viernes, 27 de noviembre de 2009

"Francamente, Dios hizo el mundo en siete días". El buen impresor

El sino del impresor amateur es la desdicha.

Tenía que imprimir una Doctrina Cristiana que empezaba con la frase "Dios hizo el mundo en siete días"; y quería a toda costa emplear en el libro sagrado la mejor capitular que tenía: una hermosa mayúscula de misal, vestida de rojos y oros vivos, con ángeles azules y festones de flores, bandas y columnas simbólicas, pájaros vistosos.

Ahora bien, el libro empezaba por "D", y la mayúscula historiada era una "F".

El impresor se decidió a tocar levemente el original, e imprimió así:

"Francamente, Dios hizo el mundo en siete días."

(Y es lástima que no fuera erudito en doctrinas heterodoxas, porque pudo haber puesto, con mayor sentido: "Finalmente, Dios hizo el mundo en siete días". ¡El principio del fin!).


Alfonso Reyes. Obras Completas, vol II, Letras Mexicanas, Fondo de Cultura Económica, México D.F. 1956. Reimpresión de 1995, pag. 313


-------------
Bibliografía
• Página dedicada a Alfonso Reyes en el Centro Virtual Cervantes.
Alfonso Reyes en wikipedia.
Alfonso Reyes en Internetaleph.

-------------
El texto, que no conocía, le encontré a través de Verborrea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...