jueves, 14 de mayo de 2009

¿Por qué leer literatura?

Cuando descubro un arquitecto, un ingeniero, un médico, un periodista, un estudiante, un ciudadano común y corriente; leyendo un poema, cuento, novela u otra forma de expresión estética; le atribuyo casi inmediatamente (en el ámbito urbano) una calidad humana, comprensión racional de los hechos y una mentalidad abierta a las circunstancia reales. Posiblemente este entusiasmo no se traduzca en todos aquellos que leen literatura. Pero la mayoría de ellos evita tanta tozudez que enferma la sociedad.

En una época en que la complejidad comunicativa ha cosificado la mente humana, esquematizado la visión del mundo, mecanizado el pensamiento humano, subordinado la razón a la imagen, la lectura literaria se convierte en una de las pocas formas de ejercer la libertad. No puedo olvidar que la sociedad contemporánea está hecha de palabras que integran, excluyen, jerarquiza, mercantilizan, discriminan a los seres humanos mediante discursos políticos, teorías científicas y determinaciones jurídico-administrativas.

Entonces nada me complace tan gratamente como el hábito de lectura literaria que pone en cuestión todos estos procesos cognitivos. Las otras lecturas me permiten ampliar el conocimiento, descubrir nuevas verdades, proponer soluciones concretas, pero sólo la literatura me permite ejercer la imaginación, comprender la condición humana y -paradójicamente- trascender las apariencias que se construyen mediante los discursos no literarios. Y puedo ver claramente la otra cara de las manifestaciones del poder en distintos ámbitos de la sociedad.

-----------------------

¿Por qué leer literatura?. Bladimiro Centeno Herrera

Lectura e DesEquiLIBROS.

1 comentario:

  1. Siempre que leo una novela descubro que no solo leo, sino que realizo otras actividades de manera simultánea.

    Primero la de imaginar, imagino el escenario en cuestión, trato de "ver" lo que me pide, el escritor, que vea. Luego coloco en ese escenario a los personajes, los visto con las características que el escritor les ha dado, los veo moverse y los veo comportarse de manera coherente al relato.

    Voy analizando lo que ocurre, el por qué de esto o de lo otro, voy analizando la forma de relatar del escritor, para poder predecirlo, para poder saber hacia donde va la acción, hacia donde va el relato.

    Atesoro palabras, palabras que desconocía, a veces, palabras que redescubro y me re-enamoran.

    Y tantas otras cosas...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...