miércoles, 24 de febrero de 2010

Todos los tontos tienen buena letra (Sobre Alejandro Dumas)


…dijo la madre de Alejandro Dumas (padre)* tras hojear el cuaderno de caligrafía de aquel mocetón… "malo para las ciencias -se quedó en la multiplicación, escasamente-, y para las letras, malo, salvo esa habilidad, que nunca valoraron en su casa, con el tintero y el papel de una raya".

Esta mujer, "faltona y ordinaria", era Marie Cessette, esclava negra de Santo Domingo (en la biografía de Alejandro Dumas, hijo, se dice que era de Haití) con quién se casó Thomas-Alexandre Dumas  -Marqués Antoine Alexandre Davy de la Pailleterie- que tuvo el mal gusto de morirse cuando el chaval tenía 4 años, dejando a la familia una escasa pensión. Esto motivó que Dumas recibiera una deficiente educación escolar.

Poco podía sospechar aquella mujer que sería esa buena letra precisamente la que le ayudaría a instalarse en París en 1823, entrando al servicio del Duque de Orléans como escribiente, gracias a su perfecta caligrafía.

Una vez allí, continúa su formación de forma autodidacta y comienza a escribir, y para 1831 ya es un autor de éxito, "exito que continuará a lo largo de su carrera literaria con el género de su predilección: el drama y la novela histórica. Se dice que fue el introductor del Romanticismo en el teatro francés, mostrando personajes orgullosos de sus propias pasiones".

En 1838 murió su madre, de la que siempre cuidó. Con seguridad fue consciente de que su hijo era muchas cosas, pero no tonto.

Autor prolífico, recurrió a la ayuda "notoria" de ayudantes para escribir sus novelas. Eso le ayudó a atender la demanda del público, que aumentaba cada día.
Todo lo que ganó, y no fue poco, se lo gastó en fastos y fiestas, castillo incluido, y en ruinosos negocios.
Viajó mucho, y esos viajes fueron fuente de inspiración para sus relatos, muchos de los cuales se publicaban por entregas en lo diarios de la época, para beneplácito de sus numerosos seguidores.

Es seguramente uno de los autores más profíficos de la literatura francesa, y tal fue su reputación que se le atribuyeron algunas novelas que nunca escribió, publicadas con su nombre con un claro interés comercial.

En 2002 recibió un reconocimiento póstumo, pospuesto durante décadas. Wikipedia lo describe así:
"Sepultado en el cementerio de su pueblo natal Villers-Cotterêts hasta el 30 de noviembre del 2002, cuando el Presidente francés Jacques Chirac ordenó fuera sepultado en el Panteón de París.

Su cuerpo fue exhumado y en una ceremonia televisada fue depositado en el mausoleo, junto a otros ilustres escritores de Francia. El presidente francés reconoció que este hecho no se había llevado a cabo antes por el racismo que prevalecía en la sociedad y reconocía que la Francia ha tenido muchos escritores ilustres, pero ninguno tan leído como Dumas, ya que sus libros se han traducido a más de 100 idiomas.

En su alocución, el Presidente Chirac dijo: "...Con Ud, nosotros fuimos D'Artagnan, Monte Cristo o Bálsamo; recorrimos las calles de Francia, participamos en batallas, visitamos palacios y castillos; con Ud, nosotros soñamos..."

Dumas también tiene un monumento en la Plaza de Malesherbes de París, que fue inaugurado en 1883. Esta estatua fue diseñada por Dore, y junto a la imagen en bronce del escritor, aparece su personaje más destacado, el famoso mosquetero D'Artagnan.

Escribió teatro, novelas, libros de viajes, novelas de terror, biografías, novela histórica y relatos cortos e incluso infantiles y hasta un manual de cocina.

Aunque no debería ser necesario citarlas, éstas son algunas de sus obras más conocidas, con sus enlaces a la Bilioteca Digital Dumas para su lectura y descarga:

Curiosa fue la relación que mantuvo con su hijo Alexandre Dumas (hijo)*, con quién mantuvo más de una, y más de dos, polémicas literarias.

Así termina la reseña que de él hace Jesús Marchamalo en 44 escritores de la literatura universal:

"… mientras recordaba, lágrimas en los ojos, la muerte del mosquetero Porthos. «Tuve que matarlo», susurraba, mientras se miraba, sorprendido, las manos. Enormes como él".





* Por desgracia, la manía de ponerle a los hijos el mismo nombre que al padre provoca, como en este caso, que haya que añadir un molesto paréntesis para diferenciar a uno de otro.

--------------

Bibliografía:

• Jesús Marchamalo; 44 escritores de la literatura universal, Siruela. Madrid 2009.
Biblioteca Digital Dumas."El único lugar correcto para obtener buenos libros digitales de Alejandro Dumas"
Club Dumas. (Eng)
Alejandro Dumas en wikipedia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...