miércoles, 16 de julio de 2008

Los límites de la publicidad online ("cuentan de un sabio que un día...")

La poesía era un terreno que creía a salvo de la publicidad invasiva. Hasta ahora así había sido. Pero, de nuevo, me vuelvo a equivocar. Porque los "malos" siempre van un paso por delante y encuentran apto para sus fechorias cualquier terreno susceptible de recibir visitas.

La historia es sencilla: estoy buscando el texto de unos versos de Calderón de la Barca, de La Vida es Sueño, por más señas, que no recuerdo textualmente; así que voy a google, tecleo el primer verso "cuentan de un sabio que un día"...


El primer resultado me remite a una página dedicada a poesía: bien; pincho y, primera sorpresa, me encuetro con un banner publicitario de considerables dimensiones; raro, pero a la orden del día en la mayoría de los blogs que pretenden ganar dinero.

Efectivamente, allí está el poema que buscaba. Me extraña ver que una palabra contiene un hipervículo: enlazará otro poema, pienso, así que, creyendo tener delante una cabeza con la que medirme, voy a ver qué me ofrece ese enlace.


Me encuentro ésto:















Sorprendente, cuando menos, comprobar de esta manera que la publicidad online no conoce límites
.
------------------
No os dejo con la duda de cómo seguían los versos:


Cuentan de un sabio, que un día
tan pobre y mísero estaba,
que sólo se sustentaba

de unas yerbas que cogía.

«Habrá otro», entre sí decía,

«más pobre y triste que yo?»

Y cuando el rostro volvió,
halló la respuesta, viendo
que iba otro sabio cogiendo

las hojas que él arrojó.

2 comentarios:

  1. A mí, como bien mostró don Pedro, me satisface mucho ver este tipo de miserias y tristezas ajenas. Es una buena brújula que muestra siempre el camino indeseable.

    ResponderEliminar
  2. Linda poesía y muy buena la reflexión sobre la publicidad que todo lo invade.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...