viernes, 10 de diciembre de 2010

Julian Assange y Liu Xiaobo; el ruido y las nueces

Las "verdaderas" democracias, algunas tan comprometidas con los derechos humanos, a saber, China, Rusia, Kazajistán, Colombia, Túnez, Arabia Saudí, Pakistán, Serbia, Irak, Irán, Vietnam, Afganistán, Venezuela, Filipinas, Egipto, Sudán, Ucrania, Cuba y Marruecos han declinado la invitación de asistir a la entrega del premio Nobel de la Paz al disidente chino Liu Xiaobo.

Mientras, los "verdaderos" demócratas manifiestan su apoyo a Julian Assange y su WikiLeaks.

En un lado del ring, los derechos humanos en su concepto tradicional: persecución de la disidencia idológica, de la opinión discrepante, la conculcación de la libertad de expresión, la represión por parte del poder frente sus ciudadanos; en el otro, los nuevos derechos, en casi todo iguales a los anteriores, pero plasmados en el nuevo medio digital.

Y aquí acaban las similitudes.

Assange representa el ruido mediático amplificado por el altavoz que todos tenemos frente a la silla de nuestro estudio, lugar de trabajo, salón de casa; la polvareda de una manada de bóvidos en desbandada ante el peligro que acecha; la adscripción oportunista al movimiento ganador globalmente aceptado; el fino hilar de quien tiene todo y teme perderlo;

Xiaobo son las nueces del silencio impuesto; la voz que clama en el desierto del miedo; el trabajo discreto; la soledad del trabajo que poco tiene que ver con el ego y la promoción personal, porque desde la eterna represión no son esos los objetivos que se persiguen; el grueso ejemplo de lo que todavía ante nuestros ojos y todos toleramos sin rubor.

A Mr. Assange la jugada le ha salido bien. Ha arriesgado, quizá sin saber bien qué arriesgaba, y ha ganado: manifestaciones de apoyo, atención mediática, gobiernos con sus trapos sucios al descubierto; la militancia de Mr. Xiaobo ha quedado en manos de los claroscuros del Nobel de la Paz, en manos de un gobierno represor y singergüenza, en manos de los intereses económicos de los adláteres del poder omnímodo chino, abandonado a la suerte de la delicada diplomacia internacional, no menos sinvergüenza.

Desde nuestros teclados poco podemos hacer, me dirán, salvo poner nuestros recursos a disposición de la causa de la transparencia. Bien hecho.

Pero el desproporcionado movimiento blogosférico a favor de Assange, y el clamoroso rumor y complacencia con el caso de Xiaobo, no demuestra el poder de internet, sino sus carencias.

-----------------
Leer a Liu para boicitear a China:

Lean, pues a Xiaobo, aunque sea de forma testimonial:


In the Company of Dust ---- to my ever-waiting wife

You have nothing. You wait for me
in the company of dust
which fills every corner of our home—
you don’t want to draw the blinds
for the sunlight to stir
your peace.
Dust fills the words on the bookshelf
the patterns on the carpet
and your letters to me—
you like to leave traces of dust
with the tip of your pen.
My eyes tingle at the sight of it.
All day you sit still
you refrain from walking
lest you crush the dust at your feet.
You breathe calmly
weaving a story with your silence.
Dust is the your loyal companion
in these suffocating times.
Dust fills your glance, your breath,
your time. Day after day
it piles up from the soles of your feet
to your chest, your throat
it nurses the grave in the depths of your soul.
The grave is your resting place
wait for me where you will be undisturbed.
You’re in love with dust
you wait for me
in darkness, in peace, in suffocation.
Wait for me in the company of dust—
refuse the sun, the breeze,
cocoon yourself in dust.
Sleep until I come back
you will rise
brush away the dust on your skin
in your soul
in a miracle of resurrection.



Y si saben Chino, en original.

4 comentarios:

  1. La lectura, para mí, sería que el toca pelotas de china a los ojos del poder neoliberal es un santo, pero cuando las cosas pasan en tu propia casa ya es otro cantar, y este tipo es lo peor, violador, irresponsable, espía...
    Por cierto, Venezuela, a todas luces, es una democracia real, al menos tan real o más como la de España o EEUU. Lo digo por lo de las comillas.

    ResponderEliminar
  2. román: "violador", "espía"... eso lo sabes de buena fuente o es lo que has leido u oído? Porque, que yo sepa, no hay sentencia firme al respecto, algo básico en un estado de derecho.
    Irresponsable, seguramente.

    Respecto a que Venezuela es una democracia real... lo lamento, pero no puedo estr más en desacuerdo.

    ResponderEliminar
  3. Nuestras carencias reveladas:

    http://www.google.com/trends?q=assange%2Cxiaobo&ctab=0&geo=all&date=mtd&sort=1

    ResponderEliminar
  4. Las carencias de internet son nuestras carencias!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...