viernes, 12 de marzo de 2010

Milana bonita, milana bonita...


    milana bonita, milana bonita,
repetía mecánicamente,
y, en ese instante, un apretado bando de zuritas batió el aire rasando la copa de la encina en que se ocultaba.

----------------
Miguel Delibes. Los santos inocentes.



Una frase para resumir la obra literaria de quien fue, sin duda, uno de los mejores.

La "e" minúscula está de luto. 

----------------
Bibliografía:

3 comentarios:

  1. Me siento un poco triste hoy. Tenía mucho aprecio a Miguel Delibes. De pequeño, los profesores me "obligaron" a leer El Príncipe Destronado. Lo que en principio para un niño fué un coñazo y una obligación, al final se convirtió en una nueva afición: la lectura.

    Gracias Miguel...

    ResponderEliminar
  2. Todos aquellos que crecimos con sus libros estamos de luto. Yo no sé si estoy especialmente triste, porque lo que ha ocurrido es ley de vida. En todo caso, estoy muy emocionada y hasta un poco alegre: me alegra comprobar tanta unanimidad, tanta coincidencia, tanta gratitud, tanto respeto, tanto cariño. Si echamos un vistazo a los blogs, nos damos cuenta de ello: la gente se ha volcado. Un saludo desde la biblioteca del IES "Barrio de Loranca" y enhorabuena por el blog.

    ResponderEliminar
  3. "Al palpar la cercanía de la muerte, vuelves los ojos a tu interior y no encuentras más que banalidad, porque los vivos, comparados con los muertos, resultamos insoportablemente banales."
    Me ha llegado al buzón esta frase de Miguel Delibes y, además de conmoverme tanta humildad en una persona tan poco banal, creo que es un buen pretexto para la reflexión.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...