viernes, 6 de noviembre de 2009

Bloguero; blog-ego

¿Bloguero ≠ blog-ego?

Ambos son legítimos. Pero:
¿En qué momento pasamos de ser uno a ser otro? ¿Por qué es un camino de una única dirección?



Admiro a los blogueros.

Porque divulgan: cultura poco conocida, ciencia accesible, iniciativas educativas, historias edificantes, sabia investigación, opinión certera, novedades interesantes, humor inteligente, creación alternativa;


Y en esa tarea divulgativa invierten tiempo, conocimientos, experiencias y sabiduría aun a sabiendas de que la difusión de su iniciativa tendrá un impacto relativo.

Reconocen el mérito ajeno, promueven y contribuyen a la difusión de inciativas interesantes y comparten sus hallazgos para beneficio de la comunidad.

Admiro a los que argumentan sin caer en la provocación. A los que buscan, encuentran y comparten.


Admiro, en fin a los que buscan una cabeza con la que medirse.



Detesto los blog-egos.


Porque se divulgan únicamente a sí mismos: en los enlaces que comparten, en las conversaciones en las que participan, en los debates en los que intervienen;

detesto que olviden citar los méritos ajenos, que reivindiquen para sí la autoría de cuanto se hace y dice; que busquen público cautivo para dar difusión a sus movimientos; que oculten sus auténticas intenciones intrusivas y manipuladoras bajo la máscara de benefactor.


Detesto a los que solo se mueven porque van a salir en la foto; a los que se engríen en público de su “grandeza”; a los que no paran de autocitarse en todos los foros y redes sociales; a los que no abren más puertas que las que conducen a su propia soberbia.

Detesto a los que no hacen otra cosa que autojustificarse, utilizando como argumento el desprecio por las críticas.


Detesto a los que, desenmascarados, niegan, huyen, rabian, lloran y descalifican lo que antes era la panacea.

Detesto a los que desprecian la inteligencia de los demás y pretenden pornerla a su servicio.



¿Soy acaso yo mejor que otros?
No, desde luego.
Soy bloguero y blog-ego. Soy objetivo, soy subjetivo.


De esto trataba el apunte.





















La viñeta es de JRMora

8 comentarios:

  1. Hay un máxima, no sé si escrita, en el mundo de los blogs de enlazar o referir las fuentes consultadas... en otros medios no ocurre.

    ResponderEliminar
  2. los glogleros teneis unas maneras muy muy educadas,
    en fin, ego te absolvo
    en nombre del padre del hijo y del espíritu santo,
    y de penitencia de esta confesión te me tomas tres caña

    ResponderEliminar
  3. Una de las buenas cualidades de un blog es que exige estar en forma con una esgrima permanente contra el ego.
    Muy buena la viñeta.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...