lunes, 31 de mayo de 2010

Encuesta de la ONU: 'Diga honradamente qué opina de la escasez de alimentos en el resto del mundo, por favor'. Resultados

La ONU acaba de finalizar la encuesta más grande e importante de su historia.

La pregunta fue:

'Diga honradamente qué opina de la escasez de alimentos en el resto del mundo, por favor'.

Los resultados no han podido ser más desalentadores. La encuesta ha sido un total fracaso, porque:

* Los europeos no entendieron qué significaba 'escasez '.

* Los africanos no sabían qué eran 'alimentos' .

* Los israelíes no entendieron qué quería decir 'por favor'.

* Los estadounidenses preguntaban qué significa 'el resto del mundo'.

* Chinos y cubanos pedían que les explicaran qué significa 'opina'.

* Y en los Parlamentos argentino, colombiano, chileno, boliviano, peruano, mexicano, brasileño y venezolano, se sigue debatiendo al día de la fecha qué coño es eso de 'honradamente'.


----------------
Este es un mail "en cadena" que me ha enviado una amiga.
Está lleno de tópicos, estereotipos y lugares comunes, pero... cuánto tiene de cierto.

Carácter cultural

Lo único bueno del recorte de subvenciones al cine es que, en vista de que el dinero ya no va a correr tan alegremente por algunos campos, habrá creadores que volverán a estrujarse la cabeza y el cine recuperará calidad. Algo que, sin duda, los espectadores agradecerán.

-----------------
En medio del desastre general, lo más seguro es que al 99,9% de la población española, por muy aficionada al séptimo arte que sea, le traerá sin cuidado que, en consonancia con los tiempos que corren, las ayudas al cine van a sufrir importantes recortes.

Asunto, por otro lado, que parece gafado, ya que desde hace años no hay manera de que el capítulo de las subvenciones encuentre su lugar y se normalice.

Con ser importante el recorte para las gentes del cine, no es lo más importante de la medida adoptada por la ministra González Sinde y su director general Ignasi Guardans. Lo que más inquieta es el anuncio de que las producciones que pretendan una ayuda se les exigirá que tengan un carácter cultural, calificación que les será concedida por una comisión.

En línea con la indefininción que caracteriza y transmiten nuestros gobernantes, en este caso, tampoco se sabe qué es lo que entiende ahora mismo por "carácter cultural" y, mucho menos, quiénes formarán dicha comisión y con qué criterios decidirán conceder subvención a unos y no a otros.

Un peligro esto de que nunca terminemos de saber qué es lo que realmente piensan, desean o pretenden quienes llevan las riendas. También, un profundo desasosiego el que provocan las decisiones adoptadas con tanta inseguridad.

Lo único bueno que puede tener todo esto es que, en vista de que el dinero ya no va a correr tan alegremente por algunos campos, habrá creadores que volverán a estrujarse la cabeza y el cine recuperará calidad. Algo que, sin duda, los espectadores agradecerán.

-------
La Columa de Carmen Puyó: "Carácter cultural". Heraldo de Aragón, domingo 30 de mayo de 2010.
Sin enlace web. Por eso lo reproducimos aquí.

viernes, 28 de mayo de 2010

"Si uno no lee, no vive. Lo importante no son los libros; lo importante es la lectura"

"Si uno no lee, no vive. Lo importante no son los libros; lo importante es la lectura"

Son palabras del Ministro de Educación de España, Angel Gabilondo, tras la firma  del acuerdo que ha suscrito su ministerio con el Instituto Cervantes.

En acuerdo persigue fomentar la lectura en español a través de internet y potenciar el Centro Virtual "leer.es".

Este centro virtual depende del Ministerio de Educación y tiene muy en cuenta las nuevas tecnologías de la información y la comunicación que, en opinión de Carmen Caffarel, presidente dal Instituo Cervantes, constituyen "una herramienta tremendamente útil para la enseñanza".

En "leer.es" se han llevado a cabo diferentes concursos relacionados con el fomento de la lectura, en los que han participado estudiantes de diferentes niveles.

Uno de ellos tenía por objetivo poner de manifiesto las "consecuencias que puede tener el no leer o el no entender lo que se lee".


En la mayoría de los casos, los jóvenes coincidieron en señalar que "la consecuencia más nefasta" es "la incapacidad para entender el mundo en que vivimos". La ausencia de lectura hace al individuo "más débil y vulnerable".

El humor es el arma que utilizaron los jóvenes participantes para concienciar al resto de los estudiantes sobre las bondades de la lectura, como queda patente en la pieza ganadora, "Alma de pollo", firmada por Marta Anido y Laura García:

"Si no lees, serás un alma de pollo que no está preparada para volar"

es uno de los mensajes de la divertida pieza ganadora.


El ministro de Educación hizo una encendida defensa de la lectura, que "en estos tiempos convulsos", fomenta la capacidad de elegir y de discernir.

"Vivir es aprender a leer, a comprender a los otros, a educarnos", decía el ministro, para llamar también la atención sobre lo unidas que están la escritura y la lectura.

"Escribir es leer un libro nunca escrito. Cervantes fue el primero que leyó el Quijote. Probablemente, leer es reescribir un libro, es engendrar un texto, alumbrarlo".

jueves, 27 de mayo de 2010

Los jesuitas, la bomba de hidrógeno y la sismología

Los jesuitas siempre han tenido interés por la ciencia. Entre sus filas ha habido notables astrónomos y astrofísicos.

Pero en 1896, el padre Frederick Odenbach del Colegio Jesuita de Cleveland, Ohio, desarrolló un interés por la ciencia de la meteorología. Parece que ésta no satisfizo sus apetitos científicos pues, en 1900, había reorientado su atención hacia la sismología.

Ese año construyó un sismógrafo y comenzó a hacer observaciones. Tras trabajar durante algunos años, el padre tuvo una idea genial: la orden de los jesuitas estaba representada en casi todos los países y mantenía contactos regulares entre sus establecimientos.
Entonces ¿por qué no organizar una cadena de estaciones de observación
sismológica alrededor del mundo y determinar globalmente los movimientos de la corteza de la Tierra?

En 1909, el padre Odenbach escribió a todos los colegios jesuitas de Norteamérica solicitando su colaboración:
«Con un pequeño desembolso en algunos de nuestros colegios estaríamos en situación de hacer algo grande en sismología».

Pronto estaban activos 18 sismógrafos en colegios jesuitas de Estados Unidos y Canadá. Pero intervino la gran guerra y las preocupaciones que trajo con ella, así que el proyecto quedó en suspenso hasta que, en 1925, otro jesuita, el padre John Macelwane, catedrático de Geofísica en la Universidad Washington en San Luis, Missouri, reavivó el tema.

Por entonces había estaciones sismológicas en colegios jesuitas de Australia, Bolivia, China, Colombia, Cuba, Inglaterra, Granada, Hungría, Líbano, Madagascar, Filipinas y España, pero fundamentalmente optaron por un compromiso informal, temiendo que cualquier organización formalmente reconocida pudiera llevar a «malentendidos»; es decir, a la idea de que la orden estaba tramando una conspiración mundial.

Pero evidentemente había gran entusiasmo por el proyecto, que tenía la ineludible condición de ser barato, y los participantes se dedicaron a ello con celo profesional.

El éxito más famoso de los jesuitas llegó en 1954 cuando uno de sus miembros, el padre Rheinberger de Sidney, Australia, observó una pequeña señal sismográfica que parecía coincidir con la explosión de la bomba de hidrógeno en el atolón de Bikini en el Pacífico.

















Se recurrió a las estaciones jesuitas de todo el mundo para consultar sus registros y resultó que las cuatro recientes pruebas de bombas termonucleares habían sido detectadas por sus instrumentos.

Así empezó la monitorización mundial de las pruebas nucleares.

También hubo un premio añadido para los geofísicos pues los registros mostraban que las explosiones siempre se producían pasados cinco minutos de la hora en punto. Los observadores podían entonces prepararse para seguir el curso y la atenuación de las ondas de choque sísmicas a través de la corteza de la Tierra.

Pero, como era de esperar, la petición de que se dispusieran explosiones de bombas de hidrógeno para beneficio exclusivo de los sismólogos, fue rechazada.


-----------------
Bibliografía:

• Texto extraído de Walter Gratzer; Eurekas y Euforias. Cómo entender la ciencia a través de sus anécdotas. Ed. Crítica. Barcelona 2004.
Seismology, The Jesuit Science.
• Robert Muir Wood; The Dark Side of the Earth. Allen and Unwin. Londres, 1985.
James B. Macelwane (1883–1956).
Vídeos de la bomba de hidrogeno.

miércoles, 26 de mayo de 2010

¿El ordenador sustituirá al libro? No... pero

En referencia a si el ordenador sustituirá al libro, me pregunta @PapyreGrammata:

- Esto no sucedería con un eReader ;-) ¿qué opinas? 

Le respondo:


- Quizá. Pero en esas situaciones se suelen leer libros adhoc, que quedan allí hasta la próxima ocasión. Eso no pasará con eReader.


Dicho lo cual, y bromas aparte, mi respuesta, un poco más reflexiva se puede resumir perfectamente en este vídeo:





Cambien ustedes a voluntad el portátil por cualquier soporte electrónico de lectura de nuevo cuño, actual o por venir.


La respuesta, entonces, a si el "ordenador" sustituirá al libro es... 

- No; pero...


Y el "pero" cobra cada día mayores dimensiones. Habrá que redefinir los conceptos tradicionales de libro y de lectura. Y, en la misma línea, el acceso a la cultura en general.

Estos cambios ya se atisban hace tiempo y los más reacios a asumirlos son los integrantes de la cadena editorial tradicional. 

Adaptación es la respuesta.
Y ya hay voces que lo advierten hace tiempo.

Dicen que el ordenador sustituirá al libro...

... sí, seguro
.

.

(ya sé que la imagen merece actualización: portátiles, wifis, smartphones, ebooks ... pero, al final, el mensaje es el mismo.

lunes, 24 de mayo de 2010

Palabras y petardos













Se suceden los ataques contra gente que expresa sus ideas con rigor y claridad. 
La opinión contraria, o simplemente diferencial, ha pasado a ser espacio enemigo. El heterodoxo o el discrepante, alguien a callar. La dialéctica amigo/enemigo domina el espacio público soportada tanto por un grueso sectarismo como por la carencia de verdaderos argumentos.

--

Roberto Blanco Valdés es un prestigioso catedrático de Derecho Constitucional. También es habitual colaborador de la prensa gallega. Como catedrático y como columnista ha expresado siempre con rigor y claridad su opinión  sobre temas de actualidad.
Hace escasas semanas sufrió la tercera agresión violenta, al explotar unos artefactos en la puerta de su casa.
La causa, su posición en relación con la política lingüística de la Comunidad Autónoma.
Conocida la noticia, las adhesiones se secedieron en el mundo académico, condenando con energía este nuevo episodio de violencia e intolerancia. Sin embargo, la noticia apenas ha merecido alguna referencia en los medios de comunicación.

Creo que tanto el suceso denunciado como los silencios merecen un comentario.
La agresión al profesor Blanco Valdés no es, desgraciadamente, un hecho aislado en la España de los últmos años.
En demasiadas ocasiones se han tenido que suspender conferencias en universidades u otros espacios públicos antes la actitud violenta de una minoría. O se han remitido cobardes anónimos con amenazas de todo tipo. O se ha ejercido una coacción difusa, suficiente para desaconsejar la emisión de determinadas opiniones. 

En la mayoría de las ocasiones no ha habido noticia. En función de la notoriedad del sujeto afectado, unas pocas líneas en hojas postreras de un periódico. Puede alegarse que, en todo caso, se trata de sucesos aislados y que hablar de un ambiente generalizado de violencia no es acorde con la realidad.

Y es cierto. Hoy por hoy, es así. Pero uno ya sería excesivo. Además, si bien no pueden considerarse generalizados, tampoco pueden calificarse de aislados.

Simultáneamente a la agresión sufrida por el profesor Blanco Valdés, diversos cines de Bacelona aparecían marcados por seguir una huelga convocada en defensa de un determinado modelo de distribución de películas. Da igual el motivo, la coincidencia o divergencia con la postura de los exhibidores o con la nueva política que se quiere implantar. Lo significativo vuelve a ser la coacción.

Esta vez, la palabra es su soporte. Recordatorio de que, como tantas veces en la historia, la palabra es el primer paso, la primera barrera a superar para advertir, para perseguir, para legitimar violencias posteriores. 
De nuevo, silencios, condenas tibias y pocas voces advirtiendo de la gravedad de unas pintadas que son expresión de un inequívoco germen de violencia.

Es difícil que las bombas no sean precedidas por los petardos y los petardos por las palabras.

Es difícil que las bombas no sean precedidas por los petardos y los petardos por las palabras.

La reiteración de este tipo de incidentes no puede desligarse de la atmósfera que de un tiempo a esta parte domina la vida pública española. Si el trazo grueso y la descalificación nunca han sido del todo ajenos al debate público en nuestro país, lo cierto es que en el plazo aproximado de la última década ha podido percibirse un negativo salto cualitativo.

La dialéctica amigo/enemigo domina el espacio público soportada tanto por un grueso sectarismo como por la carencia de verdaderos argumentos.

La opinión contraria, o simplemente diferencial, ha pasado a ser espacio enemigo. El heterodoxo o el discrepante, alguien a callar. La dialéctica amigo/enemigo domina el espacio público soportada tanto por un grueso sectarismo como por la carencia de verdaderos argumentos. 
Detrás, desgraciadamente, emerge la peor cara de nuestra historia política, aquella que nos recuerda que somos unos recién llegados a la democracia; aquella que nos descubre que estamos lejos de asimilar la grandeza de la verdadera toleranca.

Es preciso advertir de la gravedad de estas conductas. Por ello, el silencio que en demasiadas ocasiones las rodea es intolerable.
No entender su verdadero significado es una muestra más de debilidad democrática.
Los hechos en sí son inequívocamente condebables. Pocos se atreven a negarlo. Pero también son pocos los que dan un paso más y se pronuncian con rotundidad sobre las causas.
De alguna manera se ha instalado un clima social complaciente, al menos tolerante con expresiones y actitudes que deberían estar desterradas de comportamientos públicos y privados. Todo aquello que coarte la libertad de pensamiento y expresión exige una radical oposición.
Hay que recuperar el respeto por el otro y el valor de la discrepancia y de la crítica. Eliminar falsas certezas que en demasiadas ocasiones solo amparan intereses particulares y autoritarismos varios.

Sería bueno dotar al debate público de un rigor y serenidad que nunca debería haber perdido.

Nadie puede pedir que se le dé la razón. Pero nadie puede impedir ni disuadir la expresión de una opinión. Para todo ello, sería bueno que unos y otros comenzasen a enfriar el debate público, dotándole de un rigor y serenidad que nunca debería haber perdido.


---------------
Texto: José Tudela Aranda, letrado de las Cortes de Aragón.
"La firma" en Heraldo de Aragón, sábado 6 de marzo de 2010.
Sin enlace web.

Ilustración: Isidro Gil. Es la original que ilustraba el artículo citado.

Los destacados son míos.

viernes, 21 de mayo de 2010

Sangre y tinta

Un célebre escritor, mencionado con nombres múltiples en los manuales de literatura, llama a mi puerta.

No somo contemporáneos. Corre para él el año 1936, para mí el 2010.

Le preocupa la guerra civil que estalló ayer.

Le aclaro desde su futuro la conformación de los bandos. También la duración y el desenlace de la contienda, la cual, afirmo, será cruenta en extremo.

Me pide que lo ayude a superar la indecisión, pues duda entre el instinto de preservar la vida y la fidelidad a sus convicciones.

Si eres García Lorca, le digo, te matarán los unos en Granada; si Ramiro de Maeztu, los otros en el cementerio de Aravaca.

Puedes optar por la larga miseria de la cárcel, la amargura del exilio, el silencio resignado, la acusacióin denhaber vencido.

Te convendría, eso sí, alcanzar una edad inverosímil si aguardas el juicio objetivo de tus compatriotas.


----------
Fernando Aramburu.
"Destacado" en el artículo de elcultural.es dedicado al libro de Andrés Trapiello Las armas y las letras. Literatura y Guerra Civil (1936-1939).
Destino. Barcelona. 2010

Sin enlace web. Únicamente accesible en la edición impresa del suplemento cultural de El Mundo elcultural.es. Jueves 20 de mayo de 2010

jueves, 20 de mayo de 2010

Gaspard Monge: libertad, igualdad, fraternidad y geometría

 Gaspard Monge es el gran creador de la geometría descriptiva, que se sigue impartiendo como él la diseñó hace más de doscientos años. Esta técnica gráfica es la base de la actual representación sobre el papel de construcciones de todo tipo.

"Monge fue el más prestigioso profesor de matemáticas desde los tiempo de Euclides".

Pero, además, era un hombre comprometido con la Revolución y confiaba en que las ideas revolucionarias conducirían a una sociedad más justa.

Un cráter lunar lleva el nombre de Gaspard Monge.
(Las imágenes están sacadas de estos enlaces. Click para ampliar)














--------

¿Quién era Gaspard Monge?
No se trata de un personaje de primerísima fila en el mundo científico, como pueden serlo Euclides, Newton o Einstein, ni tan siquiera suele figurar en los libros de texto no universitarios, a diferencia de Cardano o Tartaglia, y por lo tanto para muchos de los ciudadanos se trata de un personaje totalmente desconocido.
Tan solo para aquellos que hayan cursado geometría descriptiva el nombre de Gaspard Monge puede decirles algo relacionado con uno de los sistemas de representación: el sistema diédrico.

Monge es el gran creador de la geometría descriptiva. que se sigue impartiendo como él la diseñó hace más de doscientos años. Esta técnica gráfica es la base de la actual representación sobre el papel de objetos tridimensionales: dispositivos, máquinas y construcciones de todo tipo.

Pero Monge hizo importantes contribuciones a la geometría analítica del espacio y es uno de los iniciadores con Euler, de una nueva rama de la matemática: la geometría diferencial.
También realizará importantes aportaciones no solo a otras ramas de las matemáticas (análisis, teoría de ecuaciones diferenciales en derivadas parciales, sino también a la mecánica y a la química. Tanto él como sus colegas y amigos Lavoisier y Berthollet pueden ser considerados los padres de la química moderna.

Pero si hay que destacar una faceta que lo diferencia de otros hombres de ciencia es la de profesor. En palabras del historiador de la matemática C. Boyer, Monge fue "el más prestigioso profesor de matemáticas desde los tiepo de Euclides". Capaz de entusiasmas a sus alumnos con sus explicaciones, ayudando a los que mostraban más dificultades y estimulando y apoyando en la investigación a los más aventajados, empleó métodos de aprendizaje que hoy en día nos sorprenderían.
Durante más de cuarenta años ejerció la docencia, gozando de la admiración y el respeto de sus colegas y alumnos.

Pero su papel en la educación y la instrucción no se limitará a la docencia, sino que jugará un papel relevante en la creación de instituciones. Se le considera el creador y diseñador efectivo de la Escuela Politécnica, modelo de todas las escuelas de ingeniería actuales.

Pero además, Monge fue un hombre comprometido con la Revolución. Como tantos otros, confiaba en que los presupuestos revolucionarios conducirían a una sociedad más justa.

A punto estuvo de costarle la vida esta incursión directa en la política.

Como consecuencia de unas acusaciones, tuvo que aceptar el cargo de representante del gobierno en Italia como uno de los comisarios encargados de seleccionar las obras de arte que los distintos estados italianos debian ceder como resultado de los tratados de paz. Será allí donde muestre su faceta de hombre ilustrado.

Es en esta época en italia cuando inicia una relación estrecha con el entonces General Bonaparte, vínculo de amistad que se mantendrá hasta el final de sus días.

Acompañará a Napoleón a Egipto y regresará con él a París. El joven general se convertirá en el máximo dirigente del pueblo francés y recompesará a su sabio amigo, Gaspard Monge, con favores y honores.

La caída de Napoléon tras la campaña de Rusia de 1812 señalará el propio declive de Monge, mientras la restauración borbónica será la encargada de acelerar el proceso.

Morirá en 1818, desengañado al ver que se desmoronaba el mundo por el que había luchado, a la vez que era olvidado e ingnorado por las instituciones.

En diciembre de 1989, en el bicentenario de la Revolución Francesa, Francia le ha rendido un último homenaje con todos los honores, trasladando sus restos al Panteón de Hombres Ilustres, junto a los de personalidades como Voltarie y Rousseau


--------
Bibliografía:

• Antonio Hernández Hernández; Monge: libertad, igualdad, fraternidad y geometría. Nivola libros y ediciones. Madrid 2002. (de donde está extraído el texto, que pertenece a la introducción)
Gaspard Monge en wikipedia.
Monge: geometría descriptiva.
Gaspard Monge en el archivo MacTutor de historia de las matemáticas.
Gaspard Monge en la escuela de Matemáticas del Trinity College de Dublín.
Cráteres lunares dedicados a matemáticos.

martes, 18 de mayo de 2010

Barcelona desde el aire

Volar en avión a veces permite estas inusuales vistas.

El tiempo y las rutas de navegación no siempre permiten imágenes como esta.

Desde ahí arriba parece que todo está al alcance de la mano.

Barcelona desde el aire.

















Pincha para verla en grande. Es un poco "pesada". Ten paciencia

Venga, venga, no se entretengan... Kiss and drive




















Kiss and drive

Venga, venga, no se entretengan...

¡Circulen!

---------------------
Imagen real tomada en el aeropuerto de Bruselas

viernes, 14 de mayo de 2010

Cuando China despierte el mundo temblará

Napoleón fue un visionario en muchos aspectos. Notorios algunos, más desconocidos otros. Su frase "Cuando China despierte el mundo temblará"  es una demostración más de su clarividencia.

Porque fue capaz de advertir, con casi 200 años de anticipación, aquello que, en nuestros días de soberbia tecnológica y política, no hemos sido capaces de valorar hasta que ya ha sido una realidad innegable e irreversible: China ha despertado y ahora el mundo tiembla. Pero seguramente este despertar no es al que Napoleón se refiría.

El mundo tiembla ante su poderío económico, ante su potencial militar, ante su influencia política, ante su capacidad de movilización social... y todo ello, desde la más descarada falta de respeto a los derechos fundamentales de sus ciudadanos y su falta de escrúpulos propagandísticos.

Campañas masivas de esterilización; movilizaciones forzosas de población para realizar faraónicas obras públicas; represión brutal de la disidencia, política e intelectual; invasión militar de territorios vecinos; censura en los medios de comunicación; restricción en el acceso a los contenidos de internet, política informativa manipulada; ...





















A día de hoy, la realidad supera con creces el vaticinio de Napoleón: las insituciones se rinden a sus pies y le conceden la organización de todo tipo de eventos planetarios mirando hacia otro lado cuando se trata de evaluar la situación social de su población; los mercanos occidentales buscan morder un pedacito del pastel de su infinito potencial consumidor y productivo aun a expensas de perder su autonomía e independecia; los gobiernos permiten sus abusos por temor a un enfrentamiento diplomático y sus repercusiones estratégicas...

Pero el mundo no tiembla: observa con pasividad y calcula el rendimiento económico y político que puede obtener, aunque eso suponga la sistemática negación de los derechos humanos por parte de sus dirigentes, demostración palmaria de su falta de escrúpulos y su pestilencia intelectual.

Napoleón, en el fondo, se equivocó.
Y, como de costumbre, quien gana es la clase dirigente, oligárquica y mezquina, y quien pierde es la inteligencia colectiva, cada vez más devaluada por mensajes ambiguos, contradictorios e interesados.

jueves, 13 de mayo de 2010

Nuevo récord mundial de estulticia periodística

Desde el miserable Manolo Lama, que no duda en humillar a un mendigo ante toda su audiencia para ver si es capaz de batir el récord mundial de estulticia periodística;

hasta los tertulianos políticos y económicos que se ven compulsivamente obligados a manifestar sus filias futboleras y estados de ánimo en función del resultado de su equipo antes de verter cualquier opinión;

pasando por los informativos radiofónicos y televisivos que consideran la noticia más importante del día el partido de turno, dedicando inexplicables minutos de sus informativos a poner gritos de masas enforvorizadas y absurdos himnos cacofónicos;

... este es el panorama del periodismo de primera línea de este país. Los que hacen que la charanga y la pandereta, el pan y el circo, cada día ganen posiciones y adeptos.

El "ministro de deportes" estará encantado (Les presumo conocedores de que el Presidente del Gobierno, Mr Zapatero, tiene entre sus funciones adscritas las competencias de deportes).
Tiene en estos sujetos el bálsamo que el país necesita.

Y me van a perdonar los periodistas de verdad. Pero este es el periodismo que se lleva los primeros puestos del EGM y convoca millones de oyentes cada día.


A veces pasan otras cosas, pero no son importantes.

En fin.

miércoles, 12 de mayo de 2010

Mamá me estaba contando un cuento...

Mamá me estaba contando un cuento...

... hasta que llegó papá...















"Mom was reading me a tale, till daddy came back..."

Violence against women is violation of human rights.
Denounce



------------------------------------















"Mamá me leía un cuento y no se dio cuenta cuando llegó el lobo..."

La violencia contra las mujeres es una violación de los derechos humanos.
Denuncia



-----------
Campaña "violencia contra la mujer", para Amnistía Internacional, realizada por la agencia Unitas/RNL, Santiago, Chile


----

"Si me quieres... no me grites, no me insultes, no me ignores, no me pegues, no me mates.... quiéreme" . Diseñadores gráficos contra la violencia de género

martes, 11 de mayo de 2010

La cultura siempre perdiendo

¿Qué tendrá la cultura que todo el mundo quiere suprimir el ministerio correspondiente?

"Sindes" aparte, la última acometida viene desde el principal partido nacionalista catalán:

Duran (CiU) pide suprimir los ministerios de Igualdad, Vivienda y Cultura para reducir el déficit.

El argumento de peso es que las competencias de Cultura ya están transferidas a las comunidades autónomas.

Debemos entender que considera el presupuesto del Ministerio de Cultura -867,2 millones de euros en el 2010- una cantidad relevante en la reducción del déficit.

Pero no le he oido una palabra de reducir el gasto en financiación autonómica; ni de eliminar la duplicidad de cargos, instituiciones y trámites derivados de la multiplicación de administraciones públicas; ni de la eliminación de superfluas delegaciones "nacionales" por el mundo; ...

También entiendo que pretende abandonar a su suerte instituciones como el Museo del Prado, El Reina Sofía, la Biblioteca Nacional o El Instituto Cervantes; las actividades de promoción de la cultura o la protección y conservación del patrimonio histórico.
Me olvido del tema becas, formación, promoción de la lectura o conservación de archivos.

Debo pensar que el Sr. Durán y el partido al que representan tiene a la cultura como medio de promoción particular, desde el punto de vista nacionalista más caduco y ultramontano.

No voy a entrar en los temas polémicos de subvenciones o protección de determinadas industrias cultuales o cánones porque son asuntos en evolución que generan debate, todavía sin definir ni concluir.

Me sigue pareciendo delirante que los políticos se nieguen a ver en la Cultura uno de los pilares fundamentales para el desarrollo de una sociedad capaz; pero me parece más delirante aún que crean que el Ministerio de Cultura es prescindible.

Insisto: "sindes" aparte. Que buenos ministros de cultura los ha habido.

lunes, 10 de mayo de 2010

Otro lunes más

Cuando cumplió la mayoría de edad, su padre y yo le regalamos un coche. No era gran cosa pero mucho mejor que ese ridículo vespino en el que salía montado cada mañana de camino al instituto; ese que me amargaba la vida. 

A veces, y sólo cuando mi hijo no me veía, solía observarlo desde la ventana de la cocina. Me quedaba mirando un buen rato, sosteniendo una taza de café caliente en mis manos, espiándole detrás de los visillos hasta que se marchaba en aquella especie de bicicleta a motor, con todo el invierno golpeándole en la cara. 

Otras, era mi mente la que lo contemplaba metido en un atasco, sorteando el tráfico debajo de una lluvia fina y punzante, avanzando por el arcén de una carretera que él conocía y respetaba. Canturreando esa música que ni el padre ni yo entendemos, moviendo la cabeza enfundada en un casco que le obligábamos a ponerse siempre, sintiendo el ritmo que marcaba su imaginación. Creciéndose bajo la lluvia y sobre el asfalto por el frenesí de una canción que adoraba y que su cerebro reproducía con un eterno bucle. 

Después, mientras me bebía el último sorbo de café, me imaginaba a mi hijo llegando al colegio con su impermeable verde, con su mochila negra y sus ojos marrones homenajeando a la vida, exultantes de juventud; y sólo entonces sentía cierto alivio en el alma que me daba fuerzas para soportar la incertidumbre de otro trayecto más: la vuelta a casa.


A menudo me he detenido a pensar en aquella tarde, cuando su padre y yo salimos del Concesionario con las llaves del coche usado que le íbamos a regalar. Tratando de imaginar qué no hubiera ocurrido si aún conservara el ciclomotor, el mismo que yo odiaba pero que con el paso del tiempo he apreciado hasta el punto de echarlo en falta.  Sin acabar de entender que todo hubiera sido distinto si nunca lo hubiéramos reemplazado por un "seguro" y cómodo vehículo de cuatro ruedas.
 
Aunque no consigo borrar de mi mente aquella expresión: un ensayo de felicidad reflejada en los ojos de mi hijo cuando vio estacionado en la puerta de casa su coche. Una mirada que era como un abrazo o un te quiero. Tierna y agradecida como aquellas que me brindaban sus ojos de niño recién nacido cuando le alimentaban mis pechos, cuando le tranquilizaba mi voz o le curaban mis manos. Y quizá sea esa mirada la que me sacude por dentro las entrañas. La misma que siento en forma de puñal clavado en mi vientre, allí donde él estuvo un día ocupando una parte de mí que hoy agoniza por su ausencia.


Todavía vivo en aquel lunes perpetuo, todavía son las ocho de la mañana en el kilómetro 24 de la A-49, donde por causas que aún se desconocen hubo una colisión entre tres vehículos que se cobró la vida de mi hijo, mi propia vida. Porque fue mi garganta la que enmudeció con él cuando le sobrevino el golpe. Fue mi pecho el que se empotró contra el volante, y fue sobre mi cara que cayeron cientos de cristales como una lluvia de estrellas que herían y desgarraban la piel. Fueron mis piernas las que se quebraron, las que dejé de sentir más allá del dolor. Y fue su corazón y el mío los que dejaron de latir en aquella ambulancia ruidosa de camino al hospital o a ninguna parte.

Hoy me tomo el café sin mirar por la ventana. 

Es lunes, otro lunes más del frío y húmedo Enero.


----------------
Julia Nieto. 2005, para DesEquiLIBROS

¡jo, qué tropa!

 Fue Alvaro de Figueroa y Torres, Conde de Romanones, un conspicuo político de principios del siglo XX.

Como antes, o además, de político fue también un prolífico escritor y periodista fue propuesto para ocupar un puesto en la Real Academia de la Lengua.

El caso se saldó como sigue:

...le sugirió alguien que hiciese una visita de cortesía a todos los miembros de la Institución encareciéndoles su apoyo, porque esa era la costumbre.

Así es que venciendo el natural pudor cumplimentó ese requisito y todo el mundo le aseguró que su voto sería para él.

El día de la votación se acercó su secretario y en un aparte le dijo:

- Excelencia, traigo malas noticias: no hemos salido.

- ¿Cómo es posible? -preguntó perplejo- Pero si tenía garantizada la elección...

El funcionario se encogió de hombros.

- Pero entonces ¿cuántos votos he tenido?- quiso saber.

- Ninguno, Excelencia- musitó el secretario con un hilo de voz.

El político se quedó unos instantes pensativo y luego cabeceando ligeramente se volvió hacia su ayudante:

- ¡Jo, qué tropa!,- concluyó.

Esta edificante anécdota ayudará, sin duda, a comprender mejor el complejo carácter humano.

Para una comunicación más eficaz: lectura fácil

Entre el amigo que sufre "cefaleas agudas" y el que tiene "dolores de cabeza tremebundos", es evidente que el segundo será comprendido por un mayor número de personas. El lenguaje llano es la base de una comunicación clara y directa.

Un buen ejemplo que pone de manifiesto la necesidad de adaptar el lenguaje público para que sea entendido sin dificultad: se trata de, a través de un lenguaje claro y directo, "evitar palabras demasiado técnicas, frases de sintaxis compleja y una presentación poco clara".

Al menos un 30% de la población tiene problemas para leer. Es el caso de algunas personas con discapacidad, mayores o inmigrantes con un conocimiento insuficiente del idioma. Para estos grupos, se ha ideado un sistema de lectura fácil. Los escritos se redactan de acuerdo a unas normas que facilitan la comprensión y la accesibilidad, con palabras sencillas y de cuerpo grande.

El objetivo es claro: "una comprensión rápida de los textos; una comunicación más eficaz y cercana con el público destinatario".

La lectura fácil se basa en unos cuantos conceptos claros:

- Lenguaje sencillo que evita términos abstractos o simbólicos.

- El contenido describe los acontecimientos en orden cronológico. "Narran historias con una sola línea argumental, dan continuidad lógica a la acción y relatan acciones directas y simples, sin excesivos personajes".

- Evitar detalles superfluos y conceptos abstractos, en favor de las frases cortas y los términos sencillos
Otros factores que distinguen a estos textos son visuales.

- El cuerpo de las letras debe ser grande, con márgenes e interlineados amplios y la longitud limitada de cada línea.

- Las frases se deben adaptar al habla y cortarse  en el mismo punto en el que la voz se para al pronunciarlas.

- Los contenidos, además, se acompañan de imágenes que facilitan la comprensión.

Un escrito de lectura fácil transmite la información esencial, sin detalles superfluos; evita los conceptos complicados y los explica cuando sean inevitables; recurre a palabras sencillas y frases cortas, con una media de diez términos; no emplea la forma pasiva; y aprovecha las ilustraciones para completar el argumento.



¿Y dónde queda la literatura? ¿Ahora hemos de empobrecer nuestro lenguaje?
No se trata de literatura, sino de lograr una comunicación óptima en cuestiones públicas.

El interés social por la lectura fácil "nació en Estados Unidos y, paralelamente, en los países nórdicos un movimiento similar fijó su atención en las versiones de libros para personas con dificultad de comprensión. Así, que los literatos sigan escribiendo sus grandes obras, con metáforas, dobles sentidos y analepsis si lo creen conveniente, que, luego, los técnicos en lectura fácil pondrán la historia en orden cronológico, dejarán una sola línea argumental y reducirán el número de personajes, todo ello con letra clara y espaciados generosos. Las directrices las ha establecido la Federación Internacional de Asociaciones e Instituciones Bibliotecarias".


-----
Bibliografía

Sin rodeos, en La Vanguardia;
Textos de lectura fácil, en Consumer;
Asociación Lectura Fácil.

viernes, 7 de mayo de 2010

Cómo fabricar una mentira (o muchas) o cómo colársela a un editor de Cultura

Hay editores de Cultura a los que se les puede colar una ficción siempre que vaya vestida con un Gran Nombre.
El caso del esquivo Tommaso Debenedetti y sus entrevistas inventadas a grandes escritores.

-------------------

Al final de la entrevista que Paola Zanuttini le hizo para La Repubblica a Philip Roth a propósito de La humillación, su última novela, le preguntó por qué era tan duro con Obama.

Le recordó que había afirmado que el actual presidente de Estados Unidos era antipático, ineficaz y que, además, estaba deslumbrado por los mecanismos de poder.

"Jamás he dicho tal cosa", contestó el escritor.
Así que se pusieron a indagar y descubrieron que el texto en el que la periodista había leído las observaciones de Roth era totalmente inventado.

Lo había firmado en Libero, una publicación próxima a Berlusconi, un tal Tommaso Debenedetti, que resulta proceder de una familia de una gran cultura literaria.

Roth no recordaba haber estado nunca con él y, cuando se destapó el asunto, el propio periodista confesó no encontrar las grabaciones de aquel encuentro.

Picado por la curiosidad, el escritor buscó en la Red si había otra víctima. Encontró que John Grisham también se había metido con Obama en una entrevista que Debenedetti colocó en tres medios distintos.

Roth contactó con él enseguida, y Grisham le aseguró que nunca había dicho que Obama prometió mucho y luego no hizo nada.

Añadió, eso sí, que el resultado no era "una mala pieza de ficción".
 
Tras la perplejidad llegó el cabreo (Grisham va a llevar el caso a los tribunales; Roth prefiere no hacerlo para no complicarse la vida) y luego vino la diversión.

En el caso de Roth, por partida doble.

Primero, porque un columnista de Il Corriere della Sera lo puso como ejemplo ante los italianos por su coraje a la hora de criticar el poder.

Y segundo, cuando le dijeron que Debenedetti lo había entrevistado en otra ocasión.

Debenedetti ha publicado desde 2006 hasta hace poco, más de 20 entrevistas en Il Piccolo di Trieste, según Judith Thurman, de The New Yorker. 

Por cada una de ellas cobró unos 20 euros, a pesar de que más de la mitad fueran con autores con premios Nobel (Toni Morrison, Coetzee, Gordimer, Le Clézio, Naipaul, Saramago...).

Todas inventadas.

Moralejas:

a) hay editores de Cultura a los que se les puede colar una ficción siempre que vaya vestida con un Gran Nombre; y

b) los escritores deben saber mucho del presidente Obama: siempre les preguntan por él.

----------------
El artículo original se publicó en el Diario El País en su versión papel.
La versión digital apareció el 29 de abril de 2010 en la sección de análisis El Acento, bajo el título El fabricante de mentiras.

También factual habló del tema hace unos días en un artículo titulado las entevistas falsas de  Tommaso Debenedetti. (Solo he podido acceder a la versión en caché de google)

Para mi sorpresa, los artículos han pasado sin pena ni gloria por el mundo digital, incluido el propio diario El País, que dedicó, a mi entender, poca atención.
Por eso los enlazamos desde aquí.


Gracias a @calocen por recortar y guardar el artículo, y sobre todo, por hacérmelo llegar.

jueves, 6 de mayo de 2010

Formas verbales: jota mejor que ge ; uve mejor que be ; i griega mejor que elle


Las normas básicas de la ortografía dicen que las formas verbales se escriben igual que sus infinitivos. 

A menos, claro, que una forma específica exija otra cosa, como el pretérito imperfecto de indicativo de la primera conjugación, que rige "ba"; o que al formar un tiempo concreto alguna vocal se duplique por algún designio evolutivo, como la primera persona del singular del presente de indicativo del verbo dormir.

Un error ortográfico bastante habitual consiste en poner ge en vez de jota, be en vez de uve o elle en vez de i griega en las formas verbales que necesitan de esos sonidos para conjugar correctamente.

Si el infinitivo ya tiene alguna de esas grafías, no hay problema. Se aplica la norma general.

Pero... ¿y si no las tiene?

- Cuántas veces hemos visto un "tubo" en vez de "tuvo" -de tener- (y todos sus compuestos: mantener, sostener, contener...) por influencia, quizá, de alguna "pieza hueca, de forma por lo común cilíndrica y generalmente abierta por ambos extremos"

- o un "halla" (que ni siquiera era árbol) en vez de "haya" -de haber-, pensando erróneamente que, quizá, habíamos conseguido "dar con alguien o algo que se busca";

- o un "conducieron", preferido, quizá, a "condugeron", en vez de "condujeron" ante la duda de si éstos últimos se escribían con ge o con jota;


Pues bien; si alguna vez te has encontrado en esta tesitura, aquí va la receta:

Si en el infinitivo no aparecen ni be ni uve, ni ge ni jota, ni elle ni i griega, sus derivados verbales se forman usando uve, jota e i griega.


Buena suerte con los verbos irregulares y defectivos. Pero ese ya es otro asunto.

Si quieren saber algo más de ortografía, ya hemos hablado del tema en otras ocasiones.

martes, 4 de mayo de 2010

La sociedad (casi) siempre ha sido ingrata con la ciencia. El caso de Abraham De Moivre

"Consulten a De Moivre, que de esos asuntos sabe más que yo", solía decir Isaac Newton cuando le preguntan sobre temas relacionados con las matemáticas. Tal era su calidad como matemático y el reconocimiento que tuvo de alguno de sus pares más notables.

A pesar de ello, Abraham De Moivre murió solo, pobre, ciego y desilusionado, porque la sociedad (casi) siempre ha sido ingrata con la ciencia.



De Moivre nació en el seno de una familia protestante, de padre cirujano, aunque esta profesión no les aseguró una situación económica muy boyante.
Durante sus primeros años estudió en la escuela católica de su ciudad natal, Vitry-le-François, que fue un centro de tolerancia en una Francia profundamente marcada por las tensiones religiosas de la época.

Estudió lógica, y aunque las matemáticas no formaban parte del curso, leyó los principales textos de su tiempo, en particular el tratado de Huygens sobre los cálculos en los juegos de azar (De ratiociniis in ludo aleae).

Más tarde la familia se trasladó a París donde estudió física y matemáticas en el College de Harcourt, aunque no hay constancia de que lograra ningún título académico.

En 1685 Luis XIV, el Rey Sol, revocó el edicto de Nantes que había garantizado la libertad de culto en Francia desde finales del s. XVI. Se desencadenó así una persecución religiosa contra los protestantes, también conocidos como los Hugonotes. De Moivre fue encarcelado durante un año en París.

Recuperada la libertad, huyó a Londres, donde sobrevivió impartiendo clases particulares de matemáticas y enseñando en los cafés. También consiguió algo de dinero jugando al ajedrez.

Nada más llegar al Reino Unido conoció la publicación delos "Principia" de Newton, el libro más profundo de cuantos había conocido, y se dedicó a su estudio. Se cuenta que compró un ejemplar y que arrancaba las hojas para tenerlas siempre consigo y así poderlas leer cuando iba de un alumno a otro en sus clases privadas.

En 1692 conoció a Halley, secretario entonces de la Royal Society. Y poco más tarde conocería al mismísimo Newton, de quien se haría gran amigo y defensor en la disputa que mantuvo con Leibniz sobre la paternidad del cálculo diferencial.

El teorema más importante de De Moivre a aparece en "Miscelánea analítica", obra en la que investiga las series infinitas y los números complejos. En este libro aparece la primera solución general de una ecuación lineal en recurrencia.

De Moivre está considerado, junto a Laplace, como uno de los grandes pioneros de la teoría de la probabilidad, siguiendo los pasos de Pascal y Fermat.

Sus trabajos fueron publicados en "Doctrina del azar".
En esta obra aparece la definición de "indendencia estadística", que afirma que la probalidad de un suceso compuesto por otros dos, independientes entre sí, es igual al producto de las probabilidades de cada uno de ellos.

De Moivre está considerado como el fundador de la trigonometría analítica. De hecho, la fórmula que conecta numeros complejos y trigonometría se la conoce como fórmula de Moivre.

También descubrió la fórmula erróneamente atribuida a Stirling, utilizada para derivar la curva normal como una aproximación a la binomial. Hay que subrayar que De Moivre y Stirling era buenos amigos y no es fácil adivinar las contribuciones exactas de cada uno.

ei n x = (cos x + i sin x)n


Además, investigó en el ámbito de la estadística vital, quizá por influencia de su amigo Halley.

En 1724 publicó "nuit de feu" (night of fire), basada en gran parte en los datos de Halley, y de trascendencia en el ámbito de los seguros de vida.

De Moivre fue miembro de la Royal Society de Londres y de las Academias de Ciencias de París y Berlín. Sin embargo nunca llegó a ocupar un puesto permanente en una universidad como él había deseado.

Permaneció soltero y llevó una vida precaria, trabajando como profesor particular o como consultor de los sindicatos de seguros y de apuestas.

Se cuenta que, al igual que Girolamo Cardano, predijo la fecha exacta de su muerte, aunque su predicción no era obra de videncia sino del cálculo de la progresión aritmética del tiempo que prolongaba su sueño cada día.

Tras ver desaparecer a todos sus colegas científicos, murió pobre, ciego, desilusionado y sin el reconocimiento de la comunidad científica.


-----------
Bibliografía

• Podcast "A hombros de gigantes", del 5 de febrero de 2010, de donde está extraído el texto y, sobre todo, el título del apunte, juicio de valor del director del programa, Manuel Seara Valero.
Abraham de Moivre



Historia de la Matemática.
Abraham de Moivre en wikipedia.
De Moivre, Abraham.
• Nosotros hemos añadido todos los enlaces para mejorar la comprensión del texto y ayudar a su contextualización.

"Los que ganaron la guerra perdieron los manuales de literatura"

Se reedita Las armas y las letras, el ensayo sobre la literatura y los literatos durante la Guerra Civil. Su autor: Andrés Trapiello.

La primera edición es de 1994. En aquel momento levantó suficiente polvareda como para que "discípulos de algunos escritores trataran de enturbiar el trabajo de Trapiello para enjuagar el papel poco claro de sus maestros durante la contienda".

Para otros, el ensayo "rinde un gran servicio a nuestra historia intelectual al trazar el panorama objetivo, veraz y, a la vez, comprensivo y compasivo, de la república de las letras durante un periodo tan doloroso y tan turbio como el de la Guerra Civil española".

En cualquier caso, la publicación de Las armas y las letras marcó la llegada de "La normalidad democrática" a la literatura.

Aunque los matices del libro sean nuevos, sus tesis siguen siendo las mismas. Por un lado, la comprobación de que hubo una tercera España que se vio arrastrada a elegir uno de los dos bandos. Por otro, algo que Trapiello resume con una vieja frase suya: "Los que ganaron la guerra perdieron los manuales de literatura".

"La Guerra Civil", dice Trapiello, "consigue que dos minorías armadas arrastren a una inmensa mayoría. Tanto en el caso de los escritores como con la población civil. Y los arrastran a punta de pistola, o conmigo o contra mí. La elección es muy poco libre". Con todo, "aunque no todos los franquistas eran fascistas y no todos los republicanos eran demócratas", no hay equidistancia posible: Sabemos que se cometieron crímenes parecidos en ambos bandos, pero las ideas por las que se combatió en cada uno no pudieron ser más diferentes. En el de la República por los principios de la Ilustración, base de las democracias modernas. En el de los sublevados, contra esos mismos principios".

Junto a fragmentos de un diario inédito de 2.000 páginas redactado por Rafael Cansinos Assens, que pronto estará disponible en Internet, y una carta también inédita de Edgard Neville en la que habla del asesinato de Lorca -fue un tiro en la nuca y no un fusilamiento, dice- hay varios documentos de primer orden en Las armas y las letras: desde una carta de Torrente Ballester en la que habla de la guerra como de "un deporte de hombres" a una fotografía de Rafael Alberti en cuya dedicatoria, de 1965, habla de la Guerra Civil como de "la belle époque". Se incluye, además, un texto desconocido de Rafael Sánchez Mazas, en el que habla por primera vez del episodio popularizado por Javier Cercas en Soldados de Salamina

"Un día te sacaron de la prisión, te sacaron al bosque con otros muchos compañeros y te fusilaron. Te levantaste ileso de entre los muertos y echaste a andar por el bosque, durante días".

El padre de Rafael Sánchez Ferlosio fue uno de los que ganó la guerra y perdió los manuales de literatura. "A partir del bombardeo de Guernica", apunta Trapiello, "la República ganó la guerra de la propaganda y se asumió que todos los escritores grandes estaban con ella. No fue así. 

En un bando estaba Juan Ramon Jiménez, pero en el otro, Azorín. En uno Miguel Hernández, María Zambrano y Carner; en el otro estaban Baroja, Ortega y Gasset y Josep Pla. La trampa es contraponer a García Lorca con Dionisio Ridruejo". 
Además, muchos intelectuales de bandos contrarios eran amigos antes de la guerra -"el trato de Lorca con José Antonio Primo de Rivera relatado por Gabriel Celaya sigue siendo polémico para algunos"-, y muchos autores que serán muy importantes, entonces eran unos desconocidos para el público general: la mayoría de la generación del 27 sin ir más lejos.















 Carta inédita de Gonzalo Torrente Ballester, que se cierra con un '¡Arriba España!



 












Unamuno saliendo de la Universidad de Salamanca tras su famoso enfrentamiento con Millán Astray en octubre de 1936



"Hay que leer sin prejuicios", afirma Trapiello, para el que su libro propone saltarse las barreras de la propaganda y mirar en "las fisuras" por las que se cuelan la vida y la literatura.
"La reconciliación pasaba por leer sin apasionamientos ni anteojeras ideológicas los libros de los otros".


--------------
Bibliografía:
Una "belle epoque" de sangre y fuego. Javier Rodríguez Marcos, en El País, 4 de mayo de 2010.

• Por desgracia, los diarios digitales no suelen incluyen enlaces, como es el caso. Así que todos los enlaces que aparecen los hemos buscado para complementar el contenido del artículo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...