miércoles, 2 de diciembre de 2009

¿Y quién defiende a los creadores?

En defensa de los derechos de los internautas, y en su nombre, hay decenas de gurús, movimientos sociales y manifiestos promoviendo la libertad de consumo, difusión de contenidos y privacidad, entre otras cosas.

En defensa de los derechos de los autores, fundamentalmente músicos o la industria del cine, hay también muchos gurús y sociedades gestores caducas que pretenden hacer valer derechos adquiridos y privilegios, los suyos propios muchas veces, negándose a actualizar sus modelos de negocio.

Pero ¿quién defiende a los creadores?

- Los internautas, no, porque superponen su derecho a estar por encima en su reivindicación de acceso universal a la cultura.

- las entidades gestoras, tampoco, porque intentar mantener un status quo superado por los acontecimientos, la tecnología y la demanda social.

- Las intituciones públicas se olvidan de la cultura cuando recortan bruscamente los recursos a ella destinada para dedicarlos a asuntos más "rentables" y cuando no encuentran más solución que restringir.

- Las instituciones privadas miden sus ayudas y esfuerzos en función de intereses de difusión masiva, prestigio o desgravación fiscal.

- La industria obedece a criterios de rentabilidad.

- La enseñanza tiene otros problemas más acuciantes que solucionar.

- La prensa, tanto escrita como digital, hace tiempo que sustituye, salvo honrosas excepciones, sus secciones de cultura por ocio/espectáculos o se dedica a la promoción descarada de los "afines" ideológicos o a sus grupos empresariales.

¿Entonces?

Los creadores están abandonados a su suerte porque nadie defiende sus intereses.
Y por creadores incluyo no únicamente músicos o cine -que parece que son los únicos que existen- sino escritores, actores, teatro -desde clásico a títeres-, dubujantes, pintores, artistas en general y, por supuesto, divulgadores y creadores en internet, blogs y redes sociales incluidas.

Ha llegado el momento de crear nuevas sociedades de autores que respondan en sus objetivos a las nuevas demandas sociales, nuevas formas de distribución, de acceso, de consumo, de compra/venta...

Pero, por favor: empecemos a hablar de Cultura y no en nombre de la cultura en función de nuestros intereses particulares.

Pero este debate nace muerto de origen.

Como, por desgracia retrata muy bien Días de futuro pasado en su apunte "La blogosfera cultura, una ilusión".

3 comentarios:

  1. Pues yo sí creo que hay quien defiende a los autores, pero no voy a hablar aquí de mi empresa.
    Lo que no queremos los ciudadanos, no segmentemos en "internautas" o "no internautas" es que un organismo no judicial pueda cortar previamente accesos a webs y requerir datos para luego se el que ha sido incomunicado pueda recurrir. El proceso si ha de ser ha de ser previo y judicial. Pero eso de los jueces molesta porque no ven el delito en los enlaces. Y es importante porque afecta a todos y a todo. Es una vulneración de las reglas del juego.
    Es muy difícil que alguien no infrinja unas leyes de propiedad intelectual cada vez más, y nunca mejor dicho, desconectadas de la realidad de Internet y así será fácil que las voces críticas puedan ser silenciadas.

    ResponderEliminar
  2. oneras: Si estoy de acuerdo con el manifiesto.

    Únicamente me parece que los creadores quedan excluidos como si fueran una parte del problema, cuando en realidad son igual de víctimas.

    (Entiéndase "creadores" en su sentido más amplio, y no en el restricitivo de los que más ruido hacen)

    ResponderEliminar
  3. Mi pregunta es, ¿por qué han dejado de actualizar los blogs que citas? Quizá es por falta de soporte. Si no se incentiva no hay tutía.

    También te diré que con los años he aprendido a olvidar qué es cultura (como tantas otras cosas), y así poder navegar y caminar por la calle sin que nada chirríe.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...