martes, 12 de abril de 2011

Corrección mediocre vs. genio abyecto

"En todos los países e idiomas hay infinidad de poetas y narradores de una corrección política y ética sin mácula, pero de mediocridad irremediable, y algunos que aunaron el genio con un pensamiento y conducta absolutamente abyectos.

…una obra "correcta" en todos los sentidos del término sería forzosamente didáctica y, por ello, ajena a la esencial rebeldía artística. Los escritores son seres humanos con diversos grados de nobleza y miseria y en la lista de quienes encarnaron esta última y dieron rienda suelta a los peores instintos de la especie a la que pertenecemos".

-------------------------

Louis-Ferndinand Céline
Se hacía eco Vargas Llosa en su artículo Los réprobos, de 30 de enero de 2011, de cómo el ministerio de Cultura francés había decidido excluir de la lista de celebraciones nacionales de este año al escritor Louis-Ferdinand Céline.

Según Vargas Llosa "La genialidad artística no es un atenuante del racismo, pero la decisión del Gobierno francés de suspender los actos del cincuentenario de Céline envía un mensaje peligrosamente equivocado".

Y continúa:
La decisión del gobierno francés parece suponer que, para ser reconocido como un buen escritor, hay que escribir también obras buenas y, en última instancia, ser un buen ciudadano y una buena persona. La verdad es que si ese fuera el criterio, apenas un puñado de polígrafos calificaría. Entre ellos hay algunos que responden a ese benigno patrón, pero la inmensa mayoría adolece de las mismas miserias, taras y barbaridades que el común de los seres humanos. Solo en el rubro del antisemitismo -el prejuicio racial o religioso contra los judíos- la lista es tan larga, que habría que excluir del reconocimiento público a una multitud de grandes poetas, dramaturgos y narradores, entre los que figuran Shakespeare, Quevedo, Balzac, Pío Baroja, T. S. Eliot, Claudel, Ezra Pound, E. M. Cioran y muchísimos más.
La literatura no es edificante, ella no muestra la vida tal como debería ser.
Les recomiendo que lean entero el artículo de Vargas Llosa, porque les ayudará a entender el verdadero alcance de la obra de Céline, escritor maldito pero genial.

Pero si hoy traemos a colación a Céline es por el artículo de Juan Goytisolo Mal bicho pero genial, de hoy mismo. Y en él establece la diferencia fundamental entre corrección política y creación literaria, y las implicaciones que ello conlleva.

Francisco de Quevedo
Y pone como ejemplo patrio a Quevedo, del que ya hemos hablado aqui en varias ocasiones.

Dice Goytisolo de él:
El autor de los más bellos sonetos de amor escritos en nuestra lengua y de una obra de la riqueza e inventiva verbal del Buscón era, desde el punto de vista de nuestra ética social y de la honradez exigible a una persona, un perfecto mal bicho.
…sus poemas satíricos y burlescos compendian un vasto muestrario de racismo, antisemitismo, misoginia y homofobia que no perdonan a nadie con excepción de los militares y de los curas de misa y olla.
Buena muestra de ello son
Las burlas de los negros, de los mulatos, de los moros, de las viejas, de las flacas, de las de baja estatura, de sus odiados cristianos nuevos, de los sodomitas, casi siempre italianos, etcétera, ocupan docenas de páginas de su extensa vena satírica.
Gran parte de la obra del "patriotero" Quevedo, en el fondo obecedía a su afán de hacer carrera en la corte y acumular beneficios.

Quevedo y Céline comparten tanto el genio literario como la conducta "rastreta, vil e ignominiosa".
Pero Goytisolo deja claros un apr de puntos al respecto:

En todos los países e idiomas hay infinidad de poetas y narradores de una corrección política y ética sin mácula, pero de mediocridad irremediable, y algunos que aunaron el genio con un pensamiento y conducta absolutamente abyectos.

…una obra "correcta" en todos los sentidos del término sería forzosamente didáctica y, por ello, ajena a la esencial rebeldía artística. Los escritores son seres humanos con diversos grados de nobleza y miseria y en la lista de quienes encarnaron esta última y dieron rienda suelta a los peores instintos de la especie a la que pertenecemos.

Estarán de acuerdo conmigo en que Vargas Llosa y Goytisolo son poco sospechosos de profesar las mismas ideas políticas, pero en el terreno literario están de acuerdo, como lo estaría cualqueira que afronte estos asuntos desde un punto de vista amplio, no restrictivo, no políticamente correcto.

----------------
Bibiografía
• Mario Vargas Llosa: Los réprobos.
• Juan Goytisolo Mal bicho pero genial.
Cien años de Louis-Ferdinand Céline, en ABC Cualtural, 1994
• Sitio dedicado a Louis Ferdinand Céline.
Louis-Ferndinand Céline, por Javier Memba, en El Mundo.
Quevedo en DesEquiLIBROS.
• La imagen de Céline está sacada de Le Petit Célinien.

3 comentarios:

  1. Fantástico artículo. Añadir a la lista de nombres el de Hamsun, autor notable y que, en al literatura noruega, es competidor eterno del divino Ibsen. Pues bien, su adhesión al nazismo durante la invasión a Noruega le valió la reprobación de todos sus conciudadanos hasta el punto de que, por lo que sé, no hay ninguna calle en Noruega dedicada a su persona y, si preguntas a un noruego en público por su obra evitará la pregunta con ciertos aspavientos.

    ResponderEliminar
  2. Desde luego Quevedo es un buen ejemplo, pero a la vez es un genio. Totalmente de acuerdo con la intención de esta entrada, una cosa es ser un buen ciudadano y otra ser un genio.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Realmente cierto, y aplica para otras artes y para las ciencias, por ejemplo, Wagner, hay que separar al hombre del artista.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...