jueves, 30 de mayo de 2013

A hombros de gigantes. If I have seen further, it is by standing upon the shoulders of giants


"A hombros de gigantes" es una de las frases más legendarias de la Historia de la humanidad.*
"If I have seen further, it is by standing upon the shoulders of giants"

La frase se ha utilizado en numerosas épocas y obras y con diferentes sentidos y objetivos.

Veamos algunos casos en los que queda demostrada la deuda que los grandes nombres tienen contraída con aquellos que les precedieron o en quienes se inspiraron. Y no únicamente en el terreno de la ciencia.


Juan Sebastián Elcano ha pasado a la historia por ser el primer marino en culminar la circunnavegación del globo terreste. Pero no hay que olvidar que la expedición la comandaba originariamente Fernando de Magallanes, que falleció a medio camino, en Filipinas.

Darwin es considerado el padre de la teoría de la evolución de las especies y de la selección natural. Gracias, entre otras cosas, al año Darwin, se ha reivindicado la figura de Wallace, que llegó a las mismas conclusiones de forma independiente. Ambos mantuvieron correspondencia, lo que ayuda a comprender que Darwin no prentendió apropiarse de las ideas de otro sino que tuvo más coraje y medios para desarrollarlas.

Amundsen se llevó los laureles por sus exploradciones polares y por ser el primero en conquistar el Polo Sur, pero lo logró, entre otras cosas, gracias a la competencia que mantuvo con Scott, que se llevó la peor parte, como a estas alturas todo el mundo sabe.

.
 Hillary y Tensing fueron los primeros en ascender al Monte Everest (la montaña más alta de la tierra, “el tercer polo”) en el año 1953. Casi nadie recuerda que tres días antes de su hazaña, Evans y Bourdillon, los inicialmente llamados a culminar la gesta con éxito, tuvieron que retirarse cuando sólo les separaba de la cumbre una arista de 400 metros de distancia y 90 metros de desnivel. 
Su retirada, seguramente, les salvó la vida, y, de paso, abrió un hueco en la historia a otros alpinistas.
Estos días se cumple el aniversario de su ascensión.

Armstrong, Aldrin y Collins son los nombres de quienes cumplieron la promesa de Kennedy de llevar, y traer de vuelta sano y salvo, a un hobre a la luna.
Los nombres de los tripulantes de las otras misiones Apollo nadie los recuerda. Pero sin ellos los tres elegidos no habrían ido muy lejos.
Mención expresa merecen los tripulantes del Apolo I, que fallecieron al producirse un incendio durante unas pruebas: “La tripulación del Apolo 1 estaba compuesta por el comandante Virgil Grissom (apodado Gus) y los pilotos Edward White y Roger Chaffee. Iban a ser la tripulación de la primera misión del programa Apolo. En honor a ellos, la NASA renombró Apolo 1 a la misión”.

• Si Alejandro Magno llegó tan lejos es, entre otras cosas, porque tuvo como tutor y educador a Aristóteles. Eso no significa que siguiera al pie de la letra sus enseñanzas y consejos, pero sí pone de manifiesto que, con frecuencia, de los mejores maestros surgen los mejores discípulos (como también se deduce de que el propio Aristóteles fue discípulo de Sócrates, a través de otro grande: Platón)

José Celestino Mutis fue un excelente naturalista y botánico que desarrolló sus investigaciones siguiendo los trabajos de Linneo, con quien tuvo una interesante y enriquecedora relación epistolar. Su presencia en los viejos billetes de 2000 pesetas dan fe de su relevancia.

Françoise Barré-Sinoussi y Luc Montagnier vs. Robert Gallo y el virus del SIDA
Françoise Barré-Sinoussi y Luc Montagnier aislaron el virus de SIDA y lo purificaron. El Dr. Robert Gallo, Estadounidense, pidió muestras al laboratorio Francés, y adelantándose a los franceses lanzó la noticia de que había descubierto el virus y que había realizado la primera prueba de deteccíón y los primeros anticuerpos para combatir a la enfermedad. Después de diversas controversias legales, se decidió compartir patentes pero el descubrimiento se le atribuyó a los dos investigadores originales que aislaron el virus, y solo a ellos dos se les concedió el Nobel conjunto junto a otro investigador en el 2008, reconociéndolos como auténticos descubridores del virus. Aceptándose que Robert Gallo se aprovechó del material de otros investigadores para realizar todas sus observaciones.En este caso, quizá no pueda decirse que Gallo fuera un gigante, pero su intento de aprovechamiento del trabajo ajeno devino en el reconocimiento de los auténticos descubridores.

Alexander Graham Bell fue considerado el inventor del teléfono, junto con Elisha Gray. Sin embargo, Bell no fue el inventor de este aparato, sino solamente el primero en patentarlo. Esto ocurrió en 1876. El 11 de junio de 2002 el Congreso de Estados Unidos aprobó la resolución 269, por la que se reconocía que el inventor del teléfono había sido Antonio Meucci. Meucci sólo pudo, por dificultades económicas, presentar una breve descripción de su invento, pero no formalizar la patente ante la Oficina de Patentes de EE.UU.
Reseña sobre la historia de la invención del teléfono.

• Una situación similar se proujo en Marconi y Tesla por el tema de la invención de la radio.


¿Algún ejemplo más que, seguro, que los hay?

---------------------
*Fue escrita por Isaac Newton en una carta a Robert Hooke, hacia el año 1675.
Newton se encontraba enzarzado con Hooke en polémicas epistolares acerca de la famosa 'Ley de la gravitación universal', y escribió "Si he visto más lejos es porque estoy sentado sobre los hombros de gigantes", en clara referencia a científicos de la talla de Kepler, Copérnico o Descartes.
Sin embargo, la cita no era nueva. Al primero que se le atribuye es al teólogo y filósofo Bernardo de Chartres, que vivió en el siglo XII.

A hombros de gigantes
. Podcast de RNE.


---------------------
Bibliografía
• En esta ocasión los enlaces de la bibliografía están situados en el cuerpo del texto.
A hombros de gigantes. Podcast de RNE.

1 comentario:

  1. Solo un apunte, Aristóteles fue discípulo de Platón, quien si que fue a su vez discípulo de Sócrates. Aristóteles nunca fue discípulo de Sócrates, recibió gran parte de sus enseñanzas por parte de Platón, pero Sócrates murió en el 399 a.c, y Aristóteles nació 15 años más tarde.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...