martes, 1 de julio de 2008

Un día en la Expo

Madruga. Por la mañana hace más fresco.












La mejor manera de ir, el autobús. Hay muchas rutas directas y varias más de proximidad. En todos los autobuses hay folletos explicativos de las rutas, itinerarios, horarios...















No desesperes si ves cola en la parada. Pasan muchos con buena frecuencia. Simplemente, disfruta el viaje.


















Paciencia a la hora de entrar, sobre todo si vas en fin de semana. Si no llevas grandes bultos puedes acceder directamente por los tornos centrales.














Hay que pasar por los arcos de seguridad, lo que ralentiza un poco la entrada. Tómatelo con calma.


















Puedes llevar agua de tu casa. Te lo recomiendo porque dentro es un pelín cara.
Si va a ser un día soleado, un pequeño paraguas plegable puede ser de gran ayuda para conseguir un poco de sombra extra.

Fast Pass: hay pabellones a los que sólo se puede entrar con cita previa (Acuario, España y Aragón, creo recordar). Ésta se obtiene en los puestos de Fast Pass, que también pueden estar saturados si hay mucha gente.


















El iceberg: hay gente que piensa que es un iceberg de hielo de verdad. Pues no, tranquilos. Es un escenario en el que se representa a diario un espectáculo digno de verse.













En la zona de talleres hay actividades específicas para los niños. No olvides para ellos una gorra, crema de protección solar y mucho líquido. Puedes conseguir en la entrada carritos para ellos si la visita va a ser muy larga.



















Cabalgata del Circo del Sol: todos los días, a mediodía, recorre todo el recinto. Merece la pena y se puede ver casi desde cualquier punto. Pero si te subes al piso superior un rato antes y pillas sitio en la barandilla, a la sombra, se ve de maravilla.











Comer: todo el recinto está lleno de "chiringuitos" en los que tomar un bocadillo, un refresco, un café o un helado. También hay máquinas expendedoras. Hay algunos restaurantes, grandes, tipo self-service, con precios razonables y mucho sitio, tanto interior como terraza. Y muchos pabellones tiene su propio restaurante o zona en la que picar algo.
Come temprano. Evitarás esperas y tendrás sitio en todas partes.

Pabellones: una buena recomendación es visitar los que no tengan cola para entrar. Siempre hay sorpresas por descubrir. Pero si vas entre semana, seguramente no tendrás que esperar mucho para entrar en cualquiera.
Es buen consejo ir contracorriente. Evitarás las colas más largas en las horas punta.

En el de la Comunidad del Caribe tenían montada una calle de estilo caribeño con casetas de cada uno de los países, un bar donde saborear cócteles frutales o un combinado a base de ron, y un escenario con música en directo.








En el de Bulgaria no entramos, pero dentro se estaban corriendo un fiestón de cuidado;












En Nepal habían montado un mercadillo, con el onmipresente olor a especias y el perfil del Everest.













Por un módico precio te puedes llevar un tatuaje con gena. El precio cambia si es fin de semana. Cosas del mercado.
























Torre del Agua. Merece la pena hacer la visita, por su arquitectura, por la escultura interior y por las increíbles vistas desde su terraza superior. Sólo se puede subir andando por una rampa suave así que no os apresuréis.

























Calzado: olvídate de molonas pero incómodas sandalias. Lleva calzado cómodo que te permita andar mucho sin fatigarte.











No pretendas verlo todo en un día. Selecciona previamente lo que más te interese y cuenta con que, sobre la marcha, van a aparecer muchos focos de interés.

Ah!: si pasas por un baño en el que no hay cola, úsalo aunque no tengas ganas. Cuando lo necesites puede esperarte una larga espera, o algo peor.






















Una búsqueda sencilla previa en internet te propocionará mucha información sobre las actividades diarias, planos del recinto (que te dan al entrar), arquitectura y contenido de los diferentes pabellones y edificios emblemáticos. Te ayudará a ubicarte.

Te facilito un poco la búsqueda:

Página oficial Expo 2008:
Blog oficial;
Enlace a la wikipedia con información interesante;
Y, por qué no, el punto de vista de los que están en contra de la Expo.

9 comentarios:

  1. Gracias por la información. Muy útil y completa.

    ResponderEliminar
  2. genial, el reportaje fotografico, y la foto del baño "aberiado".
    felicidades

    un pro-expo

    ResponderEliminar
  3. Gracias por la info. Por lo que me han dicho, el principal problema son los precios, del resto me han hablado muy bien, a ver si me escapo y así visito Zaragoza.
    Saludos,
    J.

    ResponderEliminar
  4. Hola, Rafa, soy Míchel.
    Estupendo el reportaje y los consejos de madre ("madruga, lleva agua, haz pis, busca la sombra…") Yo aún no he ido pero no tardaré y usaré tu experiencia. Pero reconoce que el cartel de averiado con B lo has puesto tú para hacer la broma…

    ResponderEliminar
  5. Hola Míchel: jaja....
    si hubiera sido yo habrías reconocido la letra.

    J. Serás bienvenido. Cuenta con un cafecito de mi parte.

    agustín: gracias y bienvenido.

    ResponderEliminar
  6. Estuve ayer por primera vez y doy fe de que su crónica coincide con lo que pienso. Fuimos con un amigo y nos dedicamos a visitar aquellos pabellones donde daban algo cual jubilados: café de Colombia, gafas de sol de Valencia, semillas de Correos. Nos inventamos un juego para los días que vayamos. Consiste en hacer un ranking de los pabellones más cutres o menos curraos. Si queréis echaros unas risas y comprobar el delirio pabellonístico id un ratico a Qatar, que no os defraudará. Saludicos.

    ResponderEliminar
  7. Pero vamos juntos, no?

    ResponderEliminar
  8. Of course Malena.

    Ésto era sólo el calentamiento previo.

    ResponderEliminar
  9. Experiencia y sentido común.
    Lástima que no creo que pueda aprovechar estos buenos consejos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...