lunes, 20 de diciembre de 2010

El año de Quetzalcóatl le robó la Navidad a Santaclós

Hoy pocos recuerdan, en España problablemente nadie, que Santaclós estuvo a punto de perecer en México en la primera mitad del pasado siglo XX.

Los protagonistas fueron el máxino gobernante de entonces, Pascual Ortiz Rubio, a quien las malas lenguas apodaban El Nopalito por su presunta dependencia de otro de los protagonistas, Plutarco Elías Calles, quien, se decía, era el verdadero hombre fuerte del país.

Quién fue el cerebro de la idea no está claro; lo cierto es que Santaclós fue condenado a la extinción.

El 27 de noviembre de 1930 una nota de EL UNIVERSAL titulada "Quetzalcóatl será el símbolo de la Navidad en nuestro país" hablaba acerca de los deseos del gobierno postrevolucionario por retomar las raíces indígenas en las fiestas decembrinas.

Fue el secretario de Educación Pública, Carlos Trejo y Lerdo de Tejada, quien dio la noticia a los medios de comunicación: "Quetzalcóatl sustituirá a los Santos Reyes, a Santa Clós y a Noel”. La idea era sencilla: sustituir las tradiciones extranjeras de Navidad por algo esencialmente mexicano.

El objetivo: "engendrar evolutivamente en el corazón del niño amor por símbolos, divinidades y tradiciones de nuestra cultura y nuestra raza".

La adopción de Quetzalcóatl como benefactor de la infancia serviría para "reimplantar en nuestro México su legendaria tradición de pueblo patriota y civilizado" y promovería que la raza recuperara su antigua grandeza y todo lo suyo. 


"La idea era retomar el indigenismo, regresar a lo prehispánico, al mito fundacional que diera unidad a la patria, explica el historiador Jorge Traslosheros. Lo mexicano era lo proveniente de lo indígena, lo que no cumpliera con las características había que destruirlo"; "Existió una especie de locura de nacionalismo revolucionario. Se pretendía, además, guardar distancia de todo lo religioso".


Seguramente, el más fuerte intento para consolidar esa imagen se produjo el 23 de diciembre de 1930. En el Estadio Nacional, una pirámide y hombres ataviados con indumentaria azteca celebraron con danzas y rituales en honor al dios Quetzalcóatl. Las crónicas de los diarios muestran que no hubo una sola referencia al señor del traje rojo y saco mágico lleno de juguetes, una figura que apenas unas décadas atrás había aparecido en las celebraciones decembrinas. Sin embargo, fueron permisivos con los Reyes Magos, una tradición llegada a México durante la época colonial.

Melchor, Gaspar y Baltasar desfilaron ese día y acompañaron a Josefina Ortiz de Ayala Ortiz, esposa del presidente, a la entrega de juguetes.
El templo estaba lleno de indios, chinas poblanas, doncellas y sacerdotes. Hubo incluso una banda de guerra. Pero el primer número fue el de los Reyes Magos que llegaron hasta la pirámide montada para Quetzalcóatl. Tal vez quisieron representar su rendición al culto al dios serpiente emplumada.

Los empeños fueron grandes y Quetzalcóatl ocupó el lugar histórico que los libros le asignaban. Ese día las notas periodísticas del día concluyeron:
"Quetzalcóatl, tipo legendario mexicano con el que se trata de sustituir al símbolo de Santa Claus ayer hizo la delicia de muchos chiquitines al presentarse en el Estadio Nacional repartiendo juguetes y dulces".



Desconocemos qué quedó de aquel intento. Algún mexicano nos podría explicar si realmente esa exaltación nacionalista fraguó y llega hasta nuestros días o quedó en un intento.
Desde la Colonia nos resulta difícil acceder a esa información.

Algunas referencias actuales cuentan cómo se celebra la Navidad en México. Pero Quetzalcóatl no parece por ningún sitio:

Tradiciones mexicana para la navida;
La tradición de la navidad en México;
Navidad en México;
¿Cómo se celebra la navidad en México?
¿Cómo se celebra la navidad en México?
• etcétera


-----------------
El Universal, sección Cultura.

2 comentarios:

  1. El mote o apodo del nopalito viene del hecho que el nopal al cortarlo o hervirlo desprende una especie de baba o líquido viscoso, y en México le decimos baboso a la persona torpe o tonta.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la aclaracaión.

    Muy gráfica e ilustrativa.

    Un saludo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...