martes, 27 de marzo de 2012

El origen de las palabras: "comer"

Comer procede la palabra latina Comedere. Expresión del latín vulgar. En latín clásico, comer se decía edere, forma que recuerda al inglés to eat o al alemán essen, porque comparten origen remoto indoeuropeo.

Comer es voz que hermana al castellano y al portugués.

Pero otras lenguas románicas hacer proceder la voz correspondiente, no del latín comedere sino del latín vulgar manducare. De hecho en castellano tenemos la voz manducar y manduca como voces que mantienen el toco jocoso o festivo del latín manducare, que, en cambio, en otras lenguas romances ha pasado a significar en general, comer: manger en francés, mangiare en italiano o el catalán menjar.

El castellano manjar, solo como sustantivo, comida exquisita, es seguramente un occitanismo, a partir del gusto refinado de la literatura provenzal medieval.

Es curioso que a lo largo de la historia de las voces que significan comidas particulares a lo largo de la jornada se haya experimentado de manera constante un retraso en la significación de la comida correspondiente.

• Empecemos por el Des-ayuno, que significa romper el ayuno. Así ha quedado el castellano desayunar. Sin embargo el catalán dinar no significa desayunar, sino comer a mediodía.

Y más allá, el francés actual dîner, del mismo origen que el dinar catalán, no significa comer a mediodía, sino a última hora del día, o sea cenar. Y en ese sentido ha pasado al inglés dinner.

Almuerzo: procedente del latín admordium, es literalmente echar un bocado, dar un mordisco. Así pues, almuerzo es sinónimo de desayuno.  Sin embargo en muchos lugares almuerzo corresponde a la comida del mediodía. No sería la primera vez que vemos en las noticias la expresión "almuerzo de trabajo" y son las tres de la tarde.

En portugués se ha consumado esa significación: almoço no es el almuerzo de primera hora sino la comida del mediodía. Y para nombrar el desayuno utilizan pequeno almoço. Es una forma a imitación del francés, donde déjeuner no es desayunar sino comer a mediodía y petit déjeuner es el desayuno propiamente dicho.

Yantar: es voz en desuso. Procede del latín vulgar ientare, que significó desayunar. Sin embargo aparece en la literatura con el sentido de comer a mediodía, igual que en el asturiano xintar, en gallego xantar.

Con el mismo origen tenemos el portugués jantar, pero ya no significa desayunar ni comer a mediodía, sino cenar.

• Un caso excepcional es el de Merendar. En catalán se suele denominar con la variante berenar; sin embargo en las Islas Baleares ha pasado a significar, no lo que entendemos normalmente por merendar, comida a media tarde, sino una comida a media mañana, es decir, al almuerzo; toda una singularidad.

Hablando de meriendas en su sentido más común en romance, comer a media tarde, en los días de marzo en los que los días ya van alargando, las gentes del campo solían volver a merendar para cenar más tarde y así aprovechar más la jornada; en cambio por septiembre hacían lo contrario: abandonaban la merienda para cenar más temprano.

Esto lo refleja muy bien un refrán referido al día de la anunciación, el 25 de marzo, y al de la natividad del virgen, el 8 de septiembre:

Nuestra señora de marzo pone la merendica; nuestra señora de septiembre, la quita.


--
Ya ven. Delicias de la lengua.

-------
Fuente: Vídeo de Para todos La2 sobre el origen de las palabras: "Comer".
José Enrique Gargallo, profesor de Filología Románica UB.

4 comentarios:

  1. Información adicional: COMEDERE era una forma "reforzada" de EDERE, a partir de CUM 'con' y EDERE 'comer', puesto que por la evolución fonética natural desde el latín al castellano, EDERE habría dado un vocablo *e(e)r, demasiado corto para ser un verbo (cf. VIDERE > cast. ant. veer > ver).

    Otro ejemplo de tal reforzamiento son los conglomerados conmigo, contigo y consigo que vienen del latín CUM MECUM 'con conmigo', CUM TECUM 'con contigo' y CUM SECUM 'con consigo', literalmente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Impresionante, como siempre, El Mexicano.

      Eres un lujo para este blog.

      Un saludo

      Eliminar
    2. Realmente, comer —y otras palabras como cuyo, nunca, preguntar, etc.— se consideran palabras arcaicas conservadas en castellano (y en gallego/portugués) dentro del dominio de las lenguas romances; MANDUCARE fue una voz más moderna y vulgar para significar 'comer'. Las áreas laterales o marginales siempre son más conservadoras o arcaicas que las centrales (italiano, francés, catalán, etc.), también el rumano conserva étimos que no han sobrevivido en ninguna otra lengua romance (p. ej., lat. SCIO, SCIRE 'saber' > rum. ştiu pron. [štíu]).

      Eliminar
  2. No sabía de las baleares: berenar, como comida de media mañana, pero en Valencia y Cataluña berenar es verbo y sustantivo (merendar, merienda); dinar es también verbo y sustantivo (almorzar y almuerzo; comer y comida) y sopar es tambien verbo y sutantivo (cenar y cena).
    El latinoamérica las palabras almuerzo y almorzar se refieren a la comida del mediodía.
    Siempre me ha extrañado lo de los funcionarios. Son las 10 de la mañana y preguntas por el Sr. Pérez y te dicen que salió a desayunar ¿Signfica que estuvo 12 horas en ayuno, desde la 10 de la noche hasta las 10 de la mañana?
    En España el almuerzo es el bocata de media mañana.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...