martes, 26 de junio de 2012

No hay nada más infecundo que una cabeza incapaz de aprender y corregirse. (Ramón y Cajal)

La naturaleza nos ha otorgado dotación limitada de células cerebrales.

Santiago Ramón y Cajal
He aquí un capital, grande o pequeño, que nadie puede aumentar, ya que la neurona es incapaz de multiplicarse.

Pero si se nos ha negado la posibilidad de acrecentar el caudal celular, se nos ha otorgado, en cambio, el inestimable privilegio de modelar, ramificar y complicar las expansiones de esos elementos, como si dijéramos, de los hilos telegráficos del pensamiento, para combinar casi hasta el infinito las asociaciones reflejas y las creaciones ideales.

Aprovechémonos de esta preciosa prerrogativa durante la juventud y la edad viril, porque el protoplasma neuronal parece endurecerse como el mortero con el transcurso del tiempo.

Y no hay nada más infecundo, y aun nocivo, que una cabeza incapaz de aprender y corregirse.

-------------

Santiago Ramón y Cajal
"Carlas de café". Espasa Calpe, 1941, 2000
Edición especial a cargo de Territorio Museo del Prepirineo. Gobierno de Aragón

Escuchen al propio Santiago Ramón y Cajal en el programa de RNE, A hombros de Gigantes. en su emisión del 4 de mayo de 2012. Minuto 29:00 - 30:30.

Descargar audio.


--------------

Iba a hablar de educación, de esfuerzo, de ciencia, de recortes… pero después de leer a Cajal se me han quitado las ganas.

Ya lo resumió él hace 80 años, mucho mejor de lo que yo pudiera hacer ahora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...