viernes, 24 de octubre de 2008

Algunas cosas que (quizá) no sabes de la Maratón

¿Una Maratón o un Maratón?
Dice el RAE que es palabra de género masculino.
Así que deberían añadírsele siempre complementos de ese género. No obstante solemos referirnos a UN maratón, cuando hablamos de un evento de resistencia, de larga duración: un maratón de baile, un maratón para recaudar fondos…
En atletismo hatualmente se hace referencia a esta prueba en femenino, como UNA maratón, o La maratón de… quizá por tratarse de una carrera (palabra femenina).

Es una ingeniosa forma de diferenciar ambos tipos de eventos, unos más mediatizados que otros.


El Nombre.
A estas alturas ya todo el mundo conoce la historia del soldado que fue a Atenas a comunicar la victoria sobre los persas en la batalla de Maratón.




















 
Así que, en honor de tan magna proeza, se incluyó una prueba con el nombre de maratón en los primeros juegos olímpicos de la era moderna, de 1896, celebrados en Atenas, y que pretendieron recuperar, de la mano de Pierre de Coubertin, el espíritu romántico y épico de las gestas deportivas y sus bondades.
Como no podía ser de otra manera, en los JJOO de Atenas 2004, la prueba de maratón se desarrolló intentando seguir el recorrido original.

El protagonista: Filípides.
El verdadero mérito de este ciudadano no fue el de ir de Maratón a Atenas a comunicar la victoria sobre los persas, sino que previamente había recorrido los 240 km que separan Atenas de Esparta para pedir ayuda a los espartanos.
Como quiera que éstos no se la brindaron, tuvo que volverse.
Herodoto narra la historia. Es interesante la lectura de esta entrada porque explica bien el problema de la historicidad del personaje.

La distancia: 42,195.

La distancia original era inferior. La que actualmente se considera oficial es, en realidad, la distancia que separa el Palacio de Windsor y el estadio Olímpico de los JJ.OO. de Londres de 1908.
Se trataba de que el entonces principe de Gales (Jorge V) pudiera ver la salidad desde el bacón de su residencia.
Me pregunto cuántos maratonianos se han acordado de la entoces reina de inglaterra cuando, pasando por el km 35 –que como veremos es crucial- podrían ya haber terminado la carrera.


¿Récord mundial o mejor marca mundial?
Normalmente se denomina "récord del mundo" a la mejor marca jamás realizada en determinada disciplina.
Esta denominación tiene sentido en pruebas que se celebran siempre en circuitos homologados (pistas, piscinas...), con herramientas idénticas y en condiciones iguales (dentro de unos parámetros “legales”: altitud o velocidad del viento, por ejemplo, son dos factores que pueden alterar e invalidar una marca).

 
En el caso de una maratón, aunque la distancia es siempre la misma y se homologa cada recorrido, los circuitos urbanos por los que discurre son siempre diferentes -desnivel (normalmente en contra, porque demasiado desnivel a favor impide la hologación de la marca conseguida), tipo de asfalto, si es más o menos virado, viento..- así que se habla de mejor marca mundial, porque no es posible reproducir exactamente las condiciones de la pista en cada prueba.


La importancia de la marca.

En todas las disciplinas en el que se compite directamente contra el rival hay que tener en cuenta que lo importante es llegar antes que los demás,
al contrario de lo que ocurre en tiro, en lanzamientos o saltos… en los que cada uno debe intentar "llegar lo más lejos" que le sea posible porque no sabe qué va a ser capaz de hacer su contrincante (hablamos de deporte de élite, no aficionado, donde las motivaciones y objetivos son con frecuencia diferentes e incluso opuestos).
Si lo importante es llegar el primero, lo ideal es hacerlo con el mínimo esfuerzo, así que no es de extrañar que los atletas no se expriman al 100% si la victoria está asegurada.
Hay que tener en cuenta que la vida del maratoniano es breve. El entranamiento es muy exigente y no se pueden correr más de 2 ó 3 (como mucho) maratones al año.
Esta es la razón por la que muchos atletas se retiran a mitad de carrera; si no es tu día, reserva fuerzas para la próxima ocasión.

Obviamente ésto sólo aplica al ganador, que es del único del que se puede dudar de si podría haber corrido más. El resto, a buen seguro han dado lo máximo de sí mismos, al menos hasta que han podido.


¿Pueden las mujeres correr una Maratón?
Pues hasta los JJ.OO. de Los Ángeles 1984, se conoce que el COI pensaba que no, pues no es hasta esa fecha en la que se incluye la maratón fenenina en el calendario oficial.

Antes de ese momento ya había muchas mujeres que habían corrido maratones, pero da idea de la aceptación “oficial” que tenía el asunto.
La polémica estaba servida porque algunos “expertos” y médicos aseguraban que el cuerpo de la mujer no estaba preparado para una prueba tan dura.

 
La primera campeona olímpica fue Joan Benoit, con una excelente marca de 2h 24:52, tiempo que aun hoy le aseguraría las primeras posiciones en casi cualquier maratón de las que se celebran en el mundo. (sin ir más lejos, ese tiempo le habría servido para ser campeona olímpica en Pekin 2008).

Evolución de la mejor marca. ¿A qué ritmo se corre?

La evolución de la mejor marca mundial nos muestra cómo han cambiado las cosas es apenas 100 años, de la mano de la mejora del entrenamiento, la alimentación y el profesionalismo:


Ránking masculino

y ránking fenenino

El primer record olímpico masculino lo estableció Spiridon Louis el 10/04/1896 en los primeros JJOO de la era moderna, celebrados en Atenas. La marca, 2:58:50, hoy en día está al alcance de muchos atletas amateurs o populares, no sin dedicacióin y esfuerzo, desde luego.

La primera campeona olímpica fue Joan Benoit, con una excelente marca de 2h 24:52, aunque en este enlace tenéis una excelente recopilación de la evolución de la marca femenina de maratón.


La actual mejor marca mundial masculina está en poder de Haile Gebrselassie, con 2:03:59, conseguida en Berlin el 28 de septiembre de 2008;






















 (Edit: a día de hoy -abril de 2013- la mejor marca masculina está en poder del keniata Patrick Makau en 2h03:38 )



Y la femenina es de 2:15:25, conseguida por Paula Radcliffe, en Londres el 13 de abril de 2003.

Se trata de dos marcas verdaderamente notables, teniendo en cuenta que sus seguidores en el ranking se encuentran a 1 y 3 minutos respectivamente.


¿Qué significan esas marcas? Veamos.


Tomando como refencia el caso masculino, correr 42,195 km en 2:03:59, supone hacer cada kilómetro en menos de 3 minutos (barrera psicológica que se creia infranqueable).
El primero en romper esa barrera fue el brasileño Ronaldo Da Costa el 20 de septiembre de 1998, con 2:06:05, a 2:59 el km.
Gebrselassi estableció su marca corriendo a 2:55 el km.

A qué equivale ese tiempo? 

Pues a correr a más de 20 kilometros por hora. ¿Les parece poco? Les propongo un reto: 3 minutos el kilómetro supone hacer cada 100 metros en 18 segundos. Prueben a correr esa distancia en 18 segundos; lo que para cualquiera sería un sprint de velocidad es el ritmo que los maratonianos mantienen durante los siguientes 420 hectómetros. 
 
Para un atleta popular bien entrenado ese ritmo es prácticamente imposible de mantener más de un kilómetro. ¿A que en la tele parece que van “parados”?

El caso fenenino no es menos impresionante si entendemos las lógicas deferencias fisiológicas en varón y mujer.


“El muro”.

El nombre es bastante explícito.
Hay un momento en el transcurso de la carrera en el que se traspasa el umbral de la resistencia, del entrenamiento… y se entra en el terreno de lo desconocido, terreno en el que ni el mismo atleta sabe qué va a pasar o cómo va a responder su cuerpo.

 
Suele manifestarse a partir del kilómetro 30 y el 35. Es ese momento en el que se deciden la mayoría de las maratones. El atleta que es capaz de sobreponerse a ese momento “delicado”, o le afecta en menor medida, es el que va descolgando a todos sus rivales, que ya no pueden mantener el ritmo.

Es la obsesión de todo maratoniano.


Cuando corres tu primera maratón, en el km 30 piensas que la carrera ya está terminada. Cuado corres la segunda, sabes que la carrera empieza de verdad en el km 30.

Desarrollo de una prueba.

Si la carrera no está demasiado masificada (la mayoría de ellas) se da una única salida. A los atletas “con opciones” se le reserva un espacio prioritario en primera fila de salida para que no les estorben los populares ansiosos de salir en la foto.


Normalmente la organización prevé la utilización de un chip informático, que se coloca en una zapatilla, que va dando lecturas conforme el atleta pasa por determinados puntos de control. Ese chip sirve para controlar que cada atleta pasa por todos los puntos de control, pero también, y sobre todo, para que cada atleta controle su popio tiempo “neto”.



Hay que considerar que, en una salida con unos 1000 atletas, desde que suena el pistoletazo hasta que terminan de pasar todos por el arco de salida puede pasar un minuto. Ese tiempo hay que descontarlo al tiempo oficial. 

En la salida de una maratón multitudinaria (Londres, Nueva York…) con más de 20000 atletas, el lapso puede llegar a ser de media hora o incluso más.

Ese chip, de paso, te permite ver tus tiempos parciales al paso por los diferentes puntos de control, con lo que puedes ver tu evolución durante la carrera. Aunque casi todo el mundo lleva su propio pulsómetro y cronómetro para ir controlándose durante la carrera.


En las maratones más populares suelen realizarse dos salidas: una para atletas de élite (que hayan acreditado una marca mínima con anterioridad) y otra para populares, que tambien se organiza en función de la marca acreditada: mejor marca, más adelante en la salida. 


Este tipo de salidas “dobles” es lo que hace posible el reciente caso en el que la atleta que realizó el mejor tiempo en una carrera no fue la ganadora.En los comentarios de este meneo se dan algunas pistas para su explicación. Cada cinco kilómetros hay puestos de avituallamiento: agua, bebidas isotónicas, incluso fruta o algún alimento energético.
A los "élite" se les permite incluso tener sus propios bidones con su propia bebida.


Intercalados entre estos puestos de bebidas suele haber también puestos de esponjas húmedas para refrescar.
Una vez en meta hay otro avituallamiento, mucho más completo, a disposición de los atletas, para recuperar fuerzas cuanto antes: bebidas de todo tipo, frías y calientes, caldo, cacao, té... fruta, yogur, frutos secos, barritas energéticas, galletas…

Abebe Bikila en Roma 1960

También suele haber fisioterapeutas voluntarios dispuestos a repartir masajes a diestro y siniestro.

Participar en una maratón como atleta popular suele conllevar el pago de una (asequible) inscripción para ayudar a sufragar los gastos organizativos.
 
Nombres popios.
La historia de la maratón está plagada de grandes nombres y de hazañas memorables. Nombres como Spiridon Louis, Dorando Pietri, Emil Zatopek, Abebe Bikila, Gelindo Bordin; más recientemente Khannuochi, Gebrselassi, Paul Tergat... Abel Antón, Martín Fiz, Julio Rey, Chema Martínez…;

o Joan Beanoit, Gabrielle Andersen-Scheiss...,
.

.
Catherine Ndereba, Paola Radcliffe; Ana Isabel Alonso, Maria Abel, Rocío Ríos, Luisa Larraga...

Todos ellos han simbolizado lo mejor del espíritu de superación de los valores del deporte.
Sombras.Pero también ha habido algunos sonoros fiascos relacionados con este mundo, como el "ganador" de la maratón de San Luis 1904;

O la estafa histórica de la maratón de Boston de 1980;

O el artículo "los recórds del mundo según las matemáticas", del 23 de diciembre de 2006 que afirmaba que el entonces “récord de Paul Tergat (2h 04:55) se podrá rebajar sólo en 49 segundos”.
El 28 de septiembre de 2008 Haile Gebrselassie estableció la mejor marca en 2h03:59.
Así que ya ven...


¿Te animas a correr una?

Aquí os dejamos un calendario de las maratones que se celebran en España con sus enlaces web y un enlace imprescindible para conocer el calendario de carreras populares.
Hemos dudado si poner enlaces a planes de entrenamiento o las web de las maratones que se celebran por el mundo, algunas en lugares realmente interesantes.
Pero creemos que, si realmente queires correr una, debes consultar con un club de atletismo o con un entrenador o corredor experimenteado para que te asesoren y aconsejen adecuadamente.

Todo esto que os hemos contado no son más que minucias comparadas con la sensación de acabar una maratón. Suerte.


Bibliografía.

Filípides existe, lectura recomendada;
http://es.wikipedia.org/wiki/Maratón
http://www.maraton.es/

http://es.wikipedia.org/wiki/Filípides

http://www.sedefir.gov.do/juegos_olimpicos05.htm http://www.historiadelatletismo.net/historia-maraton/
http://www.iaaf.org/statistics/records/inout=O/index.html

http://www.olympic.org

http://www.taringa.net/posts/videos/1468629/Momentos-historicos-de-los-Juegos-Olimpicos-(fotos-y-videos).html

http://www.club42195.net/

http://www.efdeportes.com/efd53/maraton.htm

.

1 comentario:

  1. Molaría una movida en la foto de la Radclife, moviendo la cabeza de un lado a otro, como los perros de la bandeja de atrás de los coches :-D

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...