miércoles, 10 de marzo de 2010

El primer mártir intelectual

No se ha conservado ninguna de sus obras -al parecer no escribió ninguna porque creía que cada uno debía desarrollar sus propias ideas- y tuvo que ser uno de sus discípulos quien dejara constancia de algunos de sus "diálogos".

Su influencia en el pensamiento occidental y, acaso, universal, es indudable. Discípulos suyos fueron algunos de los más sobresalientes personajes de la época.

Pero terminó condenado a muerte por una sociedad que no supo ver la trascendencia del personaje. Nos referimos a Sócrates.

A día de hoy, su método todavía resulta genial por sencillo, y cualquier personaje público que se precie intenta utilizarlo con mayor o menor éxito: partiendo de la premisa de que todo vicio es el resultado de la ignorancia, utilizó, como método de reflexión, el diálogo para conseguir que sus interlocutores mostraran el verdadero conocimiento que tenían sobre las cosas. Fingiendo desconocimiento, preguntaba a la gente "qué es" (tí estí), para luego hacerles notar sus errores de concepto y análisis: la mayéutica:
Su método constaba, pues, de dos fases: la ironía y la mayéutica cuya finalidad, en última instancia, ha de posibilitar encontrar una definción universal.
En la primera fase el objetivo fundamental es, a través del análisis práctico de definiciones concretas, reconocer nuestra ignorancia, nuestro desconocimiento de la definición que estamos buscando. Sólo reconocida nuestra ignorancia –de ahí su famosa: “sólo sé que no sé nada”- estamos en condiciones de buscar la verdad. La segunda fase la mayéutica o arte de dar a luz, consistiría propiamente en la búsqueda de esa verdad, para llegar, finalmente, a esa definición universal, ese modelo de referencia para todos nuestros juicios morales, a los que Sócrates ayudaba a alumbrar.
La dialéctica socrática irá progresando desde definiciones más incompletas o menos adecuadas a definiciones más completas o más adecuadas, hasta alcanzar la definición universal, fin último de su método.

Lo cierto es que Sócrates fue acusado de impiedad y de corromper a los jóvenes. Investigando un poco se ve claramente que las acusaciones fueron formuladas por resentidos o temerosos.

Conducta que, como se ve, no ha cambiado nada en casi 2500 años.


El juicio fue bastante sonado en la época; fueron dos de sus contemporáneos (Platón y Jenofonte) los que describieron en su momento y gracias a ellos sabemos más o menos cómo se desarrolló.

















Indro Montanelli, en su "Historia de los griegos" lo describe así:

-------------------

A la regla de sabia tolerancia hacia sus adversarios, la democracia hizo una sola excepción, en perjuicio del hombre más grande de los atenienses vivos y que no era adversario: Sócrates.

Su condena queda como uno de los mayores misterios de la Antigüedad. Obedeció a los Treinta y denunció el mal gobierno de los Critias. Escapaba de colaboracionismo y no era susceptible de depuración. De hecho, sus adversarios le acusaron en el plano religioso y moral. La imputación que se le dirigió en el 399 era de impiedad pública respecto a los dioses, y corrupción de la juventud. El jurado estaba compuesto por mil quinientos ciudadanos. Y en la tribuna de la Prensa, estaban Platón y Jenofonte, cuyas reseñas son los únicos testimonios dignos de consideración del proceso.

Los motivos pasionales se sobrepusieron a todo criterio de justicia, mostrándonos así la psicología del pueblo griego.

De los tres ciudadanos que habían presentado la querella, Anito, Meletos y Licón, el primero tenía motivos de rencor.

A Sócrates se le reprochaba tener entre sus discípulos a Alcibíades y a Critias, pero ambos se habían apartado del Maestro muy pronto. En cuanto a sus costumbres sexuales, en la Atenas de aquel tiempo no era motivo de escándalo.

La comedia de Aristófanes indicaba las causas reales, ya que era un aristócrata en el sentido intelectual, pobre, vestido como un andrajoso y nadie podía reprocharle la menor deslealtad respecto el Estado democrático, sino todo lo contrario.
Como filósofo, exigió que las leyes estuviesen a tono con la justicia , mandando a sus discípulos que se cumpliese. Preparaba una clase política instruida que gobernase según justicia.

Todo ello, la plebe no lo sabía, por no poder seguir la dialéctica socrática, pero lo intuía, e instintivamente le odiaba. Aristófanes, no fue más que en intérprete de aquella protesta plebeya, la cual pretendía oponer a Sócrates un sentido común y estaba animada por la envidia que todos los hombres mediocres sienten hacia los de intelecto superior, ya que la gente de cultura constituían una restringida minoría en medio de una masa de bajo nivel, de la que procedía la mayoría de los jurados y la del público que sobre aquéllos reflejaba sus propias pasiones. Sin embargo, es de creer que difícilmente se habría llegado a la condena, si el mismo Sócrates no hubiese puesto lo suyo para provocarla. Se defendió, pero se lanzó a la más orgullosa e inoportuna apología de sí mismo, proclamándose invertido por los dioses de la misión de revelar la verdad. Los jurados trataron pararle en ese peligroso camino, pero no les escuchó y pidió además de se absuelto, ser proclamado bienhechor público.

Así, según el enjuiciamiento ateniense, los veredictos eran dos: afirmar o negar la culpabilidad y determinar la pena, proponiendo una el acusador y otra el acusado, eligiendo el tribunal una de las dos. Así, Meletos pidió la pena de muerte, mientras que Sócrates, ser alojado en el Pritaneo, desairando a público, jueces y jurados. De éstos setecientos ochenta votaron a favor de la pena capital y setecientos veinte en contra, por lo que podía proponer una alternativa.
Al principió se negó, pero rindiéndose a las súplicas de Platón y otros amigos, se avino a pagar una multa de treinta minas, que aquellos se declararon dispuestos a pagar. El jurado se volvió a reunir, pero los votos partidarios de la pena de muerte habían aumentado en ochenta.

De este modo, fue encarcelado, donde era visitado por sus discípulos, quienes le vieron morir a los setenta años.

Así, Sócrates sabía que el sacrificio de la vida aseguraría el triunfo de su misión. Los frutos no tardaron en madurar, apenas había muerto, Atenas se rebeló contra quien había provocado la condena. Meletos fue lapidado, Anito desterrado.


-------------------

Añadamos al relato un párrafo de wikipedia:

Los seguidores de Sócrates le recomendaron huir, lo cual era esperado (e incluso habría sido aceptado) por la ciudadanía; pero él se negó por principios. Por coherencia con su propia filosofía de obediencia hacia las leyes, llevó a cabo su propia ejecución bebiendo la cicuta con la cual lo habían provisto. Así, se convirtió en uno de los primeros de los escasos "mártires" intelectuales.

Seguramente Sócrates fue víctima de su propia soberbia intelectual al pretender usar la ironía como argumento de defensa.

Pero también fue coherente con sus ideas y prefirió acatar las leyes, aun cuando le condenaban a muerte.


Tenía 70 años, mucho para la época, así que quizá pensó que su legado perduraría con un fin tan "dramático".
En general, Sócrates es visto como una figura paterna, sabia y benévola, martirizada a causa de sus creencias intelectuales. Así fue exactamente como lo presentaron Platón y Jenofonte, por lo cual no es sorprendente que el mito de Sócrates y su ejecución haya tomado existencia propia, alejada del hombre histórico cuya verdadera visión política posiblemente no lleguemos a conocer jamás.

--------------

Bibliografia


Historia de los Griegos; Indro Montanelli.
Sócrates y su mundo.
El juicio de Sócrates.
• Imagen: "La muerte de Sócrates", de
Jacques-Louis David

1 comentario:

  1. Hola.
    Antes de nada, perdona que te escriba esto como un comentario, pero es que no vi tu email en el tu blog
    Soy el webmaster de publizida.es

    Publizida BLOG'S es un ranking / directorio de clasificación de blogs en español, creado con el único propósito de dar a conocer los mejores blog's

    Registrando su blog en Publizida BLOG'S accederás al servicio de estadísticas gratuitas y podrás participar en el TOP.RANKING
    También puedes acceder a la valoración que los usuarios hacen de su página.

    Y lo mas importante...
    darte a conocer y aumentar el numero de visitantes a tu BLOG de manera totalmente gratuita.

    Si te interesa puedes darte de alta
    ALTA DIRECTORIO DE BLOGS

    o visitanos en ......

    DIRECTORIO DE BLOGS

    HTTP://PUBLIZIDA.ES

    Muchas Gracias por tu tiempo... y disculpa si no fue la mejor manera de darme a conocer.

    Un saludo.

    DAVID T.
    Webmaster de Publizida.es

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...