miércoles, 9 de marzo de 2011

Accidente de coche… en 1911

Testimonio de gratitud
a dios omnipotente
que ofrece
Francisco de P. Romañá Suari
por haberle librado de la
muerte juntamente con su familia
en un accidente de automóvil
ocurrido en este sitio
el día XIV de agosto de MCMXI *

(*Para los que no sepan interpretar números romanos: 14 de agosto de 1911)

----

Siempre me había intrigado este "monumento" que se encuentra en la carretera que comunica Sabiñánigo con Jaca, en la provincia de Huesca (España).

Se encuentra en un lateral, a pie de carretera (con la contrucción de la nueva autovía dejará de estar a la vista), como a mitad de camino entre ambas localidades.

Al pasar en coche es imposible leer lo que pone. Así que un día que había poco tráfico, paré en el arcén (puse los intermitentes de seguridad) y le hice una foto para documentar el testimonio de gratitud.

La sorpresa no es que un cuidadano agradecido elevara un monolito conmemorativo de un suceso relevante (las carreteras, incluso las montañas, están llenos de ellos). Los sorprendente es que hace referncia a un accidente  de tráfico acaecido casi en la prehistoria de la automoción: 1911.

Podemos especular con el coche que sufrió el accidente; seguramente un Ford T de 1910. No sería muy distinto a éste:

Ford T, modelo de 1910. Foto wikipedia

Me resulta más difícil especular con las condiciones de la carretera, que bien podría parecerse a la de foto de arriba (aunque algo me dice que no estaría en tan buenas condiciones).

Pues bien. Resulta que el protagonista, a quien yo creía un anónimo ciudadano de la época y lugar, aunque fuera un personaje de cierta relevancia, habida cuenta de sus "posibles", ha resultado ser un notable impulsor del desarrollo de la zona del Alto Aragón.

Bajo el auspicio de Francisco de Paula Romañá Suari, barón de Romañá, se empieza a estudiar, en agosto de 1909, el «Proyecto de Riegos del Alto Aragón (Sobrarbe, Somontano y Monegros)».

El proyecto consistía en "poner en riego 300.000 ha. mediante las aguas de los ríos Cinca y Gállego , en primer término, y del Sotón y Guatizalema, en segundo término. La superficie suponía la cuarta parte del total de regadíos existentes en España y el plan era el de mayor envergadura de Europa. El Estado optó por hacerse cargo del proyecto abonando sus derechos al barón de Romañá, quien había puesto una gran ilusión en esta obra verdaderamente genial".

La seguridad vial, como se ve, ya era un problema a comienzos del siglo XX, y estuvo a punto de llevarse a un emprendedor de los de antes.

------------------
Bibliografía
Gran Enciclopedia Aragonesa. Regadíos del Alto Aragón.
Canal de monegros en  el portal de la Confederación Hidrográfica del Ebro.


------------------------
Editado el 6 de mayo de 2011.

Hoy, en la edición digital del diario Heraldo de Aragón han publicado una mención al post y a éste que les habla en el artículo "un accidente de coche con 100 años de historia".

En el artículo añaden una valiosa información que desconocía, sacada de la hemeroteca:

Pero esta historia no es, ni mucho menos, una publicación nueva: HERALDO DE ARAGÓN 'tuvo la exclusiva' el 26 de marzo de 1915. «El barón de Romañá ha ordenado el emplazamiento de una artística Lauda en el kilómetro 10 de la carretera de Biescas (puente de Martillué) en recuerdo del accidente automovilístico que en dicho punto sufrió el verano de 1911 y del cual milagrosamente salió con vida y con él su madre y hermana política», rezaba la página dos de la segunda edición del diario. El anónimo redactor de HERALDO seguro que no imaginó que 96 años después su historia iba a seguir generando comentarios en los foros, ahora, virtuales.

Agradezco expresamente a la redactora, Mónica Tragacete, su interés por la historia y su esfuerzo en contactar conmigo, charlar del tema y citar y enlazar adecuadamente.

6 comentarios:

  1. Me pregunto a que distancia esta de la calzada, no vaya a ser que otro conductor se estrelle contra el y pierda la vida 100 años despues ;)

    ResponderEliminar
  2. Has puesto "concistía", cuando es "consistía"

    ResponderEliminar
  3. Dr. Alban. Gracias. Corregido.

    Anónimo: está justo detrás de las vallas de seguridad del arcén. A 2-3 metros de la línea contínua que marca el extremo de la carretera.
    Realmente cerca, efectivamente, encima de una riera.
    Que yo sepa, no ha vuelto a haber incidente de reseñar, salvo el de un "inconsciente" que paró a hacerle una foto.

    ResponderEliminar
  4. El que paró para hacer la foto sería algún pirao

    ResponderEliminar
  5. Hola,

    realmente si que hay accidentes que reseñar. Hace unos años era el segundo tramo de España con mayor índice de siniestralidad. No ha variado mucho. Están construyendo una autovía.

    http://www.pirineodigital.com/noticias/2006/12/22/carreteras-peligro.htm

    ResponderEliminar
  6. Era obvio que los dueños del automóvil eran gente con dinero. En aquel entonces hacía poco que Henry Ford había comenzado a fabricar coches en serie, concretamente el modelo T. Aquí en España (creo)que llegaron más o menos por esa época,(1908-1910).De hecho, el rey Alfonso XIII, aficionado al mundo automovilístico, poseía uno similar. Así que debió ser, como ya has mencionado, alguien con una posición social bastante buena.

    Una historia muy interesante.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...