martes, 3 de noviembre de 2009

El Tragaldabas

Dice el RAE que tragaldabas es un término coloquial que significa "Persona muy tragona".

Pero no da más indicaciones sobre su etimología. Y como nos tememos que no sea aquélla la única acepción moderna, vamos a investigar nosotros, un poco, para ilustrar su versión más actual.

Dice el RAE de Aldaba:

(Del ár. hisp. aḍḍabba, y este del ár. clás. ḍabbah, literalmente, 'lagarta', por su forma, en origen semejante a la de este reptil).
1. f. Pieza de hierro o bronce que se pone a las puertas para llamar golpeando con ella.
2. f. Pieza, ordinariamente de hierro y de varias hechuras, fija en la pared para atar de ella una caballería.
3. f. Barreta de metal o travesaño de madera con que se aseguran, después de cerrados, los postigos o puertas.


Sobre tragar creo que no hace falta explicar mucho más.
Sólo un apunte del Diccionario Etimológico de la Lengua Castellana de Joan Carominas (en su versión abreviada):

Voz propia del castellano y el portugués... Origen incierto. Probablemente del latín Draco, -onis, mostruo devorador, del cual existe una antigua variante Traco, de principios del siglo VII. (también aplicada a un sumidero que se traga las aguas de la tierra, acepción en la cual tuvo curso en la Edad Media en varios países de lengua latina.

Y menciona como palabra Compuesta, ya documentada en 1739, tragaldabas.

Sobre Aldaba, Corominas no nos aporta mucho más, salvo la primera aparición documentada:
"1343. Del árabe dábba "barra de hierro para cerrar una puerta", cerradura de madera", "hembrilla del pasador".


¿Qué significa, pues, tragaldabas?
Pues el que traga aldabas.

Esto es una aldaba:





















¿Qué significa, ahora, traga-aldabas?


Ver también ¿Qué faré mamma? Meu al-habib ešt ad yana

4 comentarios:

  1. Aldaba también es usado a veces como sinónimo de pene, así que un tragaldabas podria ser un comepo...

    ResponderEliminar
  2. El neutro “esto” no lleva tilde, pues sólo funciona como pronombre, nunca como determinante demostrativo.

    ResponderEliminar
  3. Ana Coluta: en casa del herrero, cuchillo de palo.
    Un lapsus. Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Yo me quedo con la 3º acepción de aldaba, que por tamaño y aspecto parece más susceptible de ser tragado por una persona que come sin mesura que una aldaba de las que están fijas en la pared.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...