lunes, 22 de junio de 2009

Cuando "dramaturgo" es sinónimo de "canalla"

El RAE define dramaturgo como "autor de obras dramáticas".

Y define obra dramática como "Aquella en que los aspectos infaustos dominan en algunas situaciones o en su desenlace"; infausto como "desgraciado, infeliz"; y desgraciado como "perverso, ruin, miserable".

Y se cerró el círculo.

Hay un canalla que firma sus despreciables panfletos como "dramaturgo". Ahora lo entiendo: lo hace para no firmar como lo que es.

Por respeto al resto de los dramaturgos que sí merecen ese nombre en su calidad de autores y creadores, este sujeto debería firmar como lo que realmente es y de lo que realmente ejerce.

Alfonso Sastre es un canalla por dos motivos: por respaldar, encabezar, justificar y apoyar a los asesinos fascistas de ETA, poniendo su cara y su quehacer diario en servirles de instrumento para sus miserables medios; y lo es es por adulterar de forma bastarda la palabra dramaturgo, por utilizarla como eufemismo de "intelectual" para justificar lo injustificable.

La náusea me impide seguir escribiendo.


No habrá enlaces a sus funestas palabras ni a su obra. Ni unas ni otras merecen la cita.
Pero sobre todo, no los merece la catadura de la persona.

2 comentarios:

  1. Apoyo todas y cada una de tus palabras

    ResponderEliminar
  2. ¿Alfonso Santre o Alfonso Sastre?

    Da igual el apellido, coincido contigo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...