viernes, 22 de junio de 2012

Impás de espera

El lenguaje deportivo es una fuente inagotable de redundancias, hipérboles y altisonancias de corte épico.

La última, escuchada en una desconexión regional de una cadena de radio de ámbito nacional, es la que da título a este apunte:
impás de espera
El locutor, del área de deportes de la cadena, está hablando del enésimo conflicto del equipo de fútbol de la ciudad a la hora de formalizar el fichaje de un jugador.

Se ve que las negociaciones han llegado a un punto muerto por falta de acuerdo entre las partes implicadas.

O sea; Se trata de un impás; o, seguramente, de la más correcta expresión compás de espera.

Un compás de espera, expresión tomada del lenguaje musical, no es más que:
1. m. Mús. Silencio que dura todo el tiempo de un compás.
2. m. Detención de un asunto por corto tiempo.
La acepción segunda es a la que se refiere el locuaz comentarista.

Pero impás…, voz heredada de "impasse",  palabra en la que no me extenderé porque ya lo han hecho muy bien en ‘Impás’ es a ‘impasse’ lo que ‘fútbol’ es a ‘football’

Resumiendo: o "compás de espera" o "impás"; pero impás de espera es un despropósito.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...