viernes, 17 de septiembre de 2010

La concordancia gramatical: esa gran maltratada

Iba a hablar de la concordancia.

Pero encontré un lugar donde lo explican muy bien. Así que os he puesto el enlace.

Y para ilustrar el título del apunte, os dejo un muestra de una gran campaña publicitaria que inunda últimamente las estaciones de tren de España, y que es la que ha motivado esta entrada.

O alguien no corrigió; o alguién no sabe de gramática básica; o las dos cosas.

A lo peor les da igual. No sigo preguntando.



2 comentarios:

  1. El cartelillo de la RENFE es de juzgado de guardia. En el documento que reseñas, no aborda un asunto siempre espinoso: la concordancia con los sustantivos colectivos. Ejemplo, "la mayoría estaba contenta"; pero es correcto "La mayoría de ellos estaban contentos"; es decir, se permite la concordancia ad sensum siempre que se incluye el término que da el plural o el masculino (o ambos); pero si no está ese término, es obligada la concordancia gramatical. Luego siempre hay dudad con sustantivos como "gente", que, además, provoca cambios semánticos; no es lo mismo decir "¡Hay que ver cómo es la gente!" que "¡Hay que ver cómo somos la gente!".

    ResponderEliminar
  2. Se habla mal. No sé quien opinaba así, pero alguien opinaba que de las palabras nacen los pensamientos, en cuanto mejor dominemos la lengua que usamos para pensar, mejor serán los pensamientos, más ordenados, de mejor calidad, más ingeniosos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...