lunes, 12 de marzo de 2012

No pienso volver a enlazar un medio español

La ventas de prensa en papel no han dejado de caer en los últimos años.

Los motivos aparentes son varios: la proliferación de contenidos "gratuitos" por internet, la crisis económica, la competencia de la prensa gratuita, la mayor oferta de diarios en los bares como gancho para atraer clientes…

En mi caso, la prensa gratuita nunca ha sido una competencia digna de consideración, aunque hay que reconocer que mucha gente dejó de comprar diarios porque ya le regalaban panfletos por la calle. La mayoría de ellos ya han desaparecido, pero ni así la prensa convencional se ha recuperado en cuanto a difusión.

Y lo que es peor: gran parte del negocio de la publicidad se ha mudado a internet, así que no les ha quedado más remedio que potenciar su presencia online para intentar captar esa parte del pastel publicitario que tan buenos ingresos supone; tan buenos como que son imprescindibles para la supervivencia de cualquier medio.

Los medios han hecho de todo para evitar, o intentar paliar, esa fuga de compradores (y de anunciantes): a los ya clásicos cupones, coleccionables, regalos, cartillas, películas… han añadido desde poner sus ediciones web de pago a restringir en internet el acceso a determinados contenidos, solo accesibles en papel o por suscripción; la apertura de perfiles sociales en todas las redes existentes o el spam sistemático y descarado en agregadores de noticias; la inclusión en sus páginas de plugins sociales para que sean los propios usuarios los que compartan contenidos y beneficiarse así de la viralidad…

Añadamos por último la aparición de medios nativos digitales, proyectos nacidos en, desde, por y para internet, que han irrumpido con mucha fuerza en el panorama de la oferta informativa, y desde luego, la han ampliado enormemente. Hablo de cantidad, no de calidad, porque, aunque los hay dignos, muchos están extremadamente polarizados y puestos al servicio de la voz de su amo.

Lo que, hasta donde yo sé, nadie ha contemplado, es la mejora de la calidad del producto que ofrecen.

Yo era de los que compraba un promedio de 7 periódicos semanales. Los suplementos culturales o de divulgación científica y técnica solían ser mi mayor motivación.

En los tiempos de la manipulación descarada de la TV pública por parte del gobierno Aznar (las TVs autonómicas merecerían un capítulo aparte) y las cadenas de radio radicalizadas y enfrentadas entre sí, la prensa era todavía el lugar donde poder encontrar divulgación, investigación y opinión medianamente independientes y serias, y, además, el medio para poder contrastar puntos de vista informativos e ideológicos sin sentir demasiado maltratada la inteligencia entre voces de tertulianos y exabruptos de majaderos.

A día de hoy ya no compro prácticamente ninguno.

En los tiempos en los que la TV pública se ha distanciado del poder (no así las TVs autonómicas) y las radios se han posicionado y estancado claramente en el espectro político, la prensa ha heredado de ellas sus peores prácticas:

• el divismo de sus protagonistas, el oportunismo ideológico, el sensacionalismo informativo y los titulares rimbombantes y vacíos;

• súmenle a esto la pobreza informativa e investigadora que puebla sus páginas: refritos de redes sociales, "investigaciones" sobre famosetes, páginas y páginas sobre irrelevancias deportivas, verborrea descalificadora de cuanto y cuantos no les aplauden o ingentes recursos destinados a "analizar" el escándalo social de turno…

• Item más: la oferta cultural se circunscribe casi exclusivamente a los productos que pertenecen al mismo grupo económico y de comunicación al que pertenece el medio en cuestión; la divulgación científica y técnica se centra cada vez más en novedades sobre gadgets de telefonía y aledaños o en titulares que referencian sucesos más o menos extraordinarios; …

Por todo ello, este que les habla ha decidido dejar de hacerles el juego: no pienso volver a enlazar en redes sociales, agregadores de noticias o en el blog a estos medios. Ni a los spin-off que suponen los blogs (o proyectos derivados) de sus directores y colaboradores editoriales.

Lamento la injusticia que supone medir a todos por el mismo rasero: hay profesionales comprometidos, independientes, éticos, alejados del ruido mediático y el oportunismo político; por eso me reservo el derecho de citar y mencionar aquellos contenidos o autores que me parezcan merecedores de ello.

Ya tratamos el asunto hace más de 3 años en Stop amarillismo. Desde entonces el panorama no solo no ha mejorado sino que ha empeorado hasta límites insoportables.

Sé que la blogosfera no es mucho mejor en tanto en cuanto ese "periodismo" adulterado se ha trasladado en parte a bitácoras y redes sociales.

Pero de momento, me merece el beneficio de la duda, por la cantidad de iniciativas alternativas que están surgiendo a diario.

¿Hasta cuando? No lo sé.
Seguramente hasta que deje de sentirme insultado intelectualmente, por unos y por otros.

------------------
¿Alguien se acuerda ya del Curso de ética periodística de Juanjo de la Iglesia, del primer Caiga quien Caiga?

9 comentarios:

  1. Qué grande era el curso ese, de lo mejorcito que se ha visto en televisión en toda su historia.

    ResponderEliminar
  2. Por desgracia, Luis, no sirvió de nada, por lo que hemos podido comprobar en estos últimos años. Ains…

    ResponderEliminar
  3. Jot Down El periodismo ha muerto. ¡Viva el periodismo! Jorge Bustos

    [ Lo resumió Chesterton con uno de sus habituales fogonazos de magnesio: el periodismo consiste esencialmente en decir “Lord Jones ha muerto” a gente que no sabía que Lord Jones estaba vivo...

    El caso de Le Journal de Montréal es para echarse a temblar: ante una redacción en huelga para protestar por el endurecimiento de las condiciones laborales, la directiva decidió sacar un diario sin periodistas recurriendo masivamente a cables de agencia, blogueros y freelancers de bajo caché. El triste resultado, para humillación de los redactores, fue que pese al notorio descenso de la calidad de la información —y sobre todo de su escritura—, Le Journal aumentó su difusión y la participación de sus accionistas. Sencillamente porque a la mayoría de los humanos les importa la calidad de la información que reciben tanto como la vida de Lord Jones... ]

    Más reseñas (incluida la tuya) aquí:

    -> Nauscopio Scipiorum El apocalipsis de la prensa escrita en el programa “30 minuts” de TV3 28.02.2010

    ResponderEliminar
  4. Gracias maty.

    Por desgracia, no soy el único que opina así.

    ResponderEliminar
  5. En Canarias tenemos un periódico llamado El Día, que está denunciado por hacer apología del odio, la xenofobia y el pique entre provincias... cuyos efectos son palpables en la población, las editoriales del periódico son increíbles.

    No para de echar leña al fuego, y si no hay fuego lo enciende él mismo, todo sea por dividirnos y enfrentarnos entre nosotros :S

    ResponderEliminar
  6. Utah: si empezamos a hacer una lista… no cabe en el blog.

    ResponderEliminar
  7. Lo de la manipulación de la "tele de Aznar" será una coña. Se te ve el plumero. Solo vemos la manipulación que queremos ver. La de Zapatero es sencillamente vomitiva. Es el paradigma de la tv al servicio del poder. Por lo cual, lo mejor que se puede hacer con una tv pública, que siempre responde al gobierno de turno, es cerrarla y dedicar ese dinero a la sanidad y a la educación. Los que quieran hacer propaganda política que se la paguen.

    ResponderEliminar
  8. Picatrix: las TV públicas, incluidas las autonómicas, están siempre sometidas a la tentación del poder de ponerlas a su servicio.

    Evidentemente, eso debería cambiar. Y debería primar el servicio publico sobre los intereses particulares.

    Pero los últimos tiempos de Aznar en el Gobierno, con Urdazi como director de informativos, fueron verdaderamente espeluznantes, con el "prestige", guerra de Irak o el 11M como casos más vergonzantes de manipualción informativa.

    Al menos, estos últimos años con Fran Llorente al frente de los informativos han sacado a la TV pública del debate diario. Solo se ha vuelto a cuestionar su trabajo cuando unos y otros han entrado en campaña y han tratado de inclinar la balanza a su servicio.

    Podemos seguir con Telemadrid, Canal Sur, Canal 9… a ver si resisten la comparación

    ResponderEliminar
  9. Si bien no vivo en España, ni veo otra cosa de allí más que TVE Internacional (por cable), les puedo garantizar que el tratamiento de la información que se da en vuestro país diferiría muy poco con respecto a lo que acontece en el mío: un enorme aparato de propaganda oficial, que abarca cuatro de los cinco canales de aire, periódicos gratuitos, emisoras de radio y un ejército de comentadores pagos por nómina del Gobierno en los artículos de los medios no oficiales. Como sucede siempre, la gente más despabilada no entra en el juego de mentiras cruzadas, y cada vez más ciudadanos toman conciencia de las imposturas.
    La televisión y las emisoras de radio propalan un lenguaje soez, enfocado a temas escabrosos, donde nunca falta el tema del sexo desviado. Todo en un marco de imbecilidad suprema.
    Por lo general, la persona ignorante, conocedora de su falta de cultura, trataba de esconder su condición. Hoy se ufana de ella. Será difícil entonces que escriba bien, más aún que sepa entender un texto. Si un locutor no le habla en su dialecto incoherente, nada entenderá. Yo pensaba que con el progresismo iríamos en el camino opuesto...
    El programa más visto en TV posee un jurado compuesto por maduras estrellas del género revisteril y maricones, las parejas de bailarines son por lo general unas bataclanas (chicas bien cotizadas) en su momento de espléndida juventud y unos jóvenes del ambiente, todos casi desnudos, el conductor se babosea con las bailarinas. Perdonen si no puedo dar más detalles, ya que mi visión es la que permite el control remoto al pasar de largo por ese canal...
    Basta con imaginar que el año pasado el concurso fue ganado por una pareja compuesta por un bailarín clá$ico y una enana. Fellini hecho realidad.
    En la Madre Patria aún son bebés de pecho en estas lides.
    Todo puede empeorar.
    Saludos.
    Arturo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...