jueves, 22 de abril de 2010

Libro viene del latín liber; Libre viene del latín: liber. Leer es ser libre. Es lectura; es cultura

La frase que da título al apunte la twitteó Fernando, de Territorio enemigo, hace unas semanas.
Me gustó y decidí tomársela prestada para alguna ocasión.

Hoy me sirve para introducir el apunte en el que voy a recoger vuestras aportaciones a la campaña Es lectura; es cultura que lanzamos hace unos días con motivo del día del libro.

Muchas gracias a todos por vuestra participación.
Y a los que no habéis participado, gracias igualmente por vuestra paciencia y comprensión.




 

 















Vamos allá:

-----
• Jio, de literaturame.net

Me compré una Xbox para leer menos.
No, no, en serio.
Me estaba gastando mucha pasta mensualmente en libros, y luego esto ocurre como el síndrome de Don Quijote; bueno, y como dice un amigo mío en el bar: que por leer más no vas a ser más listo.

De niño cayó en mi poder un exlibris que decía “Libros: drogas sugeridas, tentaciones permitidas”, y sí, realmente es así. El exlibris pertenecía a una importante editorial española, de las que se preocupan por el fomento de la lectura con regalos, atenciones y que todo se traduzca en lectores contentos y venta de libros. Claro.
El problema que tengo ahora es que estoy enviciado a las peleas del Son Goku en la maquineta, pero como cada vez domino más el juego vuelvo a leer, muchos, libros.
Es más, acabo de poner publicidad de una conocida web de venta de literatura por internet en Literatúrame y ahora compro libros con ficha de empresa, me hacen un pequeño descuento y todo eso.
Ya les digo, tarado perdido.
Como digo más de una vez, no lean, es malo para la salud mental. O quizá no….



-----
Mariela Gómez Ponce  de Periodismo, Comunicación y Educación:

Me ha atrapado un librito que leía por mi trabajo y que ha pasado a ser un compañero de viaje que estoy a punto de terminar. Se llama Letra Muerta y está escrito por Juan José Millás... De cerca, le sigue otro libro que saltó a mi bolso desde algún stand de la feria del Libro de Zaragoza, se llama Mujer en Guerra y es ...precioso. Es un libro de Maruja Torres y con eso, lo he dicho todo. Enhorabuena por la iniciativa.



-----
Otto Garcia, a través de facebook, nos cuenta:

 
Leo libros de divulgaci ... Ver másón científica, orientados gran parte de ellos a la fisica moderna, lo hago en casa cuando tengo tiempo, ya que si salgo es para casos concretos, no suelo salir si no es necesario.
Cada dia leo alrededor de 150 entradas de diferentes blogs de tecnología, cultura, ciencia, fotografía... [incluido DesEquiLIBROS ;)] 

 
Leo siempre en solitario, pienso que es algo personal y un libro es parte de tu mente pues la alimenta y el libro acabara formando parte de ella, no debe pues entonces haber intermediarios, es un ritual intimo entre el libro y yo.
Personalmente las novelas literarias no son mi fuerte, desde que lei las lecturas obligatorias en 3º de ESO no he leido novelas por mi cuenta, mis gustos son de divulgacion, de saberes, e prensa de opinión e información. Uno de mis libros preferidos es Historia del tiempo de Stepehn Hawking y E=mc2 de David Bodanis, interesantísimos los dos que no pararia de releer nunca, lo recomiendo a todos los que les guste la ciencia.
Un saludo.



 
----- 
Adriana Pérez Ramirez, también a través del muro de facebook:
Leer es una forma de ejercer la libertad. Leer es tener alas y volar. Es un derecho inalienable y una conquista histórica primordial del ser humano. Leer es un acto íntimo, de extrema libertad.



 
----- 
• Noemí Pastor Martínez, de Boquitas pintadas:
 

"Leo novelas policiales en papel. Todavía no me animo con el e-book: voy a dejar que pase un tiempo.
Los diarios, sin embargo, los leo en la pantalla de mi ordenador; excepto los gratuitos, que me los dan en la boca del metro. Porque leo mucho en el transporte público.

Leo también en los ratos tontos: mientras espero a una amiga en un restaurante; en el cine, hasta que apagan las luces; o cuando alguien llega tarde a una reunión, que es casi siempre. Entonces leo cosas que me interesan y me he imprimido de blogs y webs.

También leo en el gimnasio. ¿Qué? Lo que hay: a veces la prensa deportiva, aunque me entretienen más las revistas de cotilleos. A veces dan mucho miedo, pero me sirven para recordar en qué mundo vivo."
Gracias por invitarme a participar y feliz Día del Libro.




 

-----
Eliatron, a través de un DM en twitter, aserguró que programaría una entrada para el día 23 sobre el tema.
Les invito, pues, a visitarle para conocer su reflexión sobre el tema.


 

-----
Yahuan dejó un comentario en el blog:

 
A mí me gusta leer los blogs que tengo en lista, esos los puedo leer en cualquier momento, pero tengo muy poco tiempo para ellos.

Para la lectura de libros necesito tranquilidad, silencio, temperatura agradable. Leo en formato digital como papel, intento leer de todo menos cosas de miedo o irrespetuosas, pero lo que más me gustan son los textos espirituales (yo los llamo así), entre los que destaco a Miguel Delibes, el Realismo Mágico (El Amor En Los Tiempos Del Cólera o Cien Años De Soledad destacan para mí), también novela de acción. Teatro me gusta menos, pero también leo; y la poesía me gusta más, pero me es difícil de leer en continuidad, de hecho creo que si la leo en continuidad ya no me gusta.

En resumen, que para leer se necesita tiempo y ganas de un disfrute de la parte alta de la persona humana.

Leo por obligación de los estudios textos de anatomía, fisiología, histología y práctica clínica; a veces puede ser entretenido, pero ya se sabe que la obligación lo empapa todo de un lodo que estropea.



-----
• Dolors Reig, de El Caparazón también dejó un comentario en el blog y ha publicado un apunt en su blog con sus recomendaciones: Larga vida a la lectura.
 

Curioso. Leía hace poco en un medio digital cómo los niños ya no distinguen entre libros de papel y ebooks. Todo son libros...
Las editoriales no lo reconocen pero viven asombradas de las cantidades de talento que internet ha desvelado.

No tiene sentido, más que en términos ecológicos, ya, en mi opinión, la diferencia entre tinta digital o hecha de átomos.

Somos lectura, somos cultura, realmente. En mi caso, rodeada mientras escribo de los libros de otros tiempos, desde Dostoievsky hasta varios "volúmenes" en inglés sobre tendencias web que me llevo de viaje por si la batería del portátil no es suficiente, pasando por "la poesía de aquellos tiempos". No soy fiel en cuanto al formato, el tema, el tono, ni siquiera en cuanto a la obligatoriedad o no de una lectura. Si algo es bueno, no tiene barreras. Hoy, solamente alas.



-----
Re-sonando también su unió a la campaña con su reflexión:

La lectura no es que sea cultura es que la cultura se mueve a través de la lectura de una forma uniforme y universal al ser humano. es cierto que hay otros sentidos a través de los cuales conocemso el entorno qu enos rodea, ahora bien, el que mayor cantidad de información recibe en una sociedad como ésta a la que eufemísticamente llamamos civilizada es la vista y a través de ella... la lectura.

Entendamos por lectura cualquier forma de adquisición de información del mundo que nos rodea ya que un ciego no ve pero sí lee con el tacto y los audiolibros o un sordo no oye pero ve textos que relaciona... siempre vamos haciendo "lecturas" de loq uenos sucede y eso unificado en el conjunto social qu enos toca vivir crea una "cultura social" que es la gestadora de una normativa que nos conduce a un crecimiento, que debería ser más espiritual pero esta no es al menos ahora la cuestión.

Creo que ambos términos son recíprocos también, la lectura es cultura y la cultura es a través d emuchas lecturas d emuchos hechos acaecidos en la vida, así pues a la pregunta en cuestión mi respuesta es clara: SÏ.



-----
• Antonio, de Re(paso) de lengua nos cuenta:

Quería hablar de ello en mi blog, pero, como dices, es difícil encontrar huecos en la agenda.

Por mi oficio, me han interesado especialmente los clásicos de la literatura hispánica, tanto española como americana. Sin embargo, en los últimos tiempos estoy disfrutando de una manera especial la novela de género, sobre todo la policiaca y la de ciencia-ficción. Dedico buena parte del verano a la novela negra, con clásicos como Hammett, Chandler, etc.

Para el invierno, sin embargo, he optado por la ciencia-ficción, con Bradbury, Wyndham, Simak, etc. Además, he reservado para estos últimos autores el soporte del libro digital, casi como homenaje a su faceta visionaria.

Al margen de todo ello, sigo leyendo algunas novedades editoriales, generalmente de sellos minoritarios como Impedimenta o Acantilado.
Un saludo y gracias por la propuesta.



-----
Majo, también dejó su aportación en un comentario

Hola, me apetece sumarme a tu iniciativa.

Bueno, siempre me gusta decir que se lea todo, que se lean cómics, cuentos, narraciones, leyendas, novelas, ensayos, poesía...

En meses húmedos y fríos leo más prensa. Los fines de semana son para el periódico y su semanal. Una vez al mes toca comprar la revista de divulgación de siempre -y también la más reciente y no menos buena-; las voy alternando.

En verano leo libros, casi nunca los de actualidad. Me gusta ir a la casa de mis padres y rebuscar clásicos, o rastrear y pillar gangas de autores de los que supimos mucho en el Instituto pero a los que tal vez nunca llegamos a leer como merecían.

El verano pasado cayeron "Niebla", "Platero y yo", "El bosque animado" y alguno más que ahora no recuerdo. Disfruté como una enana de esas tardes largas y cálidas, y espero el verano que casi llega para buscar unos cuantos más y adentrarme en ellos, como el que se adentra en mundos tridimensionales a través de la planicie de una hoja de papel.

Ahora, que aún no salimos del todo del frío y la humedad a los que me referí antes, saboreo las Joyas Literarias que colecciono con El País. Quizás luego sea cuando me lance a las novelas que originaron tantas secuelas en forma de cómic, serie de televisión o película.

Pero leer, como pintar, pienso que hay que leer de todo. El pintor aprende la base, luego elige su camino, sus tonalidades y su técnica. No despreciar nunca ningún estilo a priori. Intentarlo al menos.

Saludetes y gracias por la promoción que haces tanto de la lectura como de la buena ortografía (se hace lo que se puede :))



-----
• Lu, de quien no puedo dar más referencias digitales, nos dijo:

"No buscamos títulos o autores concretos, aunque también serán bienvenidos, sino más bien hábitos y consejos."

Seré fiel a tu petición de no dar títulos concretos, sino de hablar de hábitos.
En mi caso, la lectura está estrechamente asociada a la comodidad. Me gusta sentarme en el suelo rodeada de cojines y con un poco de música, a ser posible. Esto es lo que me gusta, pero no siempre puedo hacerlo, por lo que acabo leyendo en la cocina, mientras se cuecen las alcachofas o sentada en una silla en el hospital o en las vigilancias del instituto. Entre cojines, prefiero la novel; en otros ambientes improvisado, me inclino por la prensa, la poesía y el ensayo breve.



-----------------------
Hasta aquí las respuesta directas obtenidas. 

 
Quizá haya alguien más que haga su aportación de su propio blog.

 
En todo caso, han sido muy numerosas las sugerencias y propuestas de lectura que han aprecido estos días en diversos medios y bitácoras. Una sencilla búsqueda os dará un sinfín de recomendaciones si no sabéis qué leer o qué libro regalar.

 
Como dice Manuel Seara Valero para despedir de su podcast de divulgación científica A hombros de gigantes:

 
Nos vemos en el próximo apunte: hasta entonces, recuerden: nada mejor que un buen libro.

4 comentarios:

  1. jajajajaja.... mi texto es contracultural, casi casi.... saludos. y que te regalen muchos libricos mañana mister rafa.

    ResponderEliminar
  2. Rafa: en casa del herrero cuchillo de palo. Pero dejaré al menos mi aportación a través de este comentario.
    Pensando en el asunto, aunque no es la primera vez, me he dado cuenta de que soy una especie de lector salvaje.
    Leo todos los días un montón enorme de páginas y palabras, tanto por obligación profesional (lecturas muy poco recomendables) como por placer. Leo en pantallas y en papel. Leo sin otra discriminación que el buen gusto. Leo compulsivamente cualquier pedazo de papel impreso, porque tengo que saber lo que dice. Es casi una necesidad orgánica, como respirar o comer. No recuerdo un día de mi vida, desde que tengo uso de razón, en que no haya leído siquiera un cómic o algunas páginas de un periódico, como mínimo.
    Mi lectura predilecta es la literaria: fundamentalmente novela y relatos, y en menor medida ensayo y poesía. Pero no olvidemos que la lectura de blogs y colaterales nos (pluralizo conscientemente) ha absorbido una buena parte de nuestro tiempo lector.
    E incluso me leo a mí mismo: no por narcisismo, sino por necesidad de corrección.
    ¿Lo último que he leído? Hace unos minutos, en el trabajo, el acta de una mesa de contratación de un organismo autónomo municipal.
    Quizá por estos condicionantes soy caótico e irreverente en la elección de títulos y autores. No tengo criterio alguno. Cuando termino un libro no tengo ni idea de cuál va a ser el siguiente, aunque me haya hecho uno o varios propósitos.
    Al igual que leo como y cuando puedo. Tres minutos o una hora; en la cola del puente colgante o en la cama; con detenimiento o pasando páginas en diagonal.
    Y en cuanto salga un dispositivo que sea "el definitivo", probablemente también me haga lector electrónico. No sólo en piedra o en papel escribe el ser humano.
    Un abrazo y muchas gracias por la mención y por tu iniciativa.

    ResponderEliminar
  3. Prefiero vivir antes que leer.

    En verano prefiero estar metido en el mar que frente a un libro.

    Prefiero conversar antes que leer diálogos, prefiero ver antes que imaginar, y si imagino es lo que yo imagino, no lo que un libro describe.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo: por si vuelves, te dediqué un apunte.

    http://desequilibros.blogspot.com/2010/12/seriamos-peores-de-lo-que-somos-sin-los.html

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...