miércoles, 27 de junio de 2012

Un pica en el Flandes desolado de la divulgación científica

Siempre he echado de menos que sean los especialistas los responsables de hacer divulgación de sus respectivas materias.

Con demasiada frecuencia no se considera adecuado desde el punto de vista académico destinar esfuerzos a hacer accesible la ciencia para aquellos que carecen de una formación sólida en ese terreno.

También con mucha frecuencia se encargan de esa tarea divulgativa sujetos con poca o nula idea de los temas que tratan, lo cual resulta contraproducente; o lo que es peor, esconden intereses espurios.

Si a eso le añadimos la cantidad de pseudociencias que cautivan a los crédulos, las creencias falsas o erróneas que impregnan nuestra sociedad y la inestimable "ayuda" de los dogmas religiosas… el cóctel resulta nocivo.

Pues bien; Rafael Alemañ
"se saca de la chistera un auténtico prodigio de libro, sencillo en primera aproximación pero riguroso como el que más; y, además, divertido y con numerosas anécdotas históricas que humanizan más que ninguna otra cosas a los científicos y su ciencia. Por si fuera poco, apasionante como aventura intelectual y como reto de superación de fronteras, que son infinitas".

Se trata de "Física para Andrea", editado por Laetoli. Y el entrecomillado es del prólogo escrito por Manuel Toharia. También el título de este apunte es calificativo que Toharia dedica al libro.

Al fin un experto acomete el reto de explicar ciencia, física en este caso. Y lo hace con la fórmula de explicárselo a su hija Andrea, afrontando el reto
"…de llevarte de la mano por las distintas regiones de la ciencia físcia, con la esperanza de que alguien más se nos una en este viaje.
La ciencia es nuestra herramienta mejor y más pulida para comprender el turbulento mundo en que vivimos (…)
Cuando tengas edad suficientes, la ciencia te ofrecerá, como a todos, la oportunidad de entregarte a ella y formar parte de un empeño que se extiende más allá de los individuos y de las épocas."

El recorrido es amplio: comienza con Galileo y Newton, pero por sus páginas asoman Faraday, Einstein, Schrödinger, Bohm, Hubble, Lorentz, Higgs… y a través de ellos Alemañ se adentra en el proceloso mar de la física para conducirnos al puerto del conocimiento.

Les invito a sumarse a la singladura.

---
Esta es la sexta entrega de la iniciativa 12 meses, 12 libros que llevamos a cabo durante este año 2012. #recomiendoleer

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...