viernes, 10 de julio de 2009

Leer

Elige tu propio motivo.


“Leer. Leer sin ganas. Leer por aburrimiento. Leer para no hacer ruido. Leer para dejar que tu padre duerma la siesta. Leer porque no te dejan poner la tele. Leer porque ya nadie quiere contarte un cuento. Leer porque te han castigado sin salir. Leer porque estás en la cama con fiebre. Leer porque estás solo.

Leer porque imitas a tus hermanos mayores. Leer porque lo hace tu madre. Leer libros para niños. Leer novelas que no te dejan leer. Leer hasta que te apagan la luz. Leer sin leer, pensando en otra cosa. Leer en la biblioteca. Leer todos los libros de la biblioteca infantil. Leer porque tu hermana lee en la cama de al lado. Leer libros de Tintín en casa de tu abuelo.

Reir porque tu tía llora con una novela. Llorar porque te da pena el abominable hombre de las nieves. Leer y leer y leer cinco líneas sobre sexo. Leerlas y leerlas una vez más.

Leer porque quieres estar solo. Leer porque te sientes solo. Leer porque te crees distinto. Leer para encontrar almas gemelas. Leer aquello que aún no has vivido. Leer para llenarte la cabeza de pájaros.

Leer para presumir. Decir que has leído un libro que no has leído. Resumir libros en literatura que no has leído. Sacar buenas notas en literatura haciendo resúmenes de libros que no has terminado. Leer para imitar lo que que has leído. Leer para fardar. Leer para ligar. Leer para consolarte de un abandono. Leer por falta de planes. Leer por falta de amor. Leer porque se ha ido con otra. Leer para que no digan. Leer mientras esperas. Leer sentado en el wáter. Leer para dormirte. Leer para poder hablar con él. Leer el libro que él te recomendó. Leer para sorprenderle.

Leer por puro gusto. Leer por vaguería. Leer porque no te gustan los deportes. Leer porque no tienes un duro. Leer para olvidar. Leer para recordar. Leer para aprender. Leer un coñazo impresionante. Leer un libro que no quieres que se acabe. Leer el libro de un amigo. Leer todos los libros de un hombre que te gusta. Leerle el pensamiento. Leer el libro que él está leyendo. Leer el libro que él querra leer después.

Leerle a tu hijo. Leerle hasta que se quede dormido. Leerle hasta que te quedas dormida. Leerle el Tintín que tú leíste. Leerle cuando se muere el Abominable Hombre de las Nieves. Leerle y consolarle luego su llanto inconsolable. Leerle para que aprenda a estar solo. Leerle para volver a vivir la infancia. Leerle por gusto. Ver cómo un hijo lee. Releer. Leer sólo lo que te gusta. Leer sólo aquello que te emocione. Leer por amor. Leer a su lado.“


---------------
El texto lo obtuve este apunte de Miguel Angel Vázquez, cuya autoría él mismo roconoce desconocer. Suscribo además la reflexión inicial.
Investigando un poco creo que el texto es de Elvira Lindo.

4 comentarios:

  1. ... y hacer como que lees y espiar a través del agujero del periódico...
    ;-)

    ResponderEliminar
  2. Leer para aprender a escribir "elige" en vez de "elige"

    ResponderEliminar
  3. Leer, leer, leer, vivir la vida
    que otros soñaron.
    Leer, leer, leer, el alma olvida
    las cosas que pasaron.
    Se quedan las que quedan, las ficciones,
    las flores de la pluma,
    las solas, las humanas creaciones,
    el paso de la espuma.
    Leer, leer, leer; ¿seré lectura
    mañana también yo?
    ¿Seré mi creador, mi criatura,
    seré lo que pasó?

    Unamuno

    ResponderEliminar
  4. Muy, muy bueno... Me ha dejado con una sonrisa y más de un recuerdo.
    Un saludo, me ha gustado mucho tu blog =D

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...