miércoles, 14 de julio de 2010

La hache de “echar”, échala por la ventana. Pero ¡deja la hache de hacer en su sitio!


Recoge Patada al diccionario una errata que el corresponsal de RTVE en Berlín, Miguel Ángel García, ha dejado "escapar" en su blog Ich bin "ein" Berliner:

…la novia de Özil se había echo musulmana

De lo que Patada al diccionario no se ha percatado es de que la frase tiene dos "patadas". Veamos la frase completa:
También nos enteramos que la novia de Özil se había echo musulmana.

No solo le escamotea la "hache" al participio del verbo "haber", sino que ignora la cruda realidad de que el verbo "enterar", transitivo él, cuando se usa como prononimal, rige la preposición "de" + la conjunción "que", (enterase de que algo ha sucedido), sin que pueda acusársele de "dequeísmo". Más bien el corresponsal se autoacusa de "queísmo".

Y no se trata de poner el dedo en una llaga puntual del Sr. García, al que considero un excelente profesional. Podríamos considerarlo un lapsus.

El motivo de hacernos eco aquí de este "lapsus" es la frase que da título al apunte, que desconocía, y que le tomo prestada (robo) a Patada al diccionario:
La hache de “echar”, échala por la ventana. Pero ¡deja la hache de hacer en su sitio!

Una excelente regla mnemotécnica para momentos de zozobra ortográfica

Y es que una "hache" omitida o superflua puede acarrear más de un problema.
Y si no, pregunten a los que marcan ganado y calzan caballerías o a los que no aciertan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...