lunes, 18 de abril de 2011

100 libros de la Literatura Española del siglo XX. Lectura para vacaciones

En el año 2002, Javier Barreiro, Catedrático de Literatura Española, publicó una lista de los 100 libros de la Literatura Española del siglo XX.

Su criterio básico fue el de no repetir autores, por lo que cada autor aparece una única vez, aunque alguno habiera merecido repetir.

"En babia". J.M. Morla, León
Hoy os traigo esa lista por si no sabéis qué leer.

Ya sé que la lista, como todas las listas, puede ser discutible, y que seguramente faltan o sobran algunos nombres y títulos según el criterio de cada uno. Lo que es indudable es que todas son un fiel reflejo de la calidad literaria e intelectual que atesoró el siglo XX español. Algunas son referente indispensable en la historia de la literatura.

Hay obras de narrativa, teratro, poesía, ensayo, antologías... Pero sobre todo hay autores. Si no les gusta la obra propuesta, todos ellos tienen otras, quizá más populares o sencillas, de las que poder disfrutar. El orden es cronológico.

Y si la lista les parece prolija, y andan un poco desorientados, me he permitido poner un "√" en aquellos que les recomiendo encarecidamente. No solo por la obra en sí -no se me asusten-, sino también por el autor.




Joaquín Costa, Oligarquía y caciquismo
Vicente Blasco Ibáñez, Cañas y barro
Manuel Ciges Aparicio, Del cautiverio
Pío Baroja, La busca
Sinesio Delgado, Mi teatro
Pablo Parellada, El Tenorio modernista
Antonio Machado, Soledades, galerías y otros poemas
Manuel Machado, El mal poema     
Ciro Bayo, Lazarillo español            
Azorín, Castilla             
Eugenio Noel, Las capeas y otros escritos antitaurinos
Ramón Pérez de Ayala, Troteras y danzaderas
Carlos Arniches, La señorita de Trévelez
Pedro Muñoz Seca, La venganza de don Mendo
José Gutiérrez Solana, La España negra   
Miguel de Unamuno, Tres novelas ejemplares y un prólogo
Ramón del Valle-Inclán, Luces de bohemia
Eugenio d'Ors, Oceanografía del tedio
Gerardo Diego, Imagen
José Ortega y Gasset, España invertebrada
Ramón Gómez de la Serna, La sagrada cripta de Pombo
Jorge Guillen, Cántico
Wenceslao Fernández Flórez, Relato inmoral
Rafael Alberti, Sobre los ángeles
Pedro Luis de Gálvez, Negro y azul
Vicente Aleixandre, Espadas como labios
Alfonso Camín, El gallo de Mateen
Enrique Jardiel Poncela, Angelina o el honor de un brigadier
Ramón José Sender, El lugar de un hombre
Federico García Lorca, Diván del Tamarit
Arturo Barea, La foria de un rebelde
Camilo José Cela, La familia de Pascual Duarte
Salvador Dalí, Vida secreta de Salvador Dalí
Dámaso Alonso, Hijos de la ira
Vicente Escudero, Mi baile
Miguel Labordeta, Sumido 25
Juan Ramón Jiménez, Animal de fondo
José Ramón Arana, El cura de Almuniaced
César González Ruano, Mi medio siglo se confiesa a medias
Luis Landínez, Los hijos de Máximo Judas
Antonio Díaz-Cañabate, Historia de una tertulia
Juan Antonio Gaya Nuño, El santero de San Saturio
Enrigue Chicote, El misterio de la cabeza parlante
Jesús Fernández Santos, Los bravos
Blas de Otero, Pido la paz y la palabra
José María Iribarren, El porqué de los dichos
Edgar Neville, Producciones García S. A.
Rafael Sánchez Ferlosio, El Jarama
Ignacio Aldecoa, Con el viento solano
Fernando Arrabal, El cementerio de automóviles
Miguel Hernández, Cancionero y romancero de ausencias
Eduardo Blanco-Amor, La parranda -gallego-
José Ángel Valente, Poemas a Lázaro
Luis Cernuda, Desolación de la quimera
Luis Martín Santos, Tiempo de silencio
Carlos Edmundo de Ory, Los sonetos
Ramón Carnicer, Donde las Hurdes se llaman Cabrera
Miguel Delibes, Cinco horas con Mario
Juan Goytisolo, Señas de identidad
Pedro Gimferrer, Arde el mar
Félix Grande, Blanco spirituals
Manuel Vázquez Montalbán, Una educación sentimental
Tomás Borras, Historillas de Madrid y las cosas en su punto
José María Castellet, Nueve novísimos
Juan Larrea, Versión celeste
Francisco Ayala, El jardín de las delicias
Juan García Hortelano, El gran momento de Mary Tribune
Gonzalo Torrente Ballester, La saga-fuga de J. B.
José Miguel Ullán, Maniluvios
José Vicente Torrente, El país de García
Max Aub, Antología traducida
Sebastián Miranda, Recuerdos y añoranzas
Eduardo Chicharro, Música celestial y otros poemas
José María Álvarez, Museo de cera
Juan Eduardo Cirlot, Poesía
Jaime Gil de Biedma, Las personas del verbo
A. Cunqueiro, Tertulia de boticas y escuela de curanderos
Rubén Caba, Por la ruta serrana del Arcipreste
Fernando Sánchez Dragó, Historia mágica de España
Fernando Savater, Panfleto contra el todo
Ramón Ayerra, Las amables veladas con Cecilia
Eduardo Mendoza, El misterio de la cripta embrujada
Gabino Alejandro Carriedo, Nuevo descompuesto viejo
Juan Benet, Trece fábulas y media
Rafael Cansinos Asséns, La novela de un literato
Carlos Pérez Merinero, El ángel triste
Fernando Quiñones, La canción del pirata
Francisco Umbral, Trilogía de Madrid
Ignacio Prat, Para ti
José María Conget, Comentarios (marginales) a la guerra de las Galias
Antonio Colinas, Noche más allá de la noche
Santiago Ontañón, Unos pocos amigos verdaderos
Luis Landero, Juegos de la edad tardía
Felipe Alfau, Locos
Juan Rof Carballo, Los duendes de El Prado
Manuel Díaz Luis, Las aguas esmaltadas
Manuel Rivas, Los comedores de patatas
Antonio Muñoz Molina, El jinete polaco
Juan Manuel de Prada, Coños
José Manuel Caballero Bonald, Tiempo de guerras perdidas
Jesús Pardo, Autorretrato sin retoques
Rodolfo Gil Bera, Sobre la marcha
Ángela Vallvey, A la caza del último hombre salvaje
Javier Cercas, Soldados de Salamina


--------------
Luego no me digan que no saben qué leer.

7 comentarios:

  1. Las listas de los clásicos siempre vienen bien, porque a veces olvidamos de donde venimos y nos enriquece su forma de escribir.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me cago en los muertos de todos los putos literarios de los cojones que con su mierda de escritura nos joden cada generacion desde nuestros abuelos hasta los nietos de mis hijos.No hay ni dios que pueda leer una de sus malditas obras y entender una mierda de lo que vocalizan y maaaal porque encima ni viendote la puta representacion en forma de pelicula puedes ser capaz de entender de que trata la condenada obra. No hay peor manera de joder el bachillerato a un pobre estudiante de tan solo 17 años que no es capaz de entender ni una sola de las ''palabras'' que aparecen escritas teniendo además que completar la maldita lectura con su correspondiente examen y trabajo con el cual se juega el curso y con el su futuro.

      Eliminar
  2. k lokaso esta bien bacan esta pagina

    ResponderEliminar
  3. Al soberano ignorante que emitió esa execrable opinión sólo tengo que decirle que reconforta que siga habiendo personas como él que tan lejos van a llegar, mano de obra sin cualificar siempre se necesitará. Me pregunto qué va a estudiar este tipo, ya que está haciendo el bachillerato y no una formación profesional. Espero que el mismo sistema lo fagocite en cuanto tenga oportunidad, en la selectividad, en la que está claro que semejante ignorante va a caer. Mis saludos desde Salamanca, ciudad literaria, donde esperamos que no venga el aborigen éste y donde estamos muy orgullosos de nuestros literatos (no literarios, memo). Espero que ¨el su futuro¨ sea como el de Indiana, de aventuras.

    ResponderEliminar
  4. No deis de comer a los trolls.

    Es curioso, si no he contado mal solo hay una mujer en la lista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si las críticas hubieran venido por ahí, serían pefectamente aceptables.

      Lamentable, se mire por donde se mire.

      Eliminar
  5. me gustaría que pusieran libros más modernos, así los jóvenes de hoy en día podríamos leer más.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...