martes, 9 de febrero de 2010

La alternativa a la ausencia de matemáticas son los bárbaros

Los imperios, como las personas, tienen sus ciclos vitales.

Nacen, viven, mueren. El imperio romano no fue una excepción. Cabe entonces preguntarse por todo lo que contribuyó a su decadencia.

E inmediatamente parecen mil razones que justifican su decrepitud.

Sin embargo, hay una razón que también debería tenerse en cuenta y es el nulo nivel matemático de los romanos.

Pueblo pragmático y aplicado, poco se preocupó del desarrollo científico.

Y la falta de nuevos avances matemáticos frenó sin duda su desarrollo (incluido el militar).

Con sólo matemáticas no se sostiene un imperio, pero sin ellas tampoco.

La alternativa a la ausencia de matemáticas son los bárbaros.

¿Lección aprendida?

------------
Entrada realizada con motivo del Primera Edición del Carnaval de matemáticas que eliatron ha puesto en marcha y que se desarrollará toda esta semana de 8 al 15 de febrero; y es el complemento al entremés que publicamos ayer con el mismo motivo.

El texto es de Claudi Alsina, publicado en su libro "El club de la hipotenusa". Ariel, Madrid 2008.

3 comentarios:

  1. Una manera un tanto discutible de hablar sobre el final del imperio romano, pero no te voy a quitar parte de razón, sin matemáticas no hay progreso.

    Eso sí, con matemáticas, también se puede llegar al fin, tal y como le pasó a los Griegos o a los Persas.

    ResponderEliminar
  2. Sabemos que Roma está en llamas, Rafa, pero parece que a nadie le importe. Y no sólo por las matemáticas.

    ResponderEliminar
  3. Una cosa es defender las matemáticas, y otra desde luego esto XD.

    Como dice Milhaud, sin matemáticas no hay progreso, pero vamos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...