jueves, 21 de mayo de 2009

La esclavitud del cobarde

"La libertad del valiente" manifiesta una sensación, un sentimiento, una voluntad... que sólo conocen los que la han sentido o vivido.

"La esclavitud del cobarde" retrata a aquellos que no saben qué es valentía, qué es libertad y, lo que es peor, a los que no saben que son esclavos y cobardes.



------------
Hace unos días,
Mis Queridos Viajes publicó una de sus habituales "píldoras".
Las llamo así porque son pequeñas, se consumen con facilidad y brevedad, pero sus efectos se prolongan en el tiempo.

Se titulaba
La libertad del valiente.

Decía:

"Quienes son capaces de renunciar a la libertad esencial
a cambio de una pequeña seguridad transitoria,
no son merecedores ni de la libertad ni de la seguridad."
Benjamin Franklin.

¡Qué gran verdad!. Sólo los valientes son realmente libres. Creo que la euforia y la energía que acompañan un momento de valentía se deben precisamente a esa sensación de libertad, que te hace capaz de superar el miedo al fracaso.


Los efectos de estas píldoras no son inmediatos pero sí son prolongados.

Así que, pasadas unas horas, y después de rondarme el post por la cabeza, inconscientemente, le dí una vuelta de tuerca.

Y le dejé un comentario con mi versión:

Le he dado la vuelta y me ha quedado "La esclavitud del cobarde".

Tu título manifiesta una sensación, un sentimiento, una voluntad... que sólo conocen los que la han sentido o vivido.

Mi versión retrata a aquellos que no saben qué es valentía, qué es libertad y, lo que es peor, a los que no saben que son esclavos y cobardes.



Dos caras de la misma moneda; anverso y reverso.
El mismo vaso: medio lleno o medio vacío.
¿Dos formas de ver la vida y de afrontarla?

¿Dos estados de ánimo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...