viernes, 20 de julio de 2012

Quevedo advierte al ministro de hacienda… 400 años después

Ya lo advirtió Quevedo hace 400 años. 
Parecieran versos dedicados al Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro; o al de Economía, Luis de Guindos; o directamente al Presidente Mariano Rajoy. 

A todos ellos les #recomiendoleer a Quevedo.

Y es que los clásicos siempre esconden interesantes enseñanzas.

Quien ve su perdición cierta, aborrece
más que su perdición, la causa della,
y esta, no aquella, es más quien le enfurece.

----------------
Tú, ya, ¡oh ministro!

Tú, ya, ¡oh ministro!, afirma tu cuidado,
en no injuriar al mísero y al fuerte;
cuando le quites oro y plata, advierte,
que le dejas el hierro acicalado.

Dejas espada y lanza, al desdichado;
y poder y razón, para vencerte:
no sabe pueblo ayuno temer muerte,
armas quedan al pueblo despojado.

Quien ve su perdición cierta, aborrece
más que su perdición, la causa della,
y esta, no aquella, es más quien le enfurece.

Ama su desnudez y su querella
con desesperación, cuando le ofrece
venganza del rigor, quien lo atropella.








--------
La imagen está sacada de Poderoso Caballero.

7 comentarios:

  1. ¡ Imprescindible !
    La esperanza es lo último que se pierde, pero si la has perdido ...

    ResponderEliminar
  2. Ya lo dijo Quevedo: de ésta sólo salimos por las armas.

    ResponderEliminar
  3. Impactante!!
    Que lo llevó a Quevedo a escribir estos versos?... seguramente situaciones muy injustas similares a las de hoy. La historia es una rueda mágica.

    ResponderEliminar
  4. ¿Es este el poema famoso que dedicó al conde-duque de Olivares?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lucas: el poema al que refieres es el que comenzaba:

      No he de callar por más que con el dedo,
      ya tocando la boca o ya la frente,
      silencio avises o amenaces miedo.

      Aquí lo tienes entero: http://www.poesi.as/indx1001.htm

      Eliminar
  5. Grande
    Pues prestos partamos con nuestra ropera
    a por facinerosos que piden guerra.
    No la buscamos,nos impusieron la querella.

    ResponderEliminar
  6. Creo que se refiere al despropósito de la humillación del humilde. Cualquier persona por nefasta que sea tiene su dignidad. Advierte que el pueblo y las personas humilladas son un peligro o una bomba de tiempo para aquellos que los humillan por placer, por su puto ego. Entonces, llega un día que la persona a quien humillaste se rebela hasta tal punto que no le importa su propia muerte, le motiva la muerte de la persona que le hizo sentir indigno de la vida. Aquel que sin necesidad y por arrogancia se burló de su infortunio. Eso es muy cruel, violencia dialéctica o moral gratuita, muy tipico de un estado clasista, y yo no lo comparto, no lo justifico, pero lo entiendo ¿lo entiendes tú?

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...