viernes, 14 de mayo de 2010

Cuando China despierte el mundo temblará

Napoleón fue un visionario en muchos aspectos. Notorios algunos, más desconocidos otros. Su frase "Cuando China despierte el mundo temblará"  es una demostración más de su clarividencia.

Porque fue capaz de advertir, con casi 200 años de anticipación, aquello que, en nuestros días de soberbia tecnológica y política, no hemos sido capaces de valorar hasta que ya ha sido una realidad innegable e irreversible: China ha despertado y ahora el mundo tiembla. Pero seguramente este despertar no es al que Napoleón se refiría.

El mundo tiembla ante su poderío económico, ante su potencial militar, ante su influencia política, ante su capacidad de movilización social... y todo ello, desde la más descarada falta de respeto a los derechos fundamentales de sus ciudadanos y su falta de escrúpulos propagandísticos.

Campañas masivas de esterilización; movilizaciones forzosas de población para realizar faraónicas obras públicas; represión brutal de la disidencia, política e intelectual; invasión militar de territorios vecinos; censura en los medios de comunicación; restricción en el acceso a los contenidos de internet, política informativa manipulada; ...





















A día de hoy, la realidad supera con creces el vaticinio de Napoleón: las insituciones se rinden a sus pies y le conceden la organización de todo tipo de eventos planetarios mirando hacia otro lado cuando se trata de evaluar la situación social de su población; los mercanos occidentales buscan morder un pedacito del pastel de su infinito potencial consumidor y productivo aun a expensas de perder su autonomía e independecia; los gobiernos permiten sus abusos por temor a un enfrentamiento diplomático y sus repercusiones estratégicas...

Pero el mundo no tiembla: observa con pasividad y calcula el rendimiento económico y político que puede obtener, aunque eso suponga la sistemática negación de los derechos humanos por parte de sus dirigentes, demostración palmaria de su falta de escrúpulos y su pestilencia intelectual.

Napoleón, en el fondo, se equivocó.
Y, como de costumbre, quien gana es la clase dirigente, oligárquica y mezquina, y quien pierde es la inteligencia colectiva, cada vez más devaluada por mensajes ambiguos, contradictorios e interesados.

17 comentarios:

  1. ¿Cuándo han podido más los derechos humanos que los intereses políticos y económicos de unos pocos?
    Naciones mucho menos poderosas que China se pasan los derechos humanos por el forro en nuestras narices, con nuestrobeneplácito, como Marruecos en el Sahara Occidental...

    ResponderEliminar
  2. lamentablemente los derechos humanos no cotizan en las bolsas

    ResponderEliminar
  3. Aunque parezca un tópico, ahora más que nunca: Así va el mundo y la economía. Creo que nos estamos acercando a una época,o más bien era de grandes cambios y conceptos.

    ResponderEliminar
  4. Sin embargo, yo lo que creo que un ejemplo de "devaluación de la inteligencia colectiva", "por mensajes ambiguos, contradictorios e interesados" es un artículo como éste, un cúmulo de tópicos y superficialidades. La situación y el papel de China es algo mucho más complejo que lo que aquí se despacha en tres párrafos. Describir simplemente como "invasión de un país vecino" la relación con Tibet muestra poco respeto a la "inteligencia colectiva".

    Sólo una recomendación, aunque se trate de un libro periodístico: "La actualidad de China", de Rafael Poch-de-Feliu. Ahí veríais que cuando Napoleón (presuntamente) dijo la frase que da título al texto, la riqueza de China ya era mayor que la de Europa. Sólo un siglo de agresiones imperialistas destrozó una sociedad desarrollada y compleja.

    En fin, ya sé que es sólo un post, y que no se puede pedir sofisticación a un artículo así, pero cuando uno ve que un texto como este llega a portada de Menéame.net, no se puede por menos de dejar constancia de lo que sufre la "inteligencia colectiva"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asi es Toño,
      Veo que estas informado. Definitivamente el tono de esta información esta occidentalizada, y siendo sinceros occidente nunca a querido conocer otras culturas, antes bien a preferido manipular la información para desacreditar a oriente, cosa que no es así con China y los países orientales, estamos hablando de una cultura que respeta la diversidad y admira las culturas diferentes a ellas. Creo que es tiempo de voltear hacia China y conocer de ellos, seguramente nos llevaremos gratas sorpresas y entenderemos el rumbo económico y político del mundo.

      Por cierto, da gusto ver comentarios como los tuyos.

      Eliminar
  5. Estoy bastante de acuerdo con lo indicado en el post, ahora mismo China es un aliado estratégico y nadie quiere enfurecer a la bestia.

    Por otro lado, pronto dejarán de ser productores low cost ya que su nivel social y cultural se esta multiplicando, que papel nos quedará entonces??

    www.economiaybanca.com

    ResponderEliminar
  6. Toño: me hablas de inteligencia colectiva.
    En mi opinión tal cosa es oxímiron. La inteligancia, cuando se vuelve colectiva, deja de ser inteligencia. Es otra cosa.
    Yo te hablo de derechos humanos y de pasividad internacional.
    Cierto que el post no profundiza, ni lo pretende, pero tu lectura también es superficial y en ella basas la crítica: es una forma de análisis, qué duda cabe.

    ResponderEliminar
  7. Sólo una observación: la expresión "inteligencia colectiva" es del artículo (ver último párrafo)

    ResponderEliminar
  8. Toño: claro que es del artículo.
    Y eso no cambia en nada mmi comentario anterior.
    Lo que no entiendo es porqué insistes en tu lectura selectiva del apunte y le disparas a todo lo que se mueve solo porque no estás de acuerdo con su contenido, obviando su auténtico fondo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Autentico fondo?
      El problema de nosotros los occidentales es que creemos que somos mejores que los demás, tenemos una idea de China y de otros países mal vendida y bien comprada por la población en general, así es como somos victimas "colectivas" del gran monstruo en decadencia, ese que si ha pisoteado todo derecho sobre la base de la libertad y paz mundial. Te explico por si no me di a entender: USA.

      Eliminar
  9. Buen artículo. Faltó tocar el tema de Falun Gong, el grupo más reprimido en China.

    ResponderEliminar
  10. los derechos humanos.. esa cosa q los propios chinos ni entienden. De verdad pretendes TÚ decirle a los chinos cómo tienen q comportarse??? En base a qé, a tu ética europea/occidental??? Pero a ver cuándo nos enteramos q para poder exigir el cumplimiento de los derechos humanos, son los propios chinos (o los q sea q sean humillados) los q tienen q tomar consciencia de cuáles son y exigirlo ellos mismos, no puede venir nadie de 10000 kms más allá a decírselo.

    ResponderEliminar
  11. agu2v: creo que debes leer el apunte de nuevo porque da la impresión de que no lo has hecho.

    ResponderEliminar
  12. No hay derecho. todo es un toroide. no hay humanos solo fluctuaciones de energia. no hay conciencia, sino para que las palabras.queres saber lo que hay? solo hay misterio y destellos de su luz y percepciones de sombras. Pero no entendes. no hay problema. Lo voy a hacer mas simple. vacio con ruido. Mas simple me pedis. si todos los paises cantaran el himno a la alegria en ves de esos himnos absurdos que en fechas mas absurdas aun, se cantan; el mundo deja de ser mundo y las personas personas para ser amor. Pues solo hay su opuesto miedo.

    ResponderEliminar
  13. Y NO SIRVIÓ DE NADA LA REVOLUCIÓN CULTURAL QUE LA DEMONIZARON JUNTO CON MAO?

    ResponderEliminar
  14. todas las cosas malas q dice q han sucedido en china tambien han sucedido en usa debido a la miseria producida x el capitalismo... no veo la diferencia.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...