miércoles, 29 de septiembre de 2010

"No creo que su situación sea tan mala"


A un hombre de unos 70 años le está entrevistando un periodista en plena calle. 
El hombre entrevistado se expresa del  siguiente modo:
 
"Soy hijo de exiliados. Hasta los 27 años, y poco antes de la
transición, no puede volver a España por Franco. 

Ahora tengo 70  años.
Hace meses me sacaron  el 30 % de un pulmón.
 
Mi mujer es  inmigrante. Tengo tres hijos con ella. De los tres, sólo
trabaja una, la  del medio,....  pero no cobra nada.  

Todos, incluidos los nietos, viven de mi asignación.
 
La mayor se acaba de divorciar. Mi yerno se daba a las drogas  y al
alcohol y la ha dejado con dos hijos. 

El pequeño de mis hijos aún no se ha ido de casa y además se ha casado
con una divorciada y la ha traído; esa señora antes trabajaba pero
desde que vino a mi casa ya no. 
Ahora tienen dos niñas que también viven bajo nuestro techo… y para colmo, este año casi no nos hemos podido ir de vacaciones y, si me apuras, …ni
he podido celebrar que España ha ganado los Mundiales".


El periodista pone los ojos muy redondos y comenta:

- "Majestad, no creo que su situación sea tan mala".


---
Me lo ha mandado la viajera (in)voluntaria.
Y probablemente ya circule por ahí desde hace tiempo.

Un poco de humor no le hace daño a nadie, ni a Su Majestad. 

Las portadas de mañana

Pase lo que pase hoy en la jornada de huelga general, las portadas de mañana serán todas de este estilo:


















Y es que andamos escasos de autocrítica.
¿Se puede sacar alguna conclusión?

-------------
¿Recuerdan la serie "Cheers"?

martes, 28 de septiembre de 2010

Cuida tu cabeza. Lee

Leer te da más.

Campaña de fomento de la lectura del entonces Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

No recuerdo haberla visto en su momento en la TV, así que os la traigo para su general disfrute.


lunes, 27 de septiembre de 2010

Ray Bradbury y el editor visionario

En el epílogo de Fahrenhet 451, de Ray Bradbury, cuenta las dificultades del libro para salir a la luz. Los problemas tenían que ver con que su autor era desconocido y, la segunda, el tema, la censura y los crímenes del progreso reflejados en la quema de libros.

Lo cuenta el propio Bradbury:

"Mientras tanto, nuestra búsqueda de una revista que publicara partes de Fahrenheit 451 llegó a un punto muerto. Nadie quería arriesgarse con una novela que tratara de la censura, futura, presente o pasada.

Fue entonces cuando ocurrió: un joven editor de Chicago, escaso de dinero pero visionario, vio mi manuscrito y lo compró por 450 dólares, que era todo lo que tenía. Lo publicaría en los números dos, tres y cuatro de la revista que estaba a punto de lanzar.

El joven era Hugh Hefner. La revista era Playboy, que llegó durante el invierno de 1953 para escandalizar y mejorar el mundo. El resto es historia. A partir de ese modesto principio, un valiente editor en una nación atemorizada sobrevivió y prosperó.

Cuando hace unos meses vi a Hefner en la inauguración de sus nuevas oficinas en California, me estrechó la mano y me dijo:

"Gracias por estar allí".

Y sólo yo supe a qué se refería".



--------------
Bibliografía

• Fernández Zaurín, Luis; De cuando Vargas Llosa noqueó a Gago. Y otras 299 anécdotas literarias. Styria de Ediciones y Publicaciones S.L. Barcelona 2009.
Ray Bardbury's Fahrenheit 451.
Fahrenheit 451 en wikiligue.
Fahrenheit 451 en wikipedia.
Ray Bradbury.
Hugh Hefner.
When Playboy ruled the world.

jueves, 23 de septiembre de 2010

Euclides: la fuerza del razonamiento matemático

"El objetivo de Euclides al escribir los Elementos, su obre clave, era reunir en un texto el conjunto de conocimientos fundamentales que los matemáticos griegos habían acumulado hasta entonces, exponiéndolos de manera sistemática.

Su éxito fue tan grande que siguió leyéndose durante siglos, fue copiado a mano sin cesar cuando no existía la imprenta y se tradujo a las lenguas cultas más importantes".

--------------

"Una característica esencial de la matemática griega era que se trataba de una disciplina que se cultivaba por sí misma, independientemente de su aplicación o valor práctico. Este tipo de saber desinteresado, sin utilidad inmediata, era típico de la cultura griega, y en ella las matemáticas representaron uno de los principales ejemplos de una contemplación tal de la verdad, una forma de conocimiento puro".


Ana Millán Gasca, doctora en Matemáticas, especialista en Historia de la Ciencia, autora de numerosos libros y artículos sobre la materia y profesora de Matemáticas en la Escuela de Magisterio de la Universidad de Roma 3, recorre la figura, la obra y el contexto social y científico de Euclides y lo muestra como uno de las grandes figuras de la ciencia universal.

Con un lenguaje limpio y claro, accesible y a la vez exacto, la obra recorre en siete capítulos los diferentes aspectos relacionados con su figura, su obra, su época y su influencia posterior:

- ¿Quién era Euclides?
- Los predecesores de Euclides
- Euclides y su época
- Los trece libros de los Elementos
- Geometría y fenómenos: las otras obras de Euclides
- La influencia de los Elementos
- Para saber más…


No son necesarios conocimientos profundos de matemáticas (aunque puedan ser convenientes) para comprender la envergadura de Euclides, la magnitud de su labor y la profundidad de su razonamiento, no solo matemático, sino también filosófico, disciplinas ambas muy relacionadas en la Grecia Clásica.

Para muestra un botón. Dos anécdotas sacadas de las primeras páginas del libro y que retratan al personaje:

Ptolomeo I (uno de los generales de Alejandro Magno, que le sucedió a su muerte como rey de Egipto) preguntó a Euclides si había un modo de conocer la geometría más breve y sencillo que el laborioso camino de los Elementos. Éste último le respondió que no existía un acceso a la geometría reservado a los poderosos que les evitara la fatiga y el esfuerzo, que no había un "camino de reyes" en geometría.

Un discípulo había comenzado a estudiar geometría con Euclides. Una vez aprendió el primer teorema, el discípulo preguntó al maestro qué ventajas podía tener aprender tales cosas. Entonces éste último llamó a su escalvo y le dijo: "Dale tres óbolos, pues necesita sacar provecho de lo que aprende".


Otro buen ejemplo de cómo "ciencias y letras" caminan de la mano.


--------------
Bibliografía:
Ana Millán Gasca; Euclides. La fuerza del razonomiento matemático. Nivola. Madrid 2004.
Los Elementos de Euclides.
Euclides en euclides.org.
Euclides en wikipedia.
Artículos que citan Euclides.
Euclides en internet.

“Percepciones e imágenes de Bogotá: expresiones literarias urbanas"

“Percepciones e imágenes de Bogotá: expresiones literarias urbanas” es un texto teórico con una aproximación interdisciplinaria que toma como eje la literatura para actualizar la capital colombiana en términos de su representación y evolución.

Partiendo del heteróclito proceso de modernización del país, la ciudad es un espacio que abriga múltiples temporalidades, desencuentros, contradicciones y subculturas.

Las novelas estudiadas en la presente investigación rastrean esa serie de cambios que Bogotá paulatinamente enfrentó hasta convertirse en una de las urbes más cautivantes de América Latina.

Tomando como punto de partida los años sesenta con la Bogotá de Prohibido salir a la calle de Consuelo Triviño, avanzando cronológicamente con Sin remedio de Antonio Caballero y las novelas de Mario Mendoza; siguiendo con la Bogotá contemporánea de Al diablo la maldita primavera de Alonso Sánchez Baute y finalizando con sugerentes entrevistas a los cuatro autores, el libro cumple a cabalidad con la propuesta de analizar la transformación de la ciudad real por medio de la efervescente urbe que se vive, se recuerda, se imagina y se reescribe diariamente.


Autor: Alvaro Bernal, profesor de literatura y cultura latinoamericana de la Universidad de Pittsburgh-Johnstown.

---------------
Alvaro Bernal: Percepciones e imágenes de Bogotá: expresiones literarias urbanas. Editorial Magisterio, Colombia, 2010.
ISBN 9789582010218
Puedes encontrar el libro en Internet en: www.magisterio.com.co

Alvaro Bernal publicó en DesEquiLIBROS un relato: "Mi versión de las jugadas", que todavía está disponible en la hemeroteca de DesEquiLIBROS.

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Cierta historia de física

En un amperio
de un día de julio,

iba don hertzio

montado en caballo de vapor

que hacía kilowat, kilowat, kilowat...


Chocó contra un faradio,

dio un voltio,

cayó en un watio,

y de no ser por un ohmio

que lo agarró por el culombio,

la dina.



----------------

Esta entrada se publicó originalmente el 3 de marzo de 2008.

La recuperamos ahora como contribución al Carnaval de Física, que en su XI Edición alberga El Neutrino.

Un poco de "poesía" entre tantas unidades.

¿Y dice que esto sirve para...?
















(Pincha en la imagen para verla más grande)


Me manda la foto @calocen, hecha por él mismo en un "todo a yen".
El precio está bien.

martes, 21 de septiembre de 2010

Si vas a disparar, cambia de munición

Si vas a disparar, cambia de munición.

Y aunque hay quien usa las palabras como si fueran balas, y con esa misma intención, el combate es incruento y siempre queda el recurso de la legítima defensa.











Me manda la foto la viajera (in)voluntaria.

lunes, 20 de septiembre de 2010

Hasta otro día, ciudadano

que no cambian de chaqueta;
en Aragón hay tres cosas
que no cambian de chaqueta.
Buñuel, Francisco de Goya
y la voz de Labordeta.


(Jota cantada por Joaquín Sabina en un cocierto de Labordeta)

---------------------
Sería el año 81; estábamos de campamento en el Valle de la Garcipollera, muy cerca del valle del Aragón, entre Jaca y Canfranc.

Uno de los monitores nos anunció que una noche vendría alguien a visitarnos desde la cercana Villanúa. LLegó el día y nos reunimos en torno al fuego para recibir y atender a aquel invitado especial.

En un momento dado, empezó a explicarnos que en Aragón existe un canto popular que se entona por las mañanas, al alba, a modo de saludo al nuevo día y también como tributo a los que ya no están. Y que él, que era compositor, acababa de componer aquellos días una canción de este tipo y quería compartirla con nosotros.

Ese canto popular es la "Albada"; la canción que nos cantó lleva ese mismo título. El personaje que cantaba y hablaba con tanta elocuencia era José Antonio Labordeta. Seguramente fue el estreno de una de sus canciones más emblemáticas.

Un par de años después, yo era el "loco" aquel que se sentaba, al lado de Marta, amiga de una de tus hijas y de la hija de Emilio,  en la tercera fila de la clase de historia de COU en un instituto de Zaragoza.
El profesor, maestro, docente, modelo y ejemplo... José Antonio Labordeta.
Siempre tuve la sensación de ser un privilegiado por tener de profesor a quien ya entonces era una figura de un enorme calado.
Algunos de mis compañeros decían que era muy aburrido, pero yo disfruté con su humor socarrón, su franqueza intelectual y su respeto académico como no he vuelto a disfrutar nunca con un docente. Aquél sobresaliente fue el espejo de la persona que impartía la asignatura.

Muchos años después, me emociono mientras espero la larga fila que se crea para rendirle el último homenaje, y voy recordando algunas anécdotas que protagonizó, su forma de contar la historia y la humildad con la que, a veces, nos contaba cosas relacionadas con su actividad cantautora.

Una de esas anécdotas fue en Berlín occidental, adonde fue a dar un concierto en los tiempos del telón de acero, del bloqueo, del pasillo aéreo... Terminado el concierto, se le acercan varios espectadores y le dicen:
- Don José Antonio. esas canciones que ha cantado.. ¿son suyas? Porque ya las conocíamos pero no sabíamos de quién eran.

A él le pareció impresionante que se hubiera perdido el autor y hubiera quedado el mensaje. Y seguro que eso es lo que él hubiera preferido.

Ahora, delante del ordenador, también me acuerdo del protagonista de "Sostiene Pereira", que hacía necrológicas por adelantado, de escritores mayores, para tenerlas ya escritas el día que se murieran. Y recuerdo que yo mismo había empezado a escribir de la necrologica del "Abuelo" en un par de ocasiones.
Y lo dejé porque sin emoción todo es frío y distante. Y hoy, por desgracia, ya es tarde.


En clase siempre nos llamaba ciudadanos. Y cuando se refería a alguien, también lo hacía en esos términos.
Y cuando terminaba la clase, o un concierto, se despedía con un "hasta otro día".

Otro día hablaremos de su hermano Miguel; y de las clases de latín de Juana.

Pero hoy, querido José Antonio: "hasta otro día, ciudadano".
En el sentido más amplio de la palabra.

viernes, 17 de septiembre de 2010

La concordancia gramatical: esa gran maltratada

Iba a hablar de la concordancia.

Pero encontré un lugar donde lo explican muy bien. Así que os he puesto el enlace.

Y para ilustrar el título del apunte, os dejo un muestra de una gran campaña publicitaria que inunda últimamente las estaciones de tren de España, y que es la que ha motivado esta entrada.

O alguien no corrigió; o alguién no sabe de gramática básica; o las dos cosas.

A lo peor les da igual. No sigo preguntando.



jueves, 16 de septiembre de 2010

‘Leer no te hace mejor persona’

“Leer no nos hace mejores; no te hace mejor persona, te hace mejor individuo, aprendes más. La lectura te permite ser muchas personas; no buena o mala persona, sino más capaz de comunicarte con el otro. Lo importante es conectar cultura e inteligencia” con otros ámbitos”.

“Si tú lees a Shakespeare ves a los peores villanos, aprendes las peores mañas. Las bromas más terribles de Don Quijote no son buenos ‘ejemplos’”.


Quien esto afirma es Edilberto Aldán, escritor mexicano, en el “Taller de Literatura Para Jóvenes” con motivo de la feria del libro de Saltillo.

El diario Vanguardia se hace eco de sus palabras.


Y continúa con unos rotundos:

“Creo que el gobierno hace mal en tratar de fomentar la lectura publicando libros”;
"la mejor manera de fomentar la lectura es con eventos como éste".


Está de promoción de su último libro, y en una feria. Seguramente, las declaraciones altisonantes le darán más audiencia, aunque también una breve reseña en un diario suele extraer de contexto las frases elegidas.


Pero le daré la razón en que el número de títulos publicados, al menos es España, es excesivo. Y los índices de lectura no se corresponden al volumen de publicaciones. Así que parece claro que la cantidad, en este caso, no da calidad, ni en lo editado ni en el resultado obtenido.

De nuevo parece claro que la forma de fomentar la lectura es que los sistemas educativos y las instituciones relacionadas con la cultura la consideren fuente primaria de conocimiento y no como una mera herramienta.

lunes, 13 de septiembre de 2010

Los mejores relatos del siglo XX

En su edición del 21 de agosto, el suplemento cultural Babelia del diario El País publicó un especial en el que hacía un Recorrido por los mejores relatos del siglo XX.

En él, dieciséis escritores hispaohablantes mostraban "la evolución y diversidad de los herederos de Henry James y Antón Chéjov".

Cada uno de ellos elegía un relato representativo de un autor destacado y hacía una breve justificación de su elección. Éste es el índice de relatos seleccionados y de los escritores que realizaron la elección.

El enlace sobre el autor elegido dirige al comentario publicado en El País.


Raymond Carver
Catedral (1983)


James Joyce
Los muertos (1914)


Henry James
La bestia en la jungla (1903)


Juan Rulfo
No oyes ladrar a los perros (1953)


Julio Cortázar
Graffiti (1981)


Ramón del Valle-Inclán
El miedo (1902)


Truman Capote
Deslumbramiento (1982)


Jorge Luis Borges
El espejo y la máscara (1975)


J. D. Salinger
El hombre que ríe (1953)


Francis Scott Fitzgerald
Regreso a Babilonia (1929)


Ingeborg Bachmann
Problemas, problemas (1972)


Katherine Mansfield
La mosca (1922)


Ring Lardner
Campeón (1924)


Medardo Fraile
El álbum (1959)


Flannery O'Connor
La buena gente del campo (1955)


Katherine Mansfield
En la bahía (1921)


Que los disfruten. 
Y si los encuentran online, se agradecen enlaces.

sábado, 11 de septiembre de 2010

Imagen imposible

He aquí una imagen imposible.

Y no porque el fondo ya no sea el que se ve, sino porque reúne en una misma captura dos elementos irreconciliables: el símbolo moderno de la intolerancia y la barbarie humanas junto al símbolo universal de la paz.

A nadie parecieron importarle entonces los porqués; 9 años después tampoco parece que las partes estén especialmente interesadas en formularse esas preguntas ni en responderlas.

viernes, 10 de septiembre de 2010

eπ i + 1 = 0. La fórmula preferida del profesor

"Una madre soltera entra a trabajar como asistenta en casa de un viejo y huraño profesor de matemáticas que perdió la memoria en un accidente de coche. En realidad no la perdió del todo: tiene una autonomía de 80 minutos.

Apasionado por los números, el profesor se irá encariñando con la asistenta y su hijo, con quien comparte la pasión por el béisbol, hasta que se fragua entre ellos una verdadera historia de amor, amistad y transmisión del conocimiento, no sólo matemático…"

La novela es de Yoko Ogawa, y su título es La fórmula preferida del profesor, editado por Editorial Funambulista. Madrid 2008.


Y hasta aquí puedo leer.

No desvelo nada mostrando la fórmula preferia porque la propia portada del libro la incluye. Solo si lees el libro sabrás porqué es la fórmula preferida del profesor.

Pero hoy no os traigo este libro únicamente por sus valores literarios, que son muchos, sino porque supone un excelente ejemplo de cómo matemáticas y literatura no son excluyentes.

Y para ilustraros lo que digo, leed estos párrafos en los que el (innombrable) profesor "va desvelando las arcanas relaciones numéricas que los datos cotidianos más anodinos pueden encerrar":

«Mira qué maravillosa sucesión de números. La suma de los divisores del 220 es igual a 284. Y la de los divisores de 284, igual a 220. Son números amigos. Son una combinación muy infrecuente, sabes. Fermat o Descartes sólo lograron descubrir un par, cada uno de ellos. ¿No te parece hermoso? ¡Que la fecha de tu cumpleaños y el número grabado en mi reloj de pulsera estén unidos por un lazo tan maravilloso…!».
 
«Los que inventan el problema conocen la solución. Resolver un problema del que tenemos garantía de que existe solución, es como ir de excursión al monte, con un guía, hacia una cumbre que ya avistamos. La verdad última de las matemáticas está escondida al final del camino, entre los arbustos, sin que nadie sepa dónde. Además, ese lugar no tiene por qué ser la cima. Puede estar entre las rocas de un despeñadero o en el fondo de un valle».
 
«- qué número de pie calzas?
- El 24 (la numeración del calzado japonés se expresa en centímetros)
- Vaya, es un número muy resuelto, la verdad. Es el factorial de 4.

- ¿Cuál es tu número de teléfono?
- Es el 567 14 55
- ¿El 5 671 455? ¡Vaya maravilla! ¡Es igual a la cantidad de números primos que existen hasta cien millones!»

«-¿Cuál fue tu peso al nacer?
- 3 217 gramos
- La 3 217ª potencia de 2 menos 1 es un número primo de Marsenne»

La novela transcurre "entre idas y venidas, tareas caseras y cuidados piadosos a su muy especial cliente", y la relación de los protagonistas se va afianzando en torno a sus conversaciones cotidianas sobre números y su belleza.


En un momento determinado, el profesor resuelve una "crisis" argumental escribiendo en un papel una única fórmula:

eπ i + 1 = 0


Si investigan un poco sobre esta fórmula y sobre su autor, tendrán una buena pista para desentrañar la compleja realidad del profesor y las consecuencias que acarreará para el desenlace de la novela el uso de esta ecuación y no otra.


------------
Bibliografía

Tipos de números.
Los primos de Marsenne y los números perfectos. En Tío Petros. Historias matemáticas.
• No les pongo referencias a Euler ni a su fórmula porque en el propio libro se explica maravillosamente en qué consiste. 
Sólo les diré lo que se cuente en la entrada de Euler de wikipedia:

"Esta fórmula fue calificada por Richard Feynman como «la fórmula más reseñable en matemáticas», porque relaciona las principales operaciones algebraicas con las importantes constantes 0, 1,e,i y π. 
En 1988, los lectores de la revista especializada Mathematical Intelligencer votaron la fórmula como «la más bella fórmula matemática de la historia».
En total, Euler fue el responsable del descubrimiento de tres de las cinco primeras fórmulas del resultado de la encuesta".

jueves, 9 de septiembre de 2010

Luisa de Medrano: La primera mujer catedrática universitaria

Luisa de Medrano Bravo de Lagunas Cienfuegos, también conocida como Lucía, fue la primera mujer en el mundo, de la que se tiene constancia, que impartió clases en una universidad.

Fue en el curso académico de 1508, en la Universidad de Salamanca.
Poco se conoce de la peripecia vital de Luisa de Medrano y nada de su obra; pero su capacidad y sólida formación le hicieron merecedora de ocupar, con 24 años, el puesto en sustitución de Antonio de Nebrija.

Es su caso otro más de los injustos olvidos en los que han caído muchas mujeres intelectuales.

Tuvo que luchar contra las dificultades de la época para el acceso de las mujeres a la educación: "Dado que las damas jóvenes no tenían, como es sabido, acceso a lugares públicos para recibir enseñanzas, obtendría éstas de modo particular o privado".

A pesar de ello, su formación humanista fue tan sólida que le permitió impartir clases de Latín y de Derecho. El testimonio Lucio Marineo Sículo, deja constancia de la admiración que despertó entre sus colegas:
Tu que en las letras y elocuencia has levantado bien alta la cabeza por encima de los hombres, que eres en España la única niña y tierna joven que trabajas con diligencia y aplicación no la lana sino el libro; no el huso sino la pluma; no la aguja sino el estilo.

A Lucio Marineo se debe la circunstancia de que a Luisa de Medrano se la conozca como Lucía, al referirse a ella, por error, con este nombre.

Existe en Salamanca un Instituto de Enseñanza Secundaria que lleva su nombre. Creado en 1939, el Claustro propuso al Ministerio de Educación Nacional adoptar el nombre de Lucía de Medrano. El Boletín Oficial del Ministerio de 31 de mayo de 1943 resuelve positivamente la denominación en estos términos:

A propuesta del Claustro del INEM de Salamanca, femenino, este Ministerio  ha resuelto que dicho Instituto sea designado con el nombre “Lucía de Medrano”, denominación que estimulará las ansias de superación científica de los alumnos (sic) y contribuirá a la par a destacar esta figura egregia de la filología renacentista  española y lumbrera de la Universidad salmantina en  el Siglo XV.”

De estas palabras se despende que el a la sazón Ministro del ramo, D. José  Ibáñez Martín, que llegó a ser el primer persidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, recibió asesoramiento sobre la figura de Luisa de Medrano.

No sabemos si directamente de los testionios de los contemporáenos de Luisa de Medrano, Pedro de Torres y Lucio Marineo Sículo o de alguno de los estudiosos que "con posterioridad citan a Luisa de Medrano como catedrática, desde González Dávila en 1650, Nicolás Antonio en 1672, Bernardo Dorado en 1776, Clemencín en 1821, Manuel H. Dávila en 1849, hasta Menéndez y Pelayo en 1896", que "no hacen sino recoger, sin poner en cuestión ni su existencia ni su actividad".

Lo cierto es que a pesar de ello era una desconocida para los salmantinos, como pone de manifiesto la anécdota sucedida el día de la inauguración del actual edificio del Instituto: quiso saber el ministro de Educación, que asistió al acto, quién fue Lucía de Medrano; preguntó al Rector de la Universidad, que le acompañaba, y éste no supo responderle.

Si hemos conocido de la figura de tan insigne intelectual ha sido por el libro de Margarita Torres, “La cátedra de la Calavera”, que acaba de publicar Temas de Hoy. En ella, una de las protagonistas es Luisa de Medrano.


------------
Bibliografía

• Torres, Margarita: “La cátedra de la Calavera”, Temas de Hoy, Madrid 2010.
Podcast de La Rosa de los Vientos del 9 de agosto de 2010. Entrevista con Margarita Torres.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

Los grandes grupos editoriales tratan la literatura como "productos de supermercado"

"Debería haber un tribunal internacional que los juzgara, porque están matando la imaginación, la creatividad y son responsables de convertir a los lectores en consumidores de basura".


Quien esto afirma es el escritor argentino Alberto Manguel, que acaba de publicar en RBA, "La ciudad de las palabras", conjunto de ensayos que lleva el significativo subtítulo de "Mentiras políticas, verdades literarias" y es fruto de una serie de conferencias que Manguel dio en Canadá, en un ciclo protagonizado en otras ediciones por escritores como Doris Lessing, Margaret Atwood o Carlos Fuentes.

En una entrevista concedida a EFE, declara que

le "desespera" la superficialidad y la rapidez que, desde ámbitos tan diferentes como la política, la publicidad o el mundo editorial, se trata de imponer al ser humano, y defiende cualidades "casi perdidas: la profundidad de la reflexión, la lentitud del avance, la dificultad de la empresa".

"Pensad menos y trabajad más". Esta frase que la ministra de Finanzas francesa, Christine Lagarde, pronunció en 2007 y que Manguel recordó hoy, resume lo que los políticos esperan de los escritores en particular y de la gente en general.

"Las grandes editoriales 'formatean' los libros como si fuera un producto de supermercado, un par de zapatos, y muchos escritores se prestan a ello", aseguró Manguel, quien no dudó en afirmar que esos editores "son culpables de un crimen contra la humanidad".


Y en otro artículo, de El País, quedan plasmadas más reflexiones:

"Se desprecia la inteligencia de la gente diciendo que es incapaz de enfrentarse a un libro complejo. El resultado es que en EE UU muchos autores literarios solo publican en sellos universitarios".


"Lo que sucede en literatura no está separado de la política o la economía. Seguimos el modelo del supermercado: objetos de consumo muchas veces inútiles y desechables. Es peligroso buscar valores ahí porque se eliminan los niveles de lectura de una verdadera obra de arte. Dicen: quedémonos en la superficie de las cosas, admiremos la elegancia de un uniforme militar".


El diario de Sevilla también incluye una entrevista con el autor:

"Hoy que constantemente estamos inventándonos un otro que sea el enemigo, los gitanos en Francia o quien sea, tenemos que terminar entendiendo que nuestras sociedades, para vivir, necesitan la fluidez del intercambio, ese pensamiento nuevo que traen los otros y que proyecta una sociedad hacia el futuro".

"...una tarea que deberíamos hacer hoy: echar a los mercaderes del área de la literatura y el arte. Echarlos a patadas, por supuesto, porque están destruyendo nuestra capacidad de imaginar y de pensar, y la de las generaciones futuras". 



Se puede decir más alto, pero no más claro.

lunes, 6 de septiembre de 2010

El teratológico caso de la biblioteca constreñida

Una biblioteca es básicamente un lugar "cuya finalidad consiste en la adquisición, conservación, estudio y exposición de libros y documentos" y, por extensión, un "local donde se tiene considerable número de libros ordenados para la lectura".

Sabemos que esos libros, documentos y material gráfico y sonoro son accesibles para el público en general y prestables, gratuitamente, en determinadas circunstancias para los miembros o socios.


Pero, por desgracia, estas buenas intenciones de divulgación de las artes, la cultura, la ciencia, el conocimiento en general, están gestionados por personas a las que, poco a poco, les va interesando más su propia comodidad que velar por la correcta y generalizada accesibilidad a los contenidos.


Como fieros Cerberos, van imponiendo normas restrictivas, limitaciones, inconvenientes, hasta convertir el servicio casi en un favor.


La biblioteca de la que les hablo existe realmente, situada en una localidad de más de 10.000 habitantes, centro de atención turística tanto en verano como en invierno, con aspiraciones olímpicas.


Se podrá argumentar que es una cuestión de falta de medios humanos; pero más parece falta de voluntad o de correcta gestión.
El resultado es que las dificultades son tantas a la hora de acceder a sus servicios que le quitan las ganas de usarla al más avezado y voluntarioso usuario.


El ejemplo de lo que le digo se pone de manifiesto en la multitud de carteles "informativos" que adornan con profusión las paredes, plagados de amenazas, eventuales sanciones, restricciones, limitaciones de uso...

Por no hablar de la omnímoda presencia del personal repitiendo a todo el que se asoma la obligación de cumplir con todas las normas, incluso en los casos en los que la bilioteca está vacía y no existe riesgo de masificación, espera o abuso.

En fin; que un poco de flexibilidad nunca está de más para no ponerle más trabas al ya de por sí escaso acceso a la cultura de estos tiempos que corren de fútbol y telebasura.






jueves, 2 de septiembre de 2010

Las bondades (ocultas) del vino

Cualquier aficionado, por modesto que sea, al vino, conocerá ese lenguaje sugerente, descriptivo, críptico y casi poético que adorna las etiquetas traseras de las botellas cuando describen sus armonas, sabores, tonalidades…

Un no iniciado en las nobles artes de la cata tendrá, rezonablemente, problemas para comprender el sentido último de esas palabras, expresiones, términos, inaccesibles por especializados, llenos de requiebros semánticos, calificativos imaginativos y metáforas más o menos afortunadas.

Pero no todo es pedantería rebuscada para impresionar al lego o para buscar la complicidad del experto.

A veces nos encontramos con edificantes paralelismos con la vida real. Y si no, vean lo que nos cuenta la etiqueta del tinto Ederra crianza 2006, de Bodegas Bilbaínas:

"Redondo en boca, excelente cuerpo. Final agradable y largo".

No puedo evitar preguntarme qué tenía en la boca exactamente el catador (¿la catadora?) cuando escribió este texto. O si se encontraba, quizá, en "agradable" compañía. Y si era así, si escribieron el texto al alimón.




















Otros antes ya probaron los inescrutables efectos del vino:



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...