lunes, 28 de junio de 2010

Al final... ¿ruido?

Redes ¿sociales?

"Cada dia me da más pena el rumbo que ha decidido -o consentido- tomar mi generación: esos jovenes nacidos a mediados de los ochenta, los ultmos que se divirtieron a lo grande jugando al futbolín, construyendo casetas en las obras o recorriendo los caminos, armados con espadas de caña y tirachinas.


Hoy tenemos 25 años. Unos estudian, otros trabajan. La mayorñia está en el paro. Disponen de una cantidad de tiempo libre que malgastan en no hacer nada útil. Ni para los demás ni para ellos mismos.


No pretendo hablar de labores caritativas o de buena vecindad, Dios me libre, Hablo de leer un libro, organizar una excursión, visitar una exposición.


Observo cómo todos estos buenos placeres se ven eclipsados por nuevos placeres -o placebos-, esclavos de la mayor vagancia mental y espiritual. Y en el epicentro de todo, esa nueva moda de las redes ¿sociales? Una forma de vida tan superficial e inútil como artificial.


Todo se soluciona en conversaciones a modo de chat, triviales y vacías. Cualquier gran instante que tenga la desdicha de ser fotografiado adquiere mayor importancia como imagen que como sensación o recuerdo, un fugar protagonismo que lo convierte, en cuestión de unos pocos comentarios - lol, XD, jajaja-, en un juguete roto.


¿Habremos convetido nuestra vivencias en artículos de usar y tirar y nuestras propias vidas en un objeto de consumo?"


------------
El texto pertenece a una carta enviada por Juan Ovejero, de Madrid, al suplemento XLsemanal, y publicada en el suplemento correspondiente a la semana del 27 de junio al 3 de julio de 2010, bajo el título "redes ¿sociales?"

Aun no estando de acuerdo del todo con sus conclusiones, sí lo estoy con el análisis previo.
Cierto que nuevos medios traen nuevos lenguajes; nuevos canales, nuevos hábitos; las formas de comunicación se modifican y actualizan y los escenarios de la comunicación se redefinen.

El triunfo de la trivialización es un hecho, pero no solo en las redes sociales, con sus nuevos usos y costumbres, sino en los medios de comunicación tradicionales.
E internet no es ajeno a esa tendencia. Acaso el público quiere consumir trivialidad pero, como en otras ocasiones, la contradicción está sobre la mesa: ¿Consumimos trivialidad porque es lo que queremos o porque es lo que se nos da? ¿Generamos trivialidad porque "no nos da para más" o porque sublimamos nuestras frustraciones diarias en los nuevos canales de comunicación? ¿Buscamos distracción y entretenimiento para relajar tensiones y ahuyentar fantasmas o para demostrar "algo" frente a otros?

Por desgracia el ruido se impone a las nueces y la contaminación acústica es de tal calibre que solo nos queda el remedio de hacer que nuestro ruido se imponga al de los demás.

Al final... ruido.

---------
P.D. Edito. Como bien señala Alberto en el primer comentario, este post es una generalización sin ánimo de tener validez universal.

Claro que hay usos sociales bien interesantes. No es nuestra intención meter en el mismo saco esas iniciativas.

6 comentarios:

  1. Leí la carta en El Semanal y me quedé sin saber muy bien qué postura tomar. Tengo 25 años exactos y no me siento identificado con esa descripción (no quiero ponerme como ejemplo de nada, pero tengo una carrera, trabajo, estudio una segunda carrera, he escrito un libro, colaboro con una pequeña editorial de poesía y con una Fundación..., no me paso el día sentado delante del ordenador). Y quizás por el tipo de gente con la que paso mi vida, puedo decir que no soy una anomalía. Y aún así, subo fotos a Facebook y utilizo emoticonos y trivializo parte de mi vida (quizás, porque la vida tiene algo de trivial y no haya que tomársela muy en serio, no sé).
    A donde quiero llegar, es que quizás no haya que juzgar a todo el mundo por lo que hace en facebook. Hay gente que no leía un libro antes de Facebook y hay otros que sí los leemos ahora, pese a existir Facebook. Creo que las redes sociales, precisamente por lo que tienen de elementos construidos por los usuarios, sólo son un reflejo de lo que somos fuera de ellas. Los hay que las utilizan para compartir fotos tontas y hacer comentarios triviales y los hay que las utilizan para promocionar su pequeño negocio o para hablar del último libro que leyeron. Somos en Facebook igual de listos o tontos que somos fuera. Sin más. Y qui´zas la culpa no sea del medio, sino del emisor.

    ResponderEliminar
  2. Alberto: estoy completamente de acuerdo con tu análisis.

    La culpa, claramente es del emisor, no del medio, que, como dices, se construye a imagen y semanjanza de sus usuarios.

    Lo que me da qué pensar es que la imagen final que transmiten estos medios la da el eslabón más frágil de la cadena.

    Y la carta en XLSemanal tiene de valor el hecho de que está escrita en clave de autocrítica, que, en los tiempos que corren, no es poco.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Os han eleegido con otro premio más. No se puede ser tan excelentes, cachis. SEguir trabajando así de bien.
    http://mujeradulta.blogspot.com/2010/06/recibimos-nuestro-primer-premio.html

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!

    Aprovecho la visita por tu blog para informarte del lanzamiento de la novela de intriga "Sé lo que estás pensando” de John Verdon (Roca Editorial).

    El juego de la novela, 'Enigma Manhattan', puede llevarte gratis a Nueva York si resuelves todas sus pistas.
    Accede al juego en: http://numrl.com/nuevayorkgratis o entra en www.seloqueestaspensando.com

    ¡Mucha suerte y hasta pronto!

    ResponderEliminar
  5. He tenido la oportunidad de analizar el tema de las redes sociales desde el punto de vista de los adultos, como una herramienta más para estar en "el mercado".
    Dura palabra en estos timpos, la de "mercado".
    Efectivemente, el uso de las herramientas es lo que las coloca en una posición o en otra. Yo no estoy a favor de las redes sociales, o mejor dicho, no creo que sirven para mucho si lo analizamos desde "la calidad" y no desde "la cantidad". Pero decir esto en una reunión es colocarte en la posición imposible, pues todo el mundo ve aspectos positivos…, hasta que las utiliza de verdad.

    Internet está en la prehistoria, seguiremos avanzando. De las BBS pasamos a los foros, luego a los blog, después a las redes sociales, y ya veremos qué nos depara el futuro.

    ResponderEliminar
  6. Y perdonar lo de "adultos" como separación de compartimentos. No es la más apropiada, una vez que la releo. Pero era un análisis para la comunicación de gente que no conoce mucho internet y cree que todo sirve porque suena y está de moda. Hasta aquí puedo leer. :-)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...