viernes, 5 de junio de 2009

Lectura y sentido del humor

Que la lectura nos hace mejores es un tema que ya hemos tratado otras veces. Con voz propia o a través de la de otros.

Esta vez es lectura y sentido del humor. Más sentido del humor que lectura.

Y es que, en estos tiempos tan escasos de una y de otro, hemos encontrado un buen cóctel de ambas, que se resume en la anécdota de un enfermo Bernard Shaw y la plegaria de un Tomas Moro ya preso.

Cuentan de Bernard Shaw, Premio Nobel de Literatura y ganador de un Oscar, en 1938 que:

...estando internado en un hospital, la enfermera que lo atendía le dijo que por prescripción médica solamente debería tomar media taza de té y media galleta.

Molesto por tal prescripción, y una vez ingeridos los escasos alimentos, el afamado escritor le solicitó a la asistente que lo cuidaba si podía hacerle el favor de llevarle un sello postal.
–Si usted me pregunta por qué –le dijo en tono amable–, es porque después de comer siempre me gusta leer un poco.

La plegaria de Tomás Moro suena un poco más dramátrica porque ya no saldría vivo de su cautiverio:

Dame la gracia de saber reír una broma
a fin de poder disfrutar algo de la vida
y ayudar a que también disfruten los demás.


Dice Ramón Durón en el artículo citado más abajo y que sirve de insperación para este apunte que:

"La gente comienza a ser feliz cuando es capaz de reírse consigo y de sí misma; hay que reírnos de las cosas buenas y malas que nos suceden, reírnos abiertamente soltando el exceso de equipaje, descubriendo que creemos en la vida, en los valores… en los logros".


Lean y sonrían, pues.
Y me voy a permitir reinterpretar un párrafo de Ramón Durón en términos de lectura, porque, con frecuencia, sonrisa y lectura exploran los mismos territorios interiores:

(Sonreír) Leer nos lleva a reconocer nuestros errores, analizarlos y dejarlos ir, impidiendo que nos quiten el impulso para seguir creciendo; nos conduce a cultivar el silencio, para escuchar el alma; nos lleva a no exigirnos perfección ni esperarla de nadie; a descubrir nuestras fortalezas, debilitar nuestras debilidades, permitiéndole al alma sacudirse los polvos de aquellos lodos, creer en nuestros sueños… ser un eterno niño.

---------------------------

Leer para ser Mejores
Ramón Durón Ruiz


En cierta ocasión, al escritor irlandés George Bernard Shaw, ganador del Premio Nobel de Literatura, en 1925, y de un Oscar, en 1938, le sucedió que, estando internado en un hospital, la enfermera que lo atendía le dijo que por prescripción médica solamente debería tomar media taza de té y media galleta.

Molesto por tal prescripción, y una vez ingeridos los escasos alimentos, el afamado escritor le solicitó a la asistente que lo cuidaba si podía hacerle el favor de llevarle un sello postal.
–Si usted me pregunta por qué –le dijo en tono amable–, es porque después de comer siempre me gusta leer un poco.

El buen sentido del humor es curativo, otorga grandes beneficios a nuestro cuerpo, ataca directamente las hormonas del estrés; independientemente de producir placer constante, desarrollando y fortaleciendo el sistema inmunológico.

“El humor es el camino más directo para conectarnos con nosotros mismos y mejorar la relación con los demás. Sufrir ante los problemas representa una actitud negativa ante la vida, reír en medio de los mismos representa una actitud positiva; la diferencia es considerable tomando en cuenta que el humor provoca respuestas fisiológicas benéficas en nuestro cuerpo”.

El humor es una profunda fuente de bienestar, es medicina pura para el alma y el cuerpo. Mediante la risa el cuerpo encuentra un balance y recibe como recompensa la salud. El sentido del humor nos regala la risa; un proceso profundo que beneficia todos los aspectos de nuestro ser: el espiritual, el emocional y el físico.

La gente comienza a ser feliz cuando es capaz de reírse consigo y de sí misma; hay que reírnos de las cosas buenas y malas que nos suceden, reírnos abiertamente soltando el exceso de equipaje, descubriendo que creemos en la vida, en los valores… en los logros.

Sonreír nos lleva a reconocer nuestros errores, analizarlos y dejarlos ir, impidiendo que nos quiten el impulso para seguir creciendo; nos conduce a cultivar el silencio, para escuchar el alma; nos lleva a no exigirnos perfección ni esperarla de nadie; a descubrir nuestras fortalezas, debilitar nuestras debilidades, permitiéndole al alma sacudirse los polvos de aquellos lodos, creer en nuestros sueños… ser un eterno niño.

Sonreímos ante la adversidad para dejar nuestra timidez de lado y enfrentar los retos que tenemos en mente; sonreímos para no pasar indiferente ante los milagros y bellezas de la vida y no desviar los ojos ante quien solicita ayuda; sonreír olvidando los comentarios negativos, los prejuicios, empezando a ser nosotros mismos, es decir, a crecer espiritualmente, aceptando los cambios y preparándonos para crecer.

Estando preso Tomás Moro, en 1525, escribió la siguiente plegaria:

Concédeme, Señor, una buena digestión
y, si puedes, algo que digerir…
concédeme la salud del cuerpo,
y el buen sentido que se necesita para conservarla.

Concédeme un espíritu sano que sepa escoger lo que es bueno,
pero que no se asuste a la vista del pecado,
para que pueda poner de nuevo todo en orden…
concédeme una mente que nunca sepa lo que es el aburrimiento,
y no permitas jamás que me preocupe demasiado
de esa criaturilla tan presuntuosa que se llama ‘yo’…
concédeme, finalmente, Señor, el divino sentido del humor.

Dame la gracia de saber reír una broma
a fin de poder disfrutar algo de la vida
y ayudar a que también disfruten los demás.
Amén”.

Leer para ser mejores.
Ramón Durón Ruiz

2 comentarios:

  1. La expresión de una armonía entre el intelecto, la razón y la emoción, es una sonrisa verdadera, no tan ruidosa pero tampoco tan suave que no se deje oír.

    Esto es, lo que sucede al ser humano en su deseo insaciable de encontrar en si mismo una razón superior para expresar su sentimiento más allá de las palabras, o las letras.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Hola en este preciso momento estoy navegando por la red y me encontré con tu blog que seguramente esta muy bueno, pero me es imposible verlo a todo, es por eso que te mando un saludo y espero que le sigas poniendo tantas ganas como hasta ahora. Hasta pronto.


    Firma: http://lomascodiciadodelplaneta.blogspot.com

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...