jueves, 9 de septiembre de 2010

Luisa de Medrano: La primera mujer catedrática universitaria

Luisa de Medrano Bravo de Lagunas Cienfuegos, también conocida como Lucía, fue la primera mujer en el mundo, de la que se tiene constancia, que impartió clases en una universidad.

Fue en el curso académico de 1508, en la Universidad de Salamanca.
Poco se conoce de la peripecia vital de Luisa de Medrano y nada de su obra; pero su capacidad y sólida formación le hicieron merecedora de ocupar, con 24 años, el puesto en sustitución de Antonio de Nebrija.

Es su caso otro más de los injustos olvidos en los que han caído muchas mujeres intelectuales.

Tuvo que luchar contra las dificultades de la época para el acceso de las mujeres a la educación: "Dado que las damas jóvenes no tenían, como es sabido, acceso a lugares públicos para recibir enseñanzas, obtendría éstas de modo particular o privado".

A pesar de ello, su formación humanista fue tan sólida que le permitió impartir clases de Latín y de Derecho. El testimonio Lucio Marineo Sículo, deja constancia de la admiración que despertó entre sus colegas:
Tu que en las letras y elocuencia has levantado bien alta la cabeza por encima de los hombres, que eres en España la única niña y tierna joven que trabajas con diligencia y aplicación no la lana sino el libro; no el huso sino la pluma; no la aguja sino el estilo.

A Lucio Marineo se debe la circunstancia de que a Luisa de Medrano se la conozca como Lucía, al referirse a ella, por error, con este nombre.

Existe en Salamanca un Instituto de Enseñanza Secundaria que lleva su nombre. Creado en 1939, el Claustro propuso al Ministerio de Educación Nacional adoptar el nombre de Lucía de Medrano. El Boletín Oficial del Ministerio de 31 de mayo de 1943 resuelve positivamente la denominación en estos términos:

A propuesta del Claustro del INEM de Salamanca, femenino, este Ministerio  ha resuelto que dicho Instituto sea designado con el nombre “Lucía de Medrano”, denominación que estimulará las ansias de superación científica de los alumnos (sic) y contribuirá a la par a destacar esta figura egregia de la filología renacentista  española y lumbrera de la Universidad salmantina en  el Siglo XV.”

De estas palabras se despende que el a la sazón Ministro del ramo, D. José  Ibáñez Martín, que llegó a ser el primer persidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, recibió asesoramiento sobre la figura de Luisa de Medrano.

No sabemos si directamente de los testionios de los contemporáenos de Luisa de Medrano, Pedro de Torres y Lucio Marineo Sículo o de alguno de los estudiosos que "con posterioridad citan a Luisa de Medrano como catedrática, desde González Dávila en 1650, Nicolás Antonio en 1672, Bernardo Dorado en 1776, Clemencín en 1821, Manuel H. Dávila en 1849, hasta Menéndez y Pelayo en 1896", que "no hacen sino recoger, sin poner en cuestión ni su existencia ni su actividad".

Lo cierto es que a pesar de ello era una desconocida para los salmantinos, como pone de manifiesto la anécdota sucedida el día de la inauguración del actual edificio del Instituto: quiso saber el ministro de Educación, que asistió al acto, quién fue Lucía de Medrano; preguntó al Rector de la Universidad, que le acompañaba, y éste no supo responderle.

Si hemos conocido de la figura de tan insigne intelectual ha sido por el libro de Margarita Torres, “La cátedra de la Calavera”, que acaba de publicar Temas de Hoy. En ella, una de las protagonistas es Luisa de Medrano.


------------
Bibliografía

• Torres, Margarita: “La cátedra de la Calavera”, Temas de Hoy, Madrid 2010.
Podcast de La Rosa de los Vientos del 9 de agosto de 2010. Entrevista con Margarita Torres.

1 comentario:

  1. Sorprende que en esa época una mujer llegara a alcanzar semejante honor, más teniendo en cuenta la cerrazón de aquella sociedad y no andando lejos la Santa Inquisición. Me pregunto cómo recibirían los alumnos varones el que una mujer les enseñase. Ahora bien tenía que ser una gran mujer y muy culta para sustituir a Antonio de Nebrija. Gracias por desempolvar a estas personas que pasan ocultas para los historiadores.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...