lunes, 29 de diciembre de 2008

"En este país se fusila poco" /ironic>

La frase es obviamente irónica. Y de ninguna manera debe tomarse sensu strictu.
Pero ilustra muy bien el trasfondo que subyace que no es otro que la frustración, el desencanto, la desesperación, incluso la ironía o la impotencia de ver cómo las cosas se hacen mal (¿debería decir "no se hacen bien"?) falta de atención, profesionalidad, interés, capacidad, voluntad, ¿tiempo?.... simplemente dejadez... y los errores quedan impunes.

Y, en realidad, viene a denunciar una conducta muy humana: la de esperar que vengan otros detrás a solucionar los problemas que nosotros generamos o dejamos a medio arreglar.

Esto sucede de forma habitual en política, pero no únicamente.
Se produce en casi todos los ámbitos de la sociedad, se propaga hasta los detalles más nimios y nos alcanza a todos en algún momento, en nuestra doble faceta de responsbles y sufridores.


















Pueden ser cosas cotidianas, pequeñas, casi irrelevantes, detalles a menudo inadvertidos: un café desbordado; una falta de ortografía en un cartel; un cenicero vaciado en la acera; una instalación defectuosa; un reloj con la hora sin cambiar; un ticket de caja puesto del revés y que imprime los datos sobre el lado de la publicidad; ...



















Otras veces pueden ser cosas mucho más graves y llamativas: una rotonda que en vez de aligerar el tráfico lo colapsa; una obra cuyo presupuesto se duplica en el momento de la ejecución; una estación descomunal que es un horno en verano y un congelador en invierno...

















Pero lo importante no es, de hecho, el coste económico que pueda suponer su reparación, que en muchos casos es nulo, sino que demuestra una actitud poco responsable a la hora de tomar pequeñas o grandes decisiones y una escasa capacidad de valoración de las consecuencias.

Y, si me permiten, en muchos casos, una intolerable falta de respeto y un enorme menoscabo por la inteligencia humana.

Únicamente muestro las consecuencias.
Analizar las causas es otra tarea que ocupará otras páginas.

Ya hemos dado cuenta de algunas de estas situaciones en nuestras galerías de despropósitos.

























Sirva el presente texto como denuncia de estas situaciones a las que ya nos hemos acostumbrado, y también como propósito de enemienda en la parte que me toca.

martes, 23 de diciembre de 2008

Calendario 2009 por la difusión de la lectura

Para finalizar el año hemos reunido algunas de las campañas de promoción, fomento y difusión de la lectura de las que nos hemos hecho eco en estos últimos meses.

Y las hemos reunido en un calendario de 2009 para que puedan estar presentes durante todo el año.

El calendario está listo para que os lo descarguéis y lo uséis como mejor os parezca: como herramienta divulgativa, como fondo de escritorio o simplemente como recopilación de buenas ideas al servicio de la educación y la cultura.

Todas las campañas las podréis encontrar en el histórico de este vuestro blog, en las etiquetas de libro y lectura.

Que los disfrutéis: el calendario y las campañas.
.
Aquí tenéis una visualización del año completo, con la posibilidad de descargarlo en ese formato
.

.
Y aquí, los enlaces directos a cada uno de los meses por separado:

|| enero || febrero || marzo || abril || mayo || junio || julio || agosto || septiembre || octubre || noviembre || diciembre ||

Aquí tenéis la galería completa por si queréis descargarlos a menor resolución.

Espero que tengáis un buen año 2009. Y que nos sigamos leyendo.
Gracias por todo.

viernes, 19 de diciembre de 2008

Diez consejos infalibles para que los niños ODIEN los libros


















1. Cuando empiecen a leer en voz alta, interrúmpelos constantemente para marcarles sus errores.
A ti también se te quitarían las ganas de seguir leyendo.

2. Oblígales a leer.
Nada más eficiente que un simple monosílabo, “lee”, para conseguir el efecto contrario.

3. Menosprecia sus gustos y no respetes su criterio.
¿Qué es mejor, que lean lo que les gusta o que no lean?

4. Imponles lecturas.
Esa novela que tanto te gustó a su edad no tiene por qué ser de su agrado.

5. Pídeles que te hagan un resumen.
No dejes que asocien los libros con los deberes.

6. Controla todo lo que leen.
Interesarse no significa examinarlos e interrogarlos.

7. Recuérdales los beneficios de leer.
“Los niños que leen sacan mejores notas, como tu amigo”… y el chaval perdió las ganas de leer y tomó manía al amigo.

8. Relaciona los libros sólo con los deberes.
Un libro no ha de ser sólo un instrumento para aprender cosas.

9. Castígalos sin tele por no leer.
Convirtamos la tele en nuestro aliado: ¿cuántas pelísculas infantiles se basan en libros?

10. Exígeles lecturas inadecuadas.
No por ser bueno y correcto es adecuado a su edad o estado madurativo


-----------

vía: ediciona.com.

El material se ha obtenido, vía el blog arriba citado, de la campaña “Llegir ens fa més grans” que impulsa la Generalitat de Cataluña. Hace unos días se encartó en los principales diarios locales el libro "Guia pràctica per a fer fills lectors" (Guía práctica para hacer hijos lectores).
Es un librito de apenas 62 páginas en el que Joan carles Girbés, su autor, recoge de forma breve y didáctica “estrategias útiles y prácticas para fomentar el hábito lector en familia: desde consejos sobre cómo contar un cuento o cómo escoger el libro adecuado para cada edad hasta ideas sencillas para estimularlos en el gusto por la letra impresa”.

No es bueno para la mujeres: es la búsqueda de la excelencia

La elección de Inés Fernández-Ordóñez para el sillón "P" de la RAE ha ocupado algo de espacio en las secciones de cultura de los medios de comunicación. Y siempre dando relevacia al hecho de que se trata de una mujer (que hace el número 4 de 44 sillones).
Y el tono de los analistas siempre hace hincapié en que es bueno para las mujeres, porque hace justicia con la mayor presencia de la mujer en la sociedad española y porne de manifiesto su cada día mayor importancia a todos los niveles.

Ministerios de Igualdad aparte y anquilosamiento de ciertas instituciones académicas mediante, la propuesta de esta filóloga como académica, según una de sus mentoras, Margarita Salas, no lo fue por ser mujer, sino porque la RAE «busca la excelencia».

En una entrevista con ABC, la propia Fernández-Ordoñez, a la pregunta de si la RAE es machista, responde:
Bueno... Un poco sí. La proporción de mujeres académicas no está de acuerdo con el papel que representa la mujer ni en la universidad ni en el mundo de la cultura. Pero también hay que tener en cuenta que uno accede a la Academia al final de una larga trayectoria profesional, y que en la Universidad, por ejemplo, sólo hay un 15 por ciento de mujeres catedráticas.


El asunto tiene un fondo social más profundo que la mera introducción de cuotas. Se trata de entender, efectivamente, el papel fundamental que la mujer ha cobrado ya de hecho en la cultura y en la sociedad actuales, papel que todavía se ningunea desde determinados estamentos, medios y cavernas ideológicas.

Todavía me duele cuando recuerdo que María Moliner no fue aceptada en la Academia. Eran otros tiempos, dirán. Eso espero.

jueves, 18 de diciembre de 2008

Aula virtual de la Generación de 27


La Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes ha inaugurado su
Aula Virtual Generación del 27, un banco de recursos para facilitar a profesores y estudiantes de enseñanza obligatoria y de español como lengua extranjera, pero también a usuarios en general, la explotación didáctica de las obras de Lorca, Alberti, Cernuda, Pedro Salinas, Jorge Guillén y el resto de integrantes de ese importante colectivo lírico de la primera mitad del siglo XX español.

El nuevo trabajo de la Cervantes continúa la línea de otros anteriores (Aula Virtual Don Quijote de La Mancha y Aula Virtual Mio Cid), asimismo concebidos como herramientas para la explotación didáctica de los propios fondos de esta ciberbiblioteca, sumando iniciativas a la progresiva incorporación de las TIC en los procesos de enseñanza-aprendizaje.

Las actividades de esta Aula Virtual Generación del 27 se han organizado en tres niveles de actuación: para Infantil y Primaria, para Secundaria y para Bachillerato, con dos modalidades básicas de ejercicios en cada uno de ellos: autoevaluables y no autoevaluables, necesitados estos últimos de la acción del profesorado. Además, conscientes de que la disponibilidad de instrumentos informáticos en los centros educativos es todavía muy irregular, la propuesta se ha diseñado de manera que pueda dar servicio al mayor número posible de usuarios, quienes podrán resolver las actividades conectados, pero también imprimiéndolas en papel o descargándolas en sus ordenadores.

-----------------
vía: noticias de Cervantesvirtual.com

martes, 16 de diciembre de 2008

El ataque de los "Archisílabos"

Los archisílabos "son esas palabras que se van incorporando al uso cotidiano del hablante, preferidas por su mayor largura o inventadas a fuerza de estirar el número de sus sílabas" (...)
"
Así las cosas, rebosantes de términos ampulosos, nuestros discursos se vuelven a un tiempo más largos de palabras y menos sobrados de ideas. Váyase lo uno por lo otro, dirán los necios, aunque me temo que lo uno busca tan sólo encubrir lo otro."


El término lo acuñó hace 13 años Aurelio Arteta cuando comenzó a reunir esas palabras.

Según su última entrega, Aún siguen rodando, y con tal naturalidad que ya casi nadie reconoce ni usa el vocablo más corto del que procede o al que viene a suplir.
Contagiados de la jerga empresarial, los discursos son cada vez más ampulosos y más faltos de ideas
.

Así que hemos investigado un poco y hemos reunido aquí las tres entregas de las que consta, hasta ahora, la serie sobre los Archisílabos, de Antoni Arteta.

La primera entrega de la serie "La moda del archisílabo", comenzaba de esta demoledora manera:
Como se conoce que hablar en prosa era ya muy fácil, ahora nos deleitamos con la prosa archisílaba; a ser posible, requetesilábica. ¿Ande o no ande, caballo grande?; pues, valga o no valga, palabra larga. La consigna es llenarse literalmente la boca. Ante el temor a empequeñecer, nos encampanamos en nuestros vocablos y acabamos la mar de satisfechos en la grandilocuencia. Si al desgraciado circo del chiste le crecían los enanos, en , nuestro circo verbal nos crecen a ojos vistas las palabras. Por alguna regla que al psicólogo del lenguaje le tocaría desvelar, el blablablá ya no lo parece tanto cuando se torna un blablablabla. El caso es disfrazar el vacío.


Y terminaba de forma no menos contundente:
Ya se ve que este mismo proceso de envaramiento del idioma, más que un hecho 'gene ral', es un hecho generalizado. ¿Que una lengua, al fin producto histórico y cosa viva tiene que evolucionar? Pues claro, hombre, pero no está mandado transformarla sólo a golpes de pedantería, ignorancia, pereza o memez de sus usuarios. También está escrito que, quien tenga oídos para oír, que oiga.


Varios años más tarde (casi 10) vuelve a la carga con otra entrega: Arrecian los archisílabos.
Ya es que fueran preferidas a otras palabras presentes de igual significado, pero más breves, o creadas ex profeso a fuerza de estirar aquéllas, en todos los casos revelaban un gusto general por el alargamiento silábico. Todo suena como si nos empináramos sobre esos hinchados vocablos para ganar estatura, como si la pobreza de conceptos se compensara mediante la exuberancia en los términos.

Dejemos a Chesterton interpretar este fenómeno que ya denunció cien años atrás: "Las palabras largas nos pasan zumbando como los trenes largos. Sabemos que llevan cientos de demasiado cansados o demasiado indolentes para caminar y pensar por sí mismos. Las palabras largas no son las palabras difíciles; difíciles son las palabras cortas". Así se explican los archisílabos, "esas cómodas palabras largas que libran a la gente de la fatiga de razonar..."


La útima entrega es también digna de lectura:
George Orwell ya sabía algo de este fenómeno y no dejó de denunciarlo en su día. Lo que pasa es que la regla que dictó para la buena prosa en inglés ("Nunca use una palabra larga donde pueda usar una corta") parece que no vale hoy para el hablante ordinario de español. Ni siquiera para los sumos sacerdotes de la palabra pública, el político y el periodista.

Así las cosas, rebosantes de términos ampulosos, nuestros discursos se vuelven a un tiempo más largos de palabras y menos sobrados de ideas. Váyase lo uno por lo otro, dirán los necios, aunque me temo que lo uno busca tan sólo encubrir lo otro.


La recopilación de archisílabos pueden leerla directamente en los artículos originales del autor que les cito en la bibliografía.

Acusen recibo, si pueden.

------------------
Bibliografía:
Aquí están las tres entregas de la serie de Antonio Arteta:
La moda del archisílabo, El País, 21-9-1995
Arrecian los archisílabos, El País, 10-8-2005
Archisílabos, El País, 16-12-2008

lunes, 15 de diciembre de 2008

Saviano, Rushdie, Quevedo, escritores en prisión y la fábula de los monos enjaulados

El año pasado recomendábamos regalar libros en Navidad. Aquellas recomendaciones siguen vigentes, pero este año la lista va a ser más breve y le vamos a dar un tono diferente: el de la denuncia.

Hace unos días, el blog Los futuros del libro publicó un post dedicado a los "escritores en prisión" en el que afirmaba:
"pero mientras casi un centenar de escritores sigan padeciendo fementidamente en el mundo persecución y encarcelamiento, tortura y escarnio, lo más esencial de nuestras libertades habrá sido también encarcelado."


Continuaba con una relación de iniciativas destinadas a denunciar estos atropellos, y una lista de escritores "condenados" por serlo. Concluye de esta manera:
"...mientras ellos no sean plenamente libres nosotros no lo seremos tampoco, y que mientras no utilicemos la potencia de los medios electrónicos para denunciar el quebrantamiento de sus vidas, todo será cháchara digital".


Aún a riesgo de contribuir a la cháchara digital no puedo menos que aportar mi granito de arena.

Cualquiera de los autores citados en el post de Los futuros del libro merece el homenaje de la compra de sus libros o de la lectura de sus obras, aunque únicamente sea como condena a su situación de privación de libertad por el crimen de ejercer su derecho a la libre expresión.

Hay dos autores cuya inefable persecución se ha convertido en paradigma de la estupidez y la prepotencia de criminales y fanáticos: Saviano y Rushdie. Ambos condenados a muerte por hablar.

Saviano, por aquellos a quienes nombra y denuncia por sus crímenes: la Camorra.
La lectura de Gomorra estremece por la naturalidad con la que hemos aceptado lo intolerable y por la complicidad de la que somos partícipes; estremece porque nos lanza a la cara lo rentable que resulta para los opresores que miremos para otro lado. Estremece porque nos arroja la pregunta de si realmente podemos hacer algo. Qué mala respuesta tiene esa reflexión.

La condena de Rushdie siempre ha recordado, y hoy día cada vez más, a la fábula de la jaula de monos:
...la de los monos encerrados por un grupo de científicos en una jaula con una escalera en el centro y unos plátanos en el techo; cada vez que un mono intentaba subir a por los plátanos, los científicos les rociaban con agua fría a presión. Así hasta que dejaron de intentar recuperar la comida por miedo al manguerazo. Los científicos sustituyeron a uno de los monos y trajeron a uno nuevo. Ajeno a las "normas", intentó subir por la escalera; los demás monos la emprendieron a golpes con él hasta que consiguieron que dejara de hacerlo. El mono nuevo no llegó a sufrir el manguerazo de agua fría, pero le quedó claro que por la escalera no había que subir, a pesar del hambre. Los científicos sustituyeron a todos los monos originales, uno por uno. A pesar de no conocer el motivo, ningún mono subía nunca por al escalera, porque ya sabía que sería inmediatamente represaliado por sus congéneres.


¿Qué pinta Quevedo en todo ésto? Pues que fue el autor de unos versos que, todavía hoy, a pesar del tiempo transcurrido, permanencen vigentes:

No he de callar, por más con el dedo
ya tocando la boca o ya la frente,
silencio avises o amenaces miedo.


Lean a Saviano, a Rushdie a José Luis García Paneque, Dolma Kyabo... y encontrarán, no sólo literaturas de otros lugares y otras realidades, sino también la expresión libre de quienes ejercen su derecho a tener criterio propio y a expresarlo.

Os brindo este meme navideño a cuantos os apetezca contribuir.

viernes, 12 de diciembre de 2008

Libros en la Vanguardia Rusa




















Los primeros años del s. XX, coincidiendo con el periodo revolucionario, vieron en Rusia una de las etapas creativas más fructíferas y brillantes de su historia.
En todos los terrenos: arte, cine, literatura... las vanguardias supusieron también una revolución en el terreno cultural.

Buena prueba de ello es esta galería de libros, editados durante aquellos años (entre 1912 y 1917), digitalizados por The Getty, y disponibles para su descarga directa en pdf en esta dirección.

Hemos descargado todos los libros y seleccionado en esta galería una muestra de cada uno para ilustrar la creatividad que atesoran.

Después de las Vanguardias, el arte y la cultura en general ya no ha vuelto a ser los mismos.

Aquí os dejo unas muestras.























































Bibliografía
sobre las Vanguardias:

Las vanguardias literarias del siglo XX;
Introducción a las Vanguardias;
Avant-Garde (en Wikipedia);
Las vanguardias en Arte en Libertad;
La angustiosa aventura de las vanguardias;
Las primeras vanguardias;
Vanguardias rusas (exposición en el Thyssen);
Vanguardias artísticas y cultura popular;
Breve historira de la pintura rusa. Vanguardias (blog)

jueves, 11 de diciembre de 2008

La cultura en la prensa gratuita (y 2)

La cultura en la prensa gratuita: esa gran desconocida (la cultura, no la prensa gratuita)

A veces, la única cultura que se puede encontrar es ésta:
.

.
Hace unos meses os conté mis intentos por conseguir información directa acerca del tratamiento que la cultura merece en la prensa gratuita.
Me interesaba el tema por la enorme difusión que tienen estos medios y por el consiguiente descenso en las ventas de la prensa tradicional (no sólo a manos de las ediciones digitales, que también).


Como no recibí respuesta directa por parte de los medios contactados, decidí sacar mis propias conclusiones basándome en mi propia observación.

Esta observación se ha realizado consultando con cierta periodicidad (semanal, como mínimo) las web de los cuatro medios gratuitos de difusión nacional (
20minutos, ADN, Qué y Metro) y de consultar sus respectivas ediciones escritas a las que tengo la posibilidad de acceder a través de los puntos de distribución que hay cerca de casa (una ¿ventaja? de vivir en el centro).

Aquí va el resultado de nuestras pesquisas:


Sólo
ADN tiene en portada una sección específica de cultura (Cultura y ocio es el nombre pero la url es /cultura);
Pongo ADN en primer lugar porque realmente me parece la mejor (y casi la única) opción, de largo, para este tipo de contenidos: hay cine y música; y también literatura y lengua; y análisis; y algunos especiales y galerías que demuestran interés por parte del medio.

Especial mención merece la sección
"No te lo pierdas" (hacia el final de la página) en la que recopilan multitud de interesantes propuestas de cine, arte, música y libros. En el aspecto del diseño, me parece la más limpia y accesible de las cuatro. Buena y completa sindicación RSS que permite filtrar contenidos.

20minutos tiene secciones de Cine y de Música; ni una ni otra merecen mayor reseña porque los contenidos son los previsibles: actualidad, estrenos, promociones... que se pueden encontrar en cualquier lugar.
La posibilidad de sindicación es bastante completa, aunque las secciones resultan demasiado generales como para extraer información relevante sobre el tema que nos ocupa.
En Servicios hay una curriosa sección, llamada
Museo Virtual, que contiene infinidad de fotos clasificadas por temas y épocas.
Una interesante galería relegada a una esquina.

También hay sección de Tecnología, pero básicamente dedicada a temas de internet y telefonía.


Qué, tiene una sección de Cine; y otra de Gente, con Actualidad y Famosos como subdivisiones.
Para poder acceder a noticias de cierto calado cultural he tenido que usar la casilla de búsquedas, porque en la portada no hay ninguna pista de cómo acceder a ellas directamente.
Y la mayoría de los resultados dirigían a alguna de las ediciones locales. Una vez allí, las dificultades son las mismas.
No hay posibilidad de suscripción por RSS por contenidos. La suscripción lo es a las noticias de portada.
Se ve que Vocento lo tiene claro en este tema.

Metro tiene unas crípticas secciones de Explora, Diviértete; entiendo que dentro de alguna de éstas incluirán la temática cultural.
Explora está subdivida, a su vez en 3 aparatados: Tecnología, Ciencia y Medioambiente, aparatados que, si bien no suelen considerarse cultura propiamente dicha, en realidad sí son parte de la Cultura. En el momento de escribir este post, la noticia más detacada de este sección era ésta: La Moda de las bragas de la abuela.
En
Diviértete, encontramos secciones de Arte y cultura, Cine, Música, A escena, Libros y Televisión. En la de "arte y cultura", la noticia más destacada es una reseña de una faena de un torero francés en Ecuador (lo prometo).
No quiero parecer injusto. El resto de las secciones responden a lo esperado: noticias de actualidad, reportes de agencia y promociones de novedades, pero todas ellas responden a la temática indicada. Interesante al menos.

Pero los contenidos culturales no son fáciles de encontrar. No están destacados en portada y hacen falta por la menos dos clicks para llegar a ellos.

Al menos, y no es poco, tiene la posibilidad de suscripción RSS por contenidos. Recomendable en una página, a mi juicio, excesivamente abigarrada.


No entraremos a juzgar la tendencia al amarillo de ciertas noticias o la pesada publicidad que se interporne al hacer clic en alguna noticia. Entiendo que es parte del negocio.
Tampoco haré un resumen de conclusiones. Se trataba más bien de dar una somera descripción pero creo que algunas pistas han quedado claras.

--------------
(la viñeta apareció en 20minutos en su edidión en papel y no pude encontrarla on line. Pertenece a una campaña de no sé quién porque me mandaron la referencia por mail, pero creo que es un chiste antiguo)

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Durruti en casa del jefe de Falange

Un familiar colaboró durante años con una ONG.

Una de sus funciones habituales era la ir a casas que iban a ser reformadas o vendidas para recuperar todo lo que pudiera ser de utilidad para la ONG antes de que el camión de la basura se lo llevara.

El trabajo era duro pero gratificante: multitud de objetos eran reciclados y restaurados en el centro ocupacional y posteriormente vendidos a muy buen precio en el rastrillo anual: muebles, ropa, adornos, ...

Un día como otro cualquiera les avisan de que hay que ir a una casa a "vaciarla". Al parecer el único inquilino, persona de avanzada edad, ha fallecido, y la familia ofrece a esta ONG que se lleve cuanto quiera antes de proceder a la reforma integral del piso.

Normalmente son casas anónimas. Esta vez no es así. Ese fue el domicilio del Jefe de Falange de la ciudad.


De entre los objetos recuperados, y que mi familiar tuvo el detalle de hacerme llegar, se encontraba esta prenda:


Pincha para verla en grande


Viéndola, me viene a la cabeza un único pensamiento: ¿se trataba de un trofeo de guerra?

martes, 9 de diciembre de 2008

Sugerencia

Hay señales que prohiben y otras que permiten;
las hay que indican y las hay que esconden;
unas ayudan y otras confunden.

También existen las que sugieren e invitan.
.




























La fotografía fue tomada el 7 de diciembre en el casco antiguo de Alcúdia, Mallorca.

jueves, 4 de diciembre de 2008

"dejarse perder" o las miserias del periodismo deportivo

En los últimos días ha surgido un escándalo en el fútbol español: al parecer un determinado equipo habría pactado una cantidad de dinero procedente de otro club a cambio de "dejarse perder" (sic). ¿Dejarse perder? Esta expresión la he oido en, al menos, 3 medios diferentes.

¿Alquien me explica qué significa "dejarse perder"?


¿No era "dejarse ganar" o simplemente "perder"?

¿Por qué los "periodistas" deportivos desprecian tan descaradamente la mínima corrección expresiva exigible a un comunicador?

¿Por qué cuando al primero se le ocurre jugar a "neologista" los demás, lejos de corregir el error, le copian?

¿Adaptan su discurso a su público o es que dedicarse al deporte exige degradar el lenguaje y la profesión?

¿Es "el Fiti" su faro y guía? ¿Su santo patrón?

Y por último: quién me mandará a mí oir las noticias deportivas, llenas de tópicos, detalles irrelevantes, rumores, habladurías, masificación... y ya para rematar (permitan el símil "fubolero"), despropósitos lingüísticos...

Si no lo digo reviento.

martes, 2 de diciembre de 2008

Basta de sensacionalismo || Stop amarillismo










Colabora al enriquecimiento y la mejora de la calidad de los contenidos de la red:

- No divulgues ni crees contenidos sensacionalistas;

- Crea y divulga contenidos veraces y enriquecedores;

- Informa, pero no manipules con títulos y descripciones tendenciosos;

- Destaca y desarrolla lo fundamental, no los detalles escabrosos;

- Exprésate con corrección y sin ambigüedad malintencionada;

- Bienvenido el buen humor, pero no lo conviertas en una excusa;

- Respeta la opinión de los demás aunque no estés de acuerdo con ella.


Necesitamos

- Fuentes originales

- Contenidos intesantes

- Argumentos

- Colaborar al intecambio
y enriquecimiento de las ideas

- Difusión de la
cultura y la ciencia

- Humor inteligente

- Noticias veraces

- Opiniones argumentadas

- Buen humor

- Creación e investigación

- Respeto por la opinión ajena


NO necesitamos

- Rumores y bulos

- Sucesos escabrosos

- Insultos y descalificaciones

- Linchamientos

- Prepotencia y soberbia en los juicios

- Escarmientos

- Perder el tiempo

- Violencia gratuita

- Racismo

- Estupideces

- Titulares sin contenido

- Desprecio

- Copiar/pegar

-------------------


¿Le falta algo a la lista?

lunes, 1 de diciembre de 2008

Los libros están llenos de sorpresas

Con cierta frecuencia me enfrento a la empresa de encaramarme a la estantería para elegir lectura.

A veces es para comsumo propio; a veces para prestar o aconsejar; a veces es sólo por el placer de contemplar lomos, tipos, colores, formatos o de recordar portadas, texturas, reseñas... a veces en busca de material para este blog.

Pero siempre hay un momento de incertidumbre, de duda, sobre si la elección será o no acertada.


















Todo es ponerse. A veces es casi una cuestión de ubicación, o de color, o de tamaño, pero al final siempre hay una zona de la estaría que llama mi atención y me detiene. La miro con más detalle. Hay allí un libro pequeño, que ha pasado desapercibido mucho tiempo, años seguramente.






















Tapas blandas, color amarillento descolorido; papel rugoso, impresión acelerada y tipografía pequeña. Pero de título alentador. Así que, presagiando que contendrá, al menos, la misma porción de fantasía que su predecesor, resulta elegido.





























Lo dejo un instante sobre el portátil mientras me dispongo a buscar alguna referencia bibliográfcia en internet. Abro la primera página en busca de datos y....





















¿Se puede empezar mejor?

Este hallazgo merecerá un relato propio. Ahora sólo tengo que dejar que la imaginación y el trabajo me echen una mano en tamaña empresa.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...