sábado, 25 de julio de 2009

Libros prohibidos, libros que asustan

"Los libros asustan. Muchos son odiados y por eso en todas las culturas existe y ha existido la censura, unas veces de forma brutal y otras, disimulada detrás de presiones económicas o sociales. Y si los poderosos los temen, se debe sobre todo a que expresan conceptos contrarios a su ortodoxia o a que las ideas que contienen, se pueden transmitir con más rapidez que un reguero de pólvora."


Con este párrafo comienza el artículo que les traigo hoy, Libros Prohibidos, libros que asustan, de Mario Alfageme en Narrador.es.

Se trata de una pavorosa lista de libros "prohibidos" por las estrechas mentes de quienes vieron peligro en la discrepancia, por quienes vieron amenazada la fuerza por la razón, por quienes, en fin, debieron leer los libros en vez de quemarlos.

Algunos de los títulos representan muy bien unos tiempos, ya casi extintos en la sociedad del bienestar, en los que literatura era una herramienta de lucha, de denuncia y de concienciación; otros son best-sellers que difícilmente se encontrarían en la lista de libros peligrosos si no fuera porque la estupidez humana campa por sus respetos.

Podríamos encontrar muchos más ejemplos, y quizá más dolosoros (pregúntenele a Galileo, por ejemplo) pero los aquí mostrados son una buena muestra de lo que la intolerancia, la incultura, y la ignorancia pueden llegar a provocar.

Así que mi consejo es que los lean todos.

----------------

Libros Prohibidos, Libros que Asustan

Los libros asustan. Muchos son odiados y por eso en todas las culturas existe y ha existido la censura, unas veces de forma brutal y otras, disimulada detrás de presiones económicas o sociales. Y si los poderosos los temen, se debe sobre todo a que expresan conceptos contrarios a su ortodoxia o a que las ideas que contienen, se pueden transmitir con más rapidez que un reguero de pólvora (ver: Bibliocausto: Las Hogueras Malditas).

Por eso a lo largo de la historia muchos han sido los libros censurados, destruidos y escondidos en un intento, por suerte inútil, de evitar que la verdad o el simple divertimento llegara a todos los mortales.

Estos son algunos de los títulos que han sufrido la ira de los gobernantes en diferentes momentos momentos de su azarosa vida.

“Las Aventuras de Tom Sawyer” de Mark Twain, que estuvo prohibida en algunos estados de Estados Unidos por ser considerada racista y xenófoba.

“Alicia en el País de las Maravillas” de Lewis Carroll, que fue censurado en China por colocar en el mismo estrato social a los hombres y a los animales.

“Harry Potter” de J. K. Rowling, es desaconsejada su lectura, por numerosas comunidades religiosas del mundo entero, por considerarlo diabólico.

“Versos Satánicos” de Shalman Rushdie, condenado a muerta porque algunas comunidades religiosas islámicas consideraron que la sátira que hace sobre los tabúes del Islam, son blasfemos.

“1984” de George Orwell. Fue perseguido porque las autoridades consideraron en su día que era pro-comunista y que las alusiones al sexo, era demasiado explícitas.

En 1559, la Iglesia Católica estableció el Index Librorum Prohibitorum et Expurgatorum, o Índice de Libros Prohibidos, con el que pretendía preservar la fe de los analfabetos campesinos de las perniciosas y aperturistas ideas que venían de afuera. Entre las obras que prohibía leer se encuentra la obra completa de René Descartes, la de Erasmo de Rotterdam, Émile Zola u Honoré Balzac entre otros.

Actualmente el Opus Dei cuenta con un listado en el que se valoran del 1 al 6 la peligrosidad de algunos libros; estando marcados por el 1 aquellos volúmenes que pueden ser leídos por todos y por el 6, los que necesitan permiso especial para hacerlo. Para que os hagáis una idea, “El Nombre de la Rosa” de Umberto Eco, está calificado con un 5.

Supongo que el resto de religiones, sectas religiosas o asociaciones de pararafernalia mística, tendrá su propio listado censurado, con el que pretenden lo de siempre: que no pensamos, que obedezcamos a ciegas, que depositemos cualquier decisión en sus manos y que nos comportemos como ellos, arbitrariamente, han decidido que es mejor. Independiente de lo que dios piense.


-----------------

Bibliografía:

Libros Prohibidos, Libros que Asustan, Mario Alfageme en Narrador

3 comentarios:

  1. En el Opus Dei no existe actualmente ninguna lista con esas calificaciones. Anda usted un poco retrasado.

    ResponderEliminar
  2. "Allí donde se queman los libros, se acaba por quemar a los hombres"
    Heine

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...