lunes, 31 de mayo de 2010

Carácter cultural

Lo único bueno del recorte de subvenciones al cine es que, en vista de que el dinero ya no va a correr tan alegremente por algunos campos, habrá creadores que volverán a estrujarse la cabeza y el cine recuperará calidad. Algo que, sin duda, los espectadores agradecerán.

-----------------
En medio del desastre general, lo más seguro es que al 99,9% de la población española, por muy aficionada al séptimo arte que sea, le traerá sin cuidado que, en consonancia con los tiempos que corren, las ayudas al cine van a sufrir importantes recortes.

Asunto, por otro lado, que parece gafado, ya que desde hace años no hay manera de que el capítulo de las subvenciones encuentre su lugar y se normalice.

Con ser importante el recorte para las gentes del cine, no es lo más importante de la medida adoptada por la ministra González Sinde y su director general Ignasi Guardans. Lo que más inquieta es el anuncio de que las producciones que pretendan una ayuda se les exigirá que tengan un carácter cultural, calificación que les será concedida por una comisión.

En línea con la indefininción que caracteriza y transmiten nuestros gobernantes, en este caso, tampoco se sabe qué es lo que entiende ahora mismo por "carácter cultural" y, mucho menos, quiénes formarán dicha comisión y con qué criterios decidirán conceder subvención a unos y no a otros.

Un peligro esto de que nunca terminemos de saber qué es lo que realmente piensan, desean o pretenden quienes llevan las riendas. También, un profundo desasosiego el que provocan las decisiones adoptadas con tanta inseguridad.

Lo único bueno que puede tener todo esto es que, en vista de que el dinero ya no va a correr tan alegremente por algunos campos, habrá creadores que volverán a estrujarse la cabeza y el cine recuperará calidad. Algo que, sin duda, los espectadores agradecerán.

-------
La Columa de Carmen Puyó: "Carácter cultural". Heraldo de Aragón, domingo 30 de mayo de 2010.
Sin enlace web. Por eso lo reproducimos aquí.

3 comentarios:

  1. ¿Por qué tenemos que pagar los contribuyentes a empresas privadas? Ni recorte, ni leches. Eliminación total de todas las subvenciones al cine. Y de paso las que se lleva el Sindicato Vertical (CEOE y UGT/CCOO), las oenegés y las distintas religiones. ¡Ya está bien de pagar impuestos para que se los reparta una banda de chupópteros!

    ResponderEliminar
  2. No conviene confundir y mezclar unas cosas con otras. La cultura, la educación, la sanidad, únicamente se mantienen vía impuestos. Y gran parte de ellas van a empresas privadas que desarrollan una labor que de otra manera nadie desarrollaría.
    Llamar chupópteros o oenegés es un insulto innecesario que demuestra desconocimiento; sindicato vertical a los existentes demuestra no saber qué es un sindicato vertical más que de nombre.
    Un poco de cordura a la hora de opinar y un poco de análisis antes de pontificar.

    ResponderEliminar
  3. son pendejadas preocuparse por el cine¡¡¡¡¡
    deverian poner algo ke si vaya con el caracter cultural.... los impuestos son una obligacion hacia la nacion o el estado y pues eso no cabe duda ke hay una bola de pirañas esperando esos impuestos para ponerse mas gordos.... pero eso ke importa, pues de una y otra forma jamas dejaremos de pagar impuestos...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...