lunes, 24 de septiembre de 2012

Libros en stock: "No es rentable donarlos… Es más barato destruirlos"

No es rentable donarlos, representaría una gran cantidad de trabajo y de dinero. Es más barato destruirlos”.

"En los próximos meses, cientos de libros de ficción serán destruidos en la Argentina porque su comercialización dejó de ser negocio. Anualmente millones de libros siguen ese camino y desaparecen así las obras de gran cantidad de autores".

------------------------

"Si la palabra es como un río que fluye al resguardo de dos orillas, la memoria y la imaginación –como escribió el mexicano Carlos Fuentes–, la destrucción de libros a lo largo de la historia ha amenazado con la extinción de porciones de identidad".

"En 1933, Adolf Hitler pretendía que los alemanes leyeran sólo su Mein Kampf y mandó incendiar libros de Albert Einstein, Jack London, H. G. Wells, entre otros. Durante la dictadura argentina, la quema de libros representó un verdadero genocidio cultural, que se sumó a la desaparición de escritores".
 
"La destrucción de libros es la instancia a la que recurrirá en los próximos meses el Grupo Norma, que dejará de comercializar el género de ficción, por lo que se desprenderá del remanente de títulos de esa categoría, algo que ya hizo en España. Antes, los autores tendrán la posibilidad de comprar sus propios libros en stock".

"La destrucción de un título también puede resultar conveniente para un editor cuando incorpora a un autor a su catálogo y decide reeditar un libro: de otra manera, la nueva edición debe luchar contra aquellos libros del sello anterior que estén circulando como saldo, a un precio más barato, explica Sureda. “Un nuevo editor quiere mercado y que no haya ‘restos’ que deterioren la imagen de su autor”, asegura desde España, en conversación con Clarín .

"A veces, la destrucción del libro es pedida por el mismo autor por contrato, revela Ana María Shua, “para no hacer público que no se vendió”. Es, además, la consecuencia de una política de marketing de libros que lleva a imprimir mucho".

Hasta aquí algunos párrafos extraídos del artículo citado abajo.

La lectura del texto pone de manifiesto las algunas prácticas editoriales habituales.

La pregunta es: ¿por eso no quieren apostar por los formatos digitales?

Le ceguera de algunos grupos editoriales es paroxística.

Nuestra anterior entrada fue El hombre que convirtió su casa en una biblioteca pública.
Algunos editores deberían, el menos. leerla.

Le debemos una entrada a todos esos proyectos editoriales que sí apuestan porque otro modelo editorial es posible.

----------------------
Fuente:
Destruir libros: una política editorial que genera polémica

Gracias a por la referencia.

1 comentario:

  1. En Mëxico, el gobierno del Distrito Federal promueve entre las editoriales un gran remate (lo hacen una vez al año en el Auditorio Nacional) de libros destinados a la destrucción. Así las editoriales evitan algunos problemas fiscales y el público tiene acceso a muchísimos títulos a precios verdaderamente simbólicos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...