martes, 7 de julio de 2009

Idiotez* extrema

Me contaron que la expresión "Gotelé extremo" para referirse a la sala de los derechos humanos de la sede de la ONU en Ginebra -pintada por Barceló- era obra de "Fedeguico".

Como el "vocero" no me merece respeto intelectual alguno tomé el exabrupto como lo que es: un despropósito a la altura de su (presunto) autor.

Pero heme aquí que la expresión no es suya. Es de un redactor de La Razón, al que le debe costar mucho rellenar su columna periódica con algo más que sensacionalismo barato, dado que la llenó de tópicos y demagogia disfrazados de audaz crítica política.

El texto está reproducido más abajo y enlazado en la bibliografía.

La (nula) profundidad de análisis del texto no va en desmedro de su nivel intelectual; todo lo contrario: va en desmedro.

Así que pongámonos a su altura. El autor demuestra ser un "
Engreído sin fundamento para ello" (segunda acepción del término "idiota", según la RAE) y se muestra "Demasiado convencido de su valer", que es la definición de engreído.

Es una perfecta muestra de determinado periodismo en este país: insultos, risitas, chanzas, bromitas, demagogia, ningún análisis, inexistencia absoluta de argumentos...

Y también es una muestra del estado de la cultura y el arte contemporáneos.
Nadie se molesta en explicarlos ni en entenderlos.

Y los que deben comenzar con esta labor son precisamente aquéllos que sólo los que los utilizan como arma arrojadiza y no como herramienta de formación y educación.

Y es que es más fácil criticar que comprender; trivializar que explicar.
Y, sobre todo, la intención real de la mayoría es adoctrinar, y la cultura (la crítica de ella) es una buena manera de empezar.

Se cerró el círculo. Con idiotas acepción 2 conseguimos idiotas acepciones 3 y 4.


-------------------------
Gotelé extremo

20 Noviembre 08 - Pablo MOLINA

La decoración de la sala del palacio de la ONU en Bruselas dedicada a los derechos humanos ha sido encargada a uno de los artistas más comprometidos del panorama actual, Miquel Barceló, que ha llevado a cabo la obra de arte en un tiempo record. Tampoco hay que asombrarse demasiado por la rapidez del artista, dado que no es que haya pintado un inmenso mosaico con cientos de figuras humanas y escenas alegóricas. Es más bien una cosa más prosaica, como de gotelé, pero en plan «extreme», que es lo que corresponde a un artistazo que se va a embolsar cinco millones de euros por realizar esta obra inmortal, llamada a convertirse en la nueva Capilla Sixtina. La obra de Barceló, con su yeso proyectado y sus pijotronchos colgando a modo de estalactitas, extasió a los Reyes, a Sonsoles y a Zapatero, que el día de la inauguración miraban arrobados esta maravillosa recreación de una cueva del pleistoceno, aunque más limpia y sin bisontes. Moratinos también tenía la boca abierta, pero en él es una expresión habitual, por lo que no es seguro que compartiera con el resto de invitados el mismo entusiasmo. Lo mejor de todo es que parte del dinero para financiar esta mano de gotelé con colorines procede de los fondos de ayuda al tercer mundo, con lo que en el África profunda los negritos son hoy más felices. No comen ni tienen vacunas, pero la creación de Barceló es una compensación suficiente. Con sus pijotronchos y todo. ¿Será por pasta?


---------------------
Bibliografía

* Idiota: acepción 2.
Gotelé extremo

3 comentarios:

  1. En mi humilde opinion la cúpula es una grandisima mierda que encima de fea, mal hecha:

    http://www.artespain.com/05-12-2008/noticias/la-cupula-de-barcelo-en-la-onu-se-cae-rumor

    ResponderEliminar
  2. la sala de la ONU en Bruselas...????????????????????????????????????

    ResponderEliminar
  3. tsetse: Ginebra... ups! Es lo que tiene copiar y pegar.

    Gracias.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...