lunes, 6 de abril de 2009

"my english is not very good" o la importancia de saber idiomas

¿Cuándo se darán cuenta los políticos de este país de que hay que saber idiomas?
La cara de Zapatero en las reuniones del G20 decía: "voy a sonreir porque, como no me entero de nada, por lo menos saldré contento en la foto".
Sin poder hablar con nadie parecía el colgao de la fiesta.

------------------------

Ya lo dije hace unos días aquí. Y pensé dejarlo correr, sin darle mayor importancia que la de mera anécdota o mero despropósito circunstancial.

Pero, pensando un poco, me he dado cuenta de que el único "mero" que había allí era el Presidente Zapatero, dicho sea "desde el respeto y sin acritud".

¿Cuándo se darán cuenta los políticos de este país de que hay que saber idiomas?
La cara de Zapatero en los posados colectivos de los líderes del G20 decía: "voy a sonreir porque, como no me entero de nada, por lo menos saldré contento en la foto".
Sin poder hablar con nadie parecía el colgao de la fiesta.

¿Quién no ha estado en una reunión en la que se ha sentido desplazado, o ha visto a otro que lo estaba, porque había una barrera lingüística insalvable?
Estas cosas pasan de estudiante o de turista. Pero es intolerable que le sucedan a un primer ministro de un país que presume de estar a la cabeza del mundo desarrollado y lleva llorando bastantes años para poder hacerse la foto junto a los que "realmente" mandan.

De entrada, señor Zapatero, “métale mano”, de verdad, a un sistema educativo en continuo deterioro; afronte que la enseñanza de los idiomas debe estar en manos de profesores especializados, cualificados y en continuo reciclaje; dele a los idiomas la importancia curricular que merecen; transmita que en el mundo en el que vivimos sirve de mucho más saber idiomas que tener decorativos cartones en los que ponga "ha realizado el curso de" (que también son importantes, qué duda cabe).

Y, como guinda, señor presidente, aprenda usted inglés para no tener que poner cara de "colgao" sonriente en las reuniones internacionales en las que se deciden nuestros destinos. Ha tenido usted 4 años como aspirante (porque supongo que ya en la oposición aspiraba a gobernar) y 5 de presidente como para poder mantener una conversación distendida e informal con cualquier líder político mundial, que, fíjese usted, hablan inglés en su práctica totalidad.

¿En qué cree que hablaban Merkel y Sarkozy en la cumbre de la OTAN? ¿Uno en alemán y otro en francés? Si así era, disimulaban muy bien o los dos sabían el idioma del otro… o hablaban en inglés.

Este país se ha pasado la vida despreciando y descuidando el aprendizaje de los idiomas, y eso se nota hasta en el gobierno.
Nos avergonzamos de nosotros mismos al hablar idiomas y nos burlamos de los demás porque sentimos vergüenza ajena porque lo hacen mal. Sirva como ejemplo el “estamos trabajando en ellou” de Aznar, quien, dicho sea de paso, se puso las pilas con el tema e intentó comunicarse en otros idiomas, cosechando no pocas burlas. Pero tuvo las agallas de aprender idiomas y de utilizarlos.

Entre tanto, seguimos sin afrontar el problema adecuadamente, ni desde las casas y familias, incentivando el estudio de lenguas extranjeras y motivando los viajes como método de culturizar y educar en la pluralidad, ni desde las instituciones con compentencias en educación, que descuidan ese aspecto de la formación y no facilitan los intercambios con el extranjero con becas adecuadas y programas de calidad (el tema Erasmus merecería un post aparte).

Andrei Gromiko, el sempiterno ministro de Asuntos Exteriores de la extinta Unión Soviética hablaba perfectamente inglés (que se sepa ningún presidente o secretario de estado de los EE.UU ha sabido nunca ruso), pero en sus entrevistas con los líderes Británicos o Estadouidenses siempre se hacía acompañar de un traductor. De este modo sabía exactamente lo que su interlocutor decía, controlaba la labor de los dos traductores y, de paso, tenía más tiempo para medir sus palabras y pensar qué decir mientras los demás perdían su tiempo en traducciones simultáneas y en comprender matices.

No sé si esta actitud le propició alguna ventaja estratégica en alguna ocasión, pero pone de manifiesto que la capacidad de comunicación es fundamental, no sólo para poder expresar y comprender opiniones sino para poder establecer simpatías, empatías, que faciliten o aclaren el intercambio de ideas.

En un mundo globalizado, todavía en España seguimos pensando “que inventen ellos”. Y ése fue el comienzo de nuestro aislamiento, que visto lo visto, todavía sigue vigente en nuestro subconsciente y en nuestro quehacer colectivo.

No se me malinterprete. En España hay muchos profesionales (tengo uno muy cerca) y políticos muy cualificados con conocimientos de idiomas y capacidad de desenvolverse en un foro multicultural y multiligüístico. Pero lo han conseguido a pesar del sistema educativo y a pesar del modelo que la clase política transmite, más preocupada en ocasiones en defender y subvencionar lenguas minoritarias, cuya fundamental utilidad es el ámbito doméstico (leáse doméstico no como "la casa" sino la zona geográfica uso generalizado o influencia directa).

Y ahora a buscar en youtube los vídeos de Aznar hablando inglés o italiano, de Franco farfullando algo que parece inglés, o de Bush balbucenado “hola amigou”. Que hay que hacer risas.

Y, a modo de curiosidad, se admiten aportaciones de políticos españoles que hayan demostrado saber idiomas.
Su turno.

23 comentarios:

  1. Bueno Obama el otro día en un acto con estudiantes, dijo "My french and german are not very good"

    ResponderEliminar
  2. Se me cae la cara de verguenza cada vez que veo a Zapatero en una reunion Internacional. Deberia ser una obligacion hablar ingles para poder gobernar en España.

    ResponderEliminar
  3. ¿Cuando se darán cuenta los políticos de la existencia y uso de una lengua internacional auxiliar, fácil , nada ambigua, y neutra como puede ser el esperanto o el ido?

    Es cuestión de meses aprender esperanto (o ido) a un alto nivel, frente a varios años que cuestan cualquier otra lengua natural.

    Aconsejo video:
    http://dotsub.com/view/54b18453-7176-44ef-b686-952b239975f9

    ResponderEliminar
  4. Y que tal si cambiamos la hora de religión por otra hora más de ingles???

    ResponderEliminar
  5. Para hacer prácticas en el Centro de Baleares en Europa, sito en Bruselas, se pide catalán nivel alto, y conocimientos básicos de francés o inglés...

    ResponderEliminar
  6. desde cuando el inglés es el idioma oficial del mundo? zapatero hace bien en hablar al menos bien en castellano... a los que no me imagino en esos eventos es a rajoy o a esperanza aguirre...

    ResponderEliminar
  7. sarkozy dudo bastante que hable en ingles, siempre lo he oido en francés

    la merkel, más de lo mismo.

    Para algo sirven los intérpretes, no sé yo

    ResponderEliminar
  8. Sarkozy dudo bastante que hable en inglés en estos últimos días, Merkel más de lo mismo.

    ResponderEliminar
  9. Un grandísimo paso sería fomentar el cine en versión original. Fuera las subvenciones millonarias a películas españolas que ya cuentan con grandes productoras detrás y tienen que espabilar... y pasarlas a las salas de versión original, a la televisión digital con emisión en dual, etc.

    ResponderEliminar
  10. Y no solo es eso... ¿alguien ha escuchado a Moratinos hablar inglés? se supone que para superar la oposición de la carrera diplomática, es necesario el inglés...y esto si que es realmente preocupante, porqué un ministro de exteriores con dificultades con los idiomas...

    ResponderEliminar
  11. Si "pierdes" el tiempo en aprender idiomas no lo puedes dedicar a escalar en el partido y nunca llegas a poder ser ni siquiera un alcalducho del tres al cuarto. O una cosa o la otra. Los politicos que hablan otros idiomas los aprendieron en tiempo de colegio, en aquellos países donde aprender otros idiomas o lenguas es algo serio.

    ResponderEliminar
  12. Pongamos los presidentes que ha tenido Cataluña durante la democracia. Jordi Pujol domina el catalán, el castellano y el alemán, y creo que se deficende en francés e inglés.
    Pascual Maragall a parte de catalán y castellano, creo que se defendia en francés e inglés.
    Montilla domina el castellano, está perfeccionando su catalán y no sé si domina otros idiomas.

    ResponderEliminar
  13. Mi opinión personal: el esperanto es 100 veces más fácil que el inglés y que cualquier idioma nacional.

    Que empiecen por ahí los políticos.

    Además, gracias a ese idioma, el aprendizaje de cualquier otro se hace más fácil y rápido, cosa que está demostrada por psicólogos, etc.

    ResponderEliminar
  14. En fin, como dijo no-sé-quién, la política es la única profesión para la que ni se exigen ni se presuponen conocimientos previos :(

    Lo de los idiomas da de verdad vergüenza ajena... pero además redunda en una menor capacidad de negociación y una posición diplomática más débil. Y si esto clama al cielo, lo de que no tengan ni idea de economía, ni de ciencia... lo que da son escalofríos y mucho MUCHO miedo :(((

    Tal vez deberíamos de pensar en algo así como unas "oposiciones a político" que hubiera que aprobar antes de poder optar a un cargo público, porque si el Gobierno fuera una empresa privada, NADIE contrataría para hacer su trabajo a una buena parte de los diputados, ministros, y desde luego al actual CEO...

    ResponderEliminar
  15. Ejemplo de político con idiomas:Javier Solana

    ResponderEliminar
  16. Er... lo siento por romperles el corazón a los esperantistas pero, aún siendo un interesante ejercicio intelectual, estudiar esperanto con el fin de comunicarse es perder el tiempo. Tuvo su momento de gloria hace casi 100 años, pero lleva sin levantar cabeza desde entonces, y me temo que ya está claro que no lo hará nunca.

    La lengua franca internacional es el inglés, no hay que ponerle más peros. El francés y el alemán son importantes para según qué, pero la primera lengua extranjera ha de ser el inglés, no doubt...

    ResponderEliminar
  17. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  18. I totally agree with you.

    But now, I would encourage you to write a new post giving ideas about how to solve the English problem in Spain. I mean, instead of being destructive, I'd suggest giving a construcive criticism.

    Y dicho esto, te propongo votar al proximo candidato a la presidencia del Gobierno que sepa ingles sea del partido que sea. ¿Te parece buena idea?

    ResponderEliminar
  19. Un artículo excelente, no te falta razón.

    ResponderEliminar
  20. Pues mira que me jode reconocerlo, pero Esperanza Aguirre, que será todo lo rastrera que queramos, habla inglés perfectamente... Quién quiere a Esperanza Aguirre como presidenta de España?

    ResponderEliminar
  21. Hay que informase un poco antes de comentar. Esperanza Aguirre tiene un excelente nivel de inglés.

    Muy buen artículo, enhorabuena.

    ResponderEliminar
  22. Ningun presidente de este pais ha sabido hablar ingles...

    ResponderEliminar
  23. Anónimo: siento contradecirte, pero Leopoldo Calvo Sotelo sí sabía inglés.

    Pero yo creo que casi nadie sabe que fue Presindente del Gobierno de este país durante año y medio, desde el golpe de estado de Tejero en febrero de 1981(era la votación de investidura de Calvo Sotelo cuando entraron en el Congreso) hasta la primera victoria del PSOE en octubre de 1982

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...