miércoles, 18 de julio de 2012

Más vale una muerte prematura que toda una vida escribiendo

El 13 de febrero de 1837 Larra recibió una carta de Dolores Armijo. Le pedía en ella que se vieran y le anunciaba que iría acompañado.

Dolores Armijo
Dolores Armijo había sido y era todavía el gran amor de Larra, pero era una mujer casada y sus relaciones con el escritor fueron siempre tormentosas y complicadas.

Tanto, que su marido, para acallar la habladurías, la obligó durante una época a ingresar en un convento de Extremadura, hasta donde la siguió Larra desesperado.

En Madrid muchos conocían la razón del viaje del escritor e incluso Bretón de los Herreros escribió una comedia burlesca dedicada a “Fígaro”*: Me voy de Madrid.

Larra, naturalmente, estaba ya por entonces separado de su esposa Pepita Wetoret, con la que se había casado a los veinte años y con la que nunca fue feliz. Ella le inspiró sin duda su conocido artículo “El casarse pronto y mal”.

Ese día de febrero Dolores llega a casa de Larra acompañada de su cuñada, que la espera en una habitación contigua. Dolores le pide al escritor sus cartas y le anuncia que rompe definitivamente su relación. Está decidida a rehacer su su vida junto a su esposo.

Mariano José de Larra
Larra, con los ojos arrasados por las lágrimas, le suplica que reconsidere su decisión, pero no consigue convencerla.

Aún no habían llegado Dolores y su acompañante a la puerta de la casa cuando se oye un disparo. Larra acaba de descerrajarse un tiro en la sien. Tenia solo veintisiete años. Había nacido en 1809.

Esa muerte trágica de Larra es la que le hizo entrar en la historia de la literatura y no, pienso yo, quizá heréticamente, sus propios valores literarios. Uno lee hoy sus artículos y se acuerda de los de Josep Pla, de los de Ruano, de los de Manuel Vicent… y se queda con éstos.

Pero en literatura, muchas veces vale más una muerte violenta o prematura que toda una vida escribiendo.


-----
* Figaro era uno de los pseudónimos utilizados por Larra para firmar sus artículos.

------------
• El texto está sacado de La vida de los libros, de José Luis Melero, Editorial Xordica, Zaragoza, 2009.

Libro que incluimos como sexta aportación a nuestra sección 12 meses, 12 libros, con un poco de retraso por un incomprensible olvido.

• La imagen de Larra está sacada del apunte "En este país" de Mariano José de Larra.
• El retrato de Dolores Armijo está sacado de Museo Romántico. Dolores Armijo.

A pesar del penúltimo párrafo del texto #recomiendoleer a Mariano José de Larra.

2 comentarios:

  1. Soy fan de Larra como escritor y me interesa la coherencia estilistica del suicidio romántico, si bien considero el amor romántico más apto para la ficción que para el mundo real.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay drama como el romántico… pero para el que lo aguante, la verdad.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...