domingo, 16 de agosto de 2009

"Hemos realizado nuestro sueño... y hemos dado todo lo demás a cambio"

Estas palabras son de Kurt Diemberger, después de sobrevivir a una brutal experiencia en el K2.

Desde ese día, la frase resume perfectamente el espíritu y la motivación de los alpinistas.


Este apunte está escrito el día 13 de agosto, temprano por la mañana (hora española), cuando el equipo de rescate preparado para evacuar del Latok II a Óscar Pérez tiene que posponer su primer intento por problemas logísticos.

Óscar ya lleva varios días colgado en la montaña.
En este momento pienso, como hacía el protagonista de "Sostiene Pereira", que tener preparada la necrológica con antelación me ayudará a redactarla de forma desapasionada.
Y de paso, a tener el trabajo adelantado ante un inminente desenlace.


Mientras escribo estas líneas deseo no tener que darle al botón "publicar entrada".
De momento le doy a guardar como borrador, con la amarga sensación de que quizá tenga que editarla en pocas horas, quizá días.

A los periodistas deportivos se les llena la boca al decir que lo deportitas de élite están hechos de "otra pasta".
Y es verdad. El entrenamiento, la dedicación, el esfuerzo, la constancia, el sufrimiento cuando se rinde al límite... son valores que los definien y les confieren un aire de heroicidad.


Pero los alpinistas son de otra pasta de esa otra pasta. No hay dinero por el medio, ni grandes patrocinadores, ni TV en directo, ni tertulias radiofóncas haciendo juicios de valor, ni prensa contando los detalles más irrelevantes (hay alguna excepción, cierto, pero son eso: excepciones).

Los alpinistas están solos consigo mismos en un combate cara a cara en el que la naturaleza, y no la tecnología o el dinero, marca los límites.


Óscar Pérez ha muerto solo, herido, colgado a más de 6000 metros, inmovilizado, y los esfuerzos por rescatarle se han topado con las dificultades propias de la escasa rentabilidad mediática.

Pero no me da lástima. Quien lucha por conseguir sus sueños merece un infinito respeto, aunque el precio que haya tenido que pagar sea "todo lo demás".

Buen viaje Óscar.

Desde aquí brindo por todos los que le precedieron. Por su memoria y por su ejemplo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...