miércoles, 13 de febrero de 2008

De lo real y lo verosímil: motivos para sospechar

Con demasiada frecuencia la frontera entre real y verosímil es difusa; lo es porque con "verosimilitud" es posible explicar y justificar actitudes, modelos, ideas o motivaciones mejor con los hechos mismos. Así, la "realidad" pasa a un segundo plano, incluso se vuelve irrelevante, ante el irresistible peso de algo que "bien pudo ser de esta manera".

Un ejemplo de lo que digo es la famosa frase de Galileo, "Eppur si muove", apócrifa según la mayoría de las fuentes, pero coherente con el contexto en el que se supone que fue pronunciada y con la personalidad del personaje.

Pero cuando el recurso de la "verosimilitud" llega demasiado lejos la frontera con la manipulación también se vuelve difusa. Y la tentación de suplantar lo real y poner en su lugar lo verosímil para favorecer determinados intereses, se convierte en una peligrosa y lamentable costumbre. Sobre todo cuando hay intereses importantes que defender. La historia está llena de ejemplos.

Y en nuestros días ésto es mucho más facil con ayuda de la fotografia y la informática (a nadie se le escapa que el uso de herramientas de retoque fotográfico está al alcance casi de cualquiera) y su impacto mucho mayor gracias a las medios de comunicación y, sobre todo, internet.

Esta reflexión me la ha provocado esta imagen, publicada en uno de los diarios de mayor difusión de este país, y también uno de los de más clara adscripción política, aunque ésto se pueda decir o intuir prácticamente de todos:


















No puedo demostrar "con toda seguridad" que esté retocada, sobre todo porque el archivo al que puedo acceder es de baja calidad y está muy comprimido para facilitar su publicación en un diario digital. (No conozco personalmente el lugar, por tanto únicamente cuento con la imagen y mi experiencia personal en terreno del tratamiento de imágenes)


Un análisis de las características de la imagen -los contornos de los elementos, la perspectiva arquitectónica del lugar, la iluminación del entorno y de los elementos- indican con bastante claridad que la imagen ha sido retocada intencionadamente con el evidente propósito de enfatizar la realidad fotografiada y de conferirle una interpretación que el original no tiene.















El recurso al humor no justifica, en mi opinión, la tergiversación, por muy jocoso que sea el resultado. Y menos aún, en campaña electoral.



--------
Enlaces:
verosímil
real, acepción 1ª
manipular, acepción 3ª
eppur si muove
noticia de El País.
galería de imágenes en la que se ve a mayor tamaño

1 comentario:

  1. Ésta foto me recuerda a otras dos de Blair y Bush en las que las imágenes "santificaban" a los mandatarios. Cuando veo fotos parecidas en prensa, no puedo más que constatar que nuestra libertad se encuentra en la despensa de los poderes fácticos que nos gobiernan.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...