martes, 27 de abril de 2010

¿Por qué hay un trípode en la cima del Everest?

El alpinismo no ha sido ajeno a su manipulación como movilizador de masas y exaltador del sentimientos nacionalistas y uno de sus más claros exponentes ha sido la conquista de los ochomiles.

Y la historia del trípode que hay en la cima del Everest, una de las más representativas.

La carrera del primer 8000, el Annapurna, la ganó Francia, demostrando así que podían estar a la altura de los “grandes”.
Así que las demás cumbres emblemáticas se conviertieron en cuestión de estado para las potencias alpinísticas, que ya poseían cierta fijación con determiandas cumbres desde antes de la II GM: el K-2 para Italia; el Nanga Parbat para Alemania… Mención especial merece un país como Polonia, que cuenta en su haber con la práctica totalidad de los primeros acensos en invierno.

y el ¿Everest?

Como todo el mundo sabe, los británicos intentaron durante los años 20 escalar la cima más alta de la tierra sin conseguirlo. Irvine y Mallory forman parte de ese elenco de exploradores pioneros que dejaron la vida en el intento de superarlos límites del conocimiento y la resistencia humanas.

Con la crisis de los 30, la inestabilidad política de la zona y la II GM el himalayismo prácticamente desapareció. Pero con el fin de la guerra, comenzaron de nuevo los esfuerzos por recuperar el prestigio perdido y la necesidad de añadir gestas épicas a los deprimidos pueblos europeos.

Así que, alcanzada la cima del Annapurna en 1950, gracias entre otras cosas a los considerables progresos técnicos desarrollados desde los años 20, todas las demás cimas fueron coronadas en una década (El Shisha Pangma, el más bajo de todos ellos, fue curiosamente el último en ser ascendido, en 1964).

A partir de entonces, el reto consistía en superar las hazañas ya realizadas ascendiendo por vías más complejas, eliminando las ayudas artificiales como el oxígeno, realizando ascensiones invernales o siendo el primero en ascender las 14 cimas de más de 8000. Pero esto último es otro tema.

El caso del Everest es seguramente el más conocido por la repercusión mediática que tiene cualquier novedad que se produzca en sus laderas.

Pues bien. Irving y Mallory intentaron las acensión por la cara Norte, desde el Tíbet. En aquellos años el Nepal era un reino cerrado a los extranjeros. Su muerte cuasó tal impresión en el Dalai Lama que tardó muchos años en volver a permitir ascensiones desde su territorio. Las pocas que se realizaron, finalizaron sin éxito.

Pero pasada la guerra, con la apertura de fronteras del Nepal, se abrió la posibilidad de ascender por una cara, la Sur, considerada más accesible. Por allí subieron Hillary y Tensing en el 53 y se siguen haciendo la mayor parte de las ascensiones.

China, recién inaugurada como potencia mundial, se propuso ser el primer país en ascender por la cara norte. En el 50 invadió el Tíbet asi que durante muchos años ellos fueron los únicos que podían acceder por esa cara de la montaña.

Organizaron un expedición sensacional en 1960, cuyo objetivo era escalar la montaña a cualquier precio, para mayor gloria del régimen socialista.

Y subieron, conviertiéndose en el primer país es realizar la ascensióin por la exigente cara norte. O eso dijeron.

La expedición china tuvo éxito treinta y seis años después, cuando Qu Yinhua (China), Wang Fuzhou (China) y Gong Bu (Tibet) lograron superar el Segundo Escalón y llegaron a la cumbre.

Pero las dudas sobre si lo lograron o no todavía resuenan: poca o nula tradición himalayista, no hay fotos, ¿escalar de noche?
En occidente casi nadie creyó en su éxito y lo cierto es que durante muchos años nadie pudo intentar encontrar pistas sobre la veracidad de los hechos narrados porque China prohibió el acceso por su territorio.

Pero lo cierto es que esas dudas debieron escocer mucho al régimen, que, 15 años más tarde organizó otra descomunal expedición al Everest, esta vez sí, dispuestos a que no quedara ninguna duda de su éxito. Otro de sus objetivos era establecer la medición más exacta de la altura del everest jamás realizada.

¿De qué forma demostrar fehacientemente que se ha estado en algún sitio? Una foto puede servir, pero estamos hablando de un lugar en el que las condiciones de visibilidad suelen ser malas. Así que se puede “falsificar”; documentar la ascención: mismo problema, sobre todo si eres el único al que permites pasar por allí.

Lo mejor: dejar un objeto. Decir qué has dejado, dónde y cuándo. A partir de ese momento, cualquier persona que pase por allí, aunque venga desde el otro lado, lo encontrará y dirá que allí está.

Y dejaron un trípode. Desde entonces, se le conoce como el “trípode chino”.

En 1960 siete años después de la conquista del Everest por la cara sur por parte de Hillary y Tenzing, los chinos dijeron haber alcanzado la cara norte para demostrar “la supremacía del régimen socialista”, pero las pruebas de ello todavía son dudosas. Lo curioso es que nadie más pudo escalar esa cara por muchos años, debido al cierre de la montaña por parte de ellos, por lo que ellos fueron los siguientes en pasar por ahí después de muchos años …

No hay muchas fotos del artefacto. Quizá porque los alpinistas se hacen fotos a sí mismos o hacia abajo.

La más evocadora es seguramente el autorretrato que se realizó Reinhlod Messner en 1980 y que da idea de la impresionante gesta que realizó al ascender en solitario y sin oxígeno.
.






















.
En un deporte como el montañismo, todavía dotado de grandes dosis de romanticismo y amateurismo, la palabra del alpinista es suficiente.
Pero cuando la política o los intereses económicos y publicitarios entran en juego, se pierde el espíritu deportivo y entran en juego otros factores fácilmente corruptibles.

El caso del "trípode chino" es un claro ejemplo.


------
Editado 13 de noviembre de 2014:
Puesto en contacto con Sebastián Álvaro, que fuera director del programa "Al filo de lo imposible" durante mchos años, me hace algunas precisiones sobre el contenido de este apunte que transcribo a continuación:

"no es cierto que en los años 30 no se hicieran expediciones por la crisis económica del 29; es más en el Nanga Parbat son los años de las grandes expediciones alemanas y también se siguieron haciendo expediciones al Everest, sin que el Dalai Lama dijera nada porque estaba obligado a ceder a los británicos tras la invasión del Tibet en 1904. 

Más tarde, cuando la situación política ha cambiado en el Tibet sí que es cierto que se ponen estrictos controles para la entrada de extranjeros en el Tíbet. El Shisha Pangma es la ultima montaña en ser escalada no por su dificultad sino porque los chinos lo impiden y se lo guardan para sí.

Mi agradecmiento expreso a Sebastián por sus aclaraciones.

---------
Bibliografía


Everest. La conquista de la cumbre. Royal Geographical Society, Londres. Planeta 2006.
• Sebastian Álvaro/Javier Ortega; Tierra de Aventura. Temas de hoy. Madrid 1998

Chinesse on Everest - 1960
Everest 1924
Mapas del Everest
Monte Everest en Wikipedia
Lista de ochomiles y primeras ascensiones
Cronología de ascensiones al Everest
Everest 50 años. Especial de ElMundo.es
El enigma del Everest
Everest History: 1950-1975

6 comentarios:

  1. Lo dejaron allí para alquilarlo a los siguientes alpinistas jajaja

    ResponderEliminar
  2. Pues lo mas probable es que lo hayan dejado los primeros alpinistas que subieron el Everest.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Magnífico post. Muy instructivo e interesántisimo para los aficionados al alpinismo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. No se casi nada de alpinismo y quizás los aficionados a este deporte puedan sacarme de dudas, pero pasando 15 - 20 años desde que subieron los chinos hasta que se hizo la fotografía, ¿No debería estar oculto el trípode por la nieve?
    Cada vez que veo imágenes de la cima del Everest siempre hay fuertes corrientes de aire arrastrando mucha nieve. Con algo sólido como el trípode acabaría posándose sobre él hasta llegar a taparlo.
    Me asalta esa duda.
    Salu2 y gracias por compartir esta historia tan curiosa

    ResponderEliminar
  5. Trebede: Si te soy sincero, tampoco yo lo tengo claro del todo.

    En la cima del Everest, dependiendo de los años, se pueden acumular hasta 2 ó 3 metros de nieve, más bien hielo. De ahí surgen algunas de las diferencias que existen a la hora de asignarle una altitud exacta: 8848, 8850,...

    Entiendo que está lo suficientemente bien anclado como para que no se lo lleve el aire.

    ¿Alguien que haya estado allá arriba nos puede decir algo al respecto?

    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Romanticismo en el hielo? no creo al menos que sea cerca de una fogata :) de todas maneras mis respetos para el Everest, saludos!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...