo caso a una de las respuestas te la tendrías que jugar al 50%; pero:

¿y si en vez de hacer caso expreso a una de las respuestas, haces exactamente lo contrario de lo que te dice?

Esa es la decisión compleja: formulada la pregunta debes actuar siempre haciendo lo contrario de lo que te respondan.

- Si el que te habla es sincero, señalará una puerta que será errónea pues el otro miente;
- Si el que te habla miente, señalará una puerta deliberadamente errónea en vez de señalar la puerta que el sincero indicaría de buena fe.

Así que siempre hay que escoger la otra.

Y así llegamos a la asocación de ideas que motiva este post.

En su reflexión sobre el programa de televisión que analiza, Liamngls concluye que
"cambiar de puerta duplica las opciones iniciales de ganar". En nuestro supuesto, cambiar de puerta asegura el éxito.

En el mundo laboral, por desgracia, he visto cómo este mismo argumento asegura también el éxito.
Analiza, pregunta, obtén información, vuelve a analizar: como no sabes quién miente y quién dice la verdad, lo mejor es que hagas lo contrario de lo que te digan. Sin que se note quizá, pero desconfía de palabras amables y de afinidades inquebrantables. Probablemente están aplicando esta misma tesis y en realidad van a hacer lo contrario de lo que les digas, y lo que es peor, lo contrario de lo que te digan.









En fin, cosas veredes...

Con (sin) su permiso le tomo prestado a Telémaco el avatar de su estupendo blog para poner un digno colofón a estos pensamientos.










(es Sísifo, para el lego)
.

3 comentarios:

  1. Tienes mi permiso, y por supuesto mi agradecimiento por tu elogio.

    Esta estrategia funciona estupendamente con los directores de oficina bancaria. Si te aconsejan hacer un préstamo variable hazlo fijo, si te aconsejan fijo hazlo variable, si te aconsejan vender compra y al revés igual.

    Pero si aplicamos el consejo a mi consejo, lo mejor es no seguir mi consejo y por lo tanto hacer lo que te digan, aunque justo a partir de esta última frase sería mejor hacer lo contrario. ¡Vaya! ahora hay que hacer lo que yo aconsejo, que en este momento ya no se lo que es. (aunque me encanta su recursividad). Lo mejor será que hagáis lo que os de la gana...o que no lo hagáis.

    ¡Ah! Buen matiz ese de "sin que se note quizá".

    ResponderEliminar
  2. Hoy, precisamente, he estado en el banco.

    Tedría que haber leído tu comentario antes de ir. Habría resultado de gran ayuda, porque la escena entre la interventora y el apoderado ha sido muy parecida a la que describes.

    Después de irme seguro que se han batido en duelo porque no paraban de contradecirse y de rectificar asegurando que lo correcto era lo que decìa el otro. Hilarante, la verdad.

    eclectico

    ResponderEliminar
  3. Interesante deducción, conocía el acertijo pero nunca me lo había planteado de este modo.

    Muy bueno :-)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...