lunes, 27 de febrero de 2012

¿Ambos o sendos?

No existe, "hasta donde yo sé"*, en ninguna otra lengua romance, un término equivalente al castellano sendos.

(Edito
• un amable comentarista apunta que en catalán también existe el término sengles, con idéntica función.
• Otro no menos amable comentarista aporta este enlace sobre el término sengles en catalán: [s. XI; del ll. sĭngŭlos 'un per un' (distributiu), acus. masc. pl. del rar sĭngŭlus, -a, -um 'un de sol']   adj pl Un per a cadascuna de dues o més persones o coses. Dotze cavallers muntats en sengles cavalls.
Ambos términos, "sengles" y "sendos", tienen el mismo origen latino  singŭlos, acus. de -li). 
*Ahora debería cambiar el "hasta donde yo sé del principio, pero lo dejo para no alterar el contenido original.
Gracias a ambos por su aportación.
• Un tercer comentarista nos recuerda que también existe esta palabra en gallego: senllos.
De nuevo, gracias a los tres por sendos comentarios clarificadores.)

Su uso puede confundirse con el adjetivo ambos, pero sus usos son diferentes y presentan matices interesantes.
Uno de los usos incorrectos más habituales es considerar que son términos equivalentes

Ante el ejemplo propuesto: "El obrero se lesionó en sendos trabajos y y se hizo heridas en sendos brazos", la respuesta incorrecta es "Sí está bien. Supongo que en el contexto se ha dicho que realiza dos trabajos (sendos trabajos) y obviamente tienen dos brazos (sendos brazos)".

Veamos por qué es incorrecto.

Según El Diccionario Panhispánico de Dudas:

ambos, bas: Adjetivo que significa ‘los dos, uno y otro’:  
«Midiendo la distancia entre ambos lugares obtuvo el perímetro y el radio terrestres»
(Maza Astronomía [Chile 1988]). 
También funciona como pronombre, con el sentido de ‘las dos personas o cosas mencionadas o consabidas’:  
«Ella se acerca como una autómata hasta él, y ambos miran el patio de butacas»
(MFoix Abrazos [Esp. 1984]); 
«La producción de estrógenos se incrementa inicialmente en ambos sexos»
(Barrera/Kerdel Adolescente [Ven. 1976]). 

No debe confundirse con sendos:

• sendos -das.  
1. Adjetivo distributivo que significa ‘uno para cada una de las personas o cosas mencionadas’:  
«Junto a él, otros tres judíos, todos ellos arropados en sendos ropones de colores llamativos» (Benítez Caballo 1 [Esp. 1984]). 
Por su propia significación, se usa solo en plural.
2. No debe emplearse como equivalente de dos o ambos, sin valor distributivo:  
Han robado en la farmacia y en el estanco, y parece que sendos atracos los cometió la misma persona. 

3. En el habla popular de muchas zonas de América se usa con el sentido de ‘muy grande o descomunal’, por lo que puede aparecer en singular:  
«Proseguiste, alentado, por tu sendo disparate y dando con todo al traste» (Cancionero [Arg. 1974]). 
">Existen ejemplos similares en España, en textos del siglo xix, pero es uso rechazado en la norma culta, tanto española como americana.

Digamos que los jugadores de un equipo ganador de un torneo reciben sendas medallas, pero si los hemanos Gasol hacen algo, lo hacen ambos, no sendos.

Y para abundar un poco en el tema, les transcribo el estupendo artículo publicado en En román paladino, en su apartado dedicado a la Morfosintaxis:

Sendos no significa "dos":

Hace unos meses se abría un telediario con la siguiente información: "Más de un centenar de personas han perecido esta madrugada en *sendos accidentes aéreos" (¡madrugada aciaga, sin duda, y rarísima donde las haya!). 
Por otra parte, es relativamente frecuente oír o leer que determinado futbolista "tuvo que abandonar el campo tras serle mostradas por el colegiado *sendas tarjetas amarillas" (¿una a cada uno, pero sólo a uno? ¿Cómo se come eso?). 
En ambos ejemplos se usa sendos, incorrectamente, como riguroso sinónimo de dos. >

Sendos -das es un adjetivo numeral distributivo que el DRAE define como "uno o una para cada cual de dos o más personas o cosas" Por lo tanto, su empleo predetermina la existencia de dos conjuntos (llamémoslos A y B), cada uno con un número no fijo ni necesariamente determinado de elementos (aunque nunca inferior a dos), pero igual y simétrico en ambos, e indica que cada uno de los elementos de un conjunto se distribuye individual y correlativamente entre todos y cada uno de los del otro; o sea, los miembros de cada conjunto se encuentran en correspondencia biunívoca respecto de los del otro. 

En Todos los niños recibieron sendos regalos, verbigracia, tenemos los dos conjuntos requeridos, el A (los niños) y el B (los regalos), y se quiere expresar que cada unidad del B se repartió entre cada individuo del A, es decir, que cada niño, fuera cual fuera su número, recibió un regalo: cada uno, uno.

Por tratarse de una palabra culta y, además, desconectada de un sistema numeral distributivo que sí poseía el latín, pero que no pasó al castellano, adquiere poco uso, lo que, a su vez, induce a errores.

Uno de ellos es el considerar (dada la pluralidad semántica que conlleva) que equivale a 'frecuentes, repetidos', como en Estuvo bebiendo sendos tragos de vino toda la noche

Otro (mucho más frecuente) consiste en pensar que, efectivamente, es un distributivo que significa 'uno cada uno', pero siempre hablando de dos. De este último yerro se deriva precisamente la incorrección más usual de identificarlo con el cardinal dos o con ambos, voz esta de la que, probablemente, sufre influjo a modo de contaminación.

Desde aquí quiero reivindicar el uso correcto de sendos, vocablo que, al no conocer sinónimo de palabra única, es sintético y conciso. Para decir '2' ya tenemos, por lo menos desde el siglo XI, la palabra dos, tan útil, tan arraigada y tan breve. ¿Se imaginan ustedes acaso cantando el "Uno de enero, sendos de febrero, tres de marzo, cuatro de abril..."?

------------------------
Bibliografía:
RAE.
Uso de sendos.
Sendos no significa "dos.

viernes, 24 de febrero de 2012

¿Este aula o esta aula; poco hambre o poca hambre?

Tanto en el lenguaje oral como en los textos escritos aparece muy frecuentemente la vacilación sobre el determinante que debe anteceder a los sustantivos femeninos que comienzan por a (ha) tónica.

Veamos el uso de los determinantes delante de sustantivos femeninos que empiezan por "a" o "ha" tónica 

Se duda si hay que decir o escribir este aula o esta aula, poco hambre o poca hambre, por ejemplo.

Las regla existente al respecto es muy clara, aunque hay que decir que en pocos textos se respeta y se aplica correctamente. Es la siguiente:
• únicamente aparecerá el determinante masculino delante de un sustantivo femenino que comienza por a (ha) tónica en el caso de los artículos determinado e indeterminado el y un, y de los indefinidos algún y ningún.
• El resto de determinantes, al igual que los adjetivos calificativos que acompañen al sustantivo, irán concertados en su forma femenina.

Ejemplos correctos:
el aula espaciosa
un alma buena
algún águila
ningún hambre
Los demás determinantes deben aparecer en sus formas femeninas, si no, son formas incorrectas que deben corregirse por el determinante adecuado.

Ejemplos incorrectos:
Este aula es muy grande* (expresión correcta: Esta aula...).
Tengo mucho hambre* (expresión correcta: Tengo mucha hambre).
El río lleva poco agua* (expresión correcta: El río lleva poca agua).
Entrad en el primer aula* (expresión correcta: Entrad en la primera aula).
Todo alma busca la plenitud* (expresión correcta: Toda alma busca la plenitud).
Dispararon con el mismo arma* (expresión correcta: Dispararon con la misma arma).

A esta regla general debemos añadir las siguientes puntualizaciones:

1. En el plural se utilizan los determinantes femeninos regulares:
las asas
unas águilas
algunas áreas
ningunas armas

2. La regla anterior dada para los sustantivos no se puede aplicar a los adjetivos que comienzan por a (ha) tónica:
El ácida fruta* (expresión correcta: La ácida fruta).
El amplia casa* (expresión correcta: La amplia casa).

3. Cuando se intercala entre el artículo y el sustantivo otra palabra, se debe utilizar la forma femenina del artículo:
Tengo un hambre enorme / Tengo una enorme hambre
El aula espaciosa / La espaciosa aula
Algún área desconocida / Alguna desconocida área

4. Algunas excepciones a la norma general:
la a
la hache
la Ana (al igual que el resto de nombres propios femeninos que comiencen por a/ha)

5. En cuanto a los numerales cardinales, todos los compuestos del determinante un, ante la a tónica, concuerdan con la forma masculina:
veintiún áreas diferentes
treinta y un aves de distintas especies
cuarenta y un almas



Disfruten lo aprendido o lo recordado.

miércoles, 22 de febrero de 2012

Defendamos una cultura solidaria

En estos tiempos de crisis económica, de valores y de derechos, cuando los mercados cambian gobiernos y los politicos exigen sacrificios por la irresponsabilidades cometidas por ellos, se hace muy necesario reivindicar la cultura.

Cultivarse es gobernarse. Cuando los clásicos grecolatinos hablan del cultivo de uno mismo, hablan de cómo la cultura afecta a uno mismo y a los demás. Al menos el treatro, como lo conocemos hoy en día, nació con la democracia. Hoy, más que nunca, necesitamos reivindicar la cultura, en contra, como dice Emilio Lledó, del economismo que todo lo domina.

Al igual que la educación, la sanidad y los servicios sociales, la cultura es necesaria y útil. La mejora y el cuidado de los servicios culturales no pueden ser un balance o una cuenta de resultados. Por otro lado, conviene no olvidar que la cultura implica creatividad, y una sociedad económicamente fuerte es una sociedad en la que la creatividad tiene que las condiciones necesarias para florecer.

Es cierto que la cultura es intangible, pero su desarrollo nos hace ser de cierta manera; no podemos olvidar que donde hay cultura hay paz y una sociedad más igualitaria. Quizá en los últimos años no hemos sabido acercar nuestra actividad cultural a la sociedad civil, no hemos sabido poner en valor nuestro oficio, pero hoy está a punto de quebrar un un sistema cultural basado en la iniciativa pública y se hace necesario un llamamiento a la sociedad para que haga uso y disfrute de la misma. ¿Defendámosla!.

La defensa de la cultura es una defensa de nuestra identidad. Todos somos hijos de nuestra cultura. No conviene, por mucha crisis que nos desasosiegue, renunciar a ella. La cultura nos define y nos defiende de las mentiras, las medias verdades y los intereses poderosos de esos que solo piensan en cifras o en acaparar más poder.

Los verdaderos agentes culturales han sido siempre solidarios, la cultura es solidaria por historia y, una vez más, volveremos a serlo en estos tiempos convulsos. Las manifestaciones artísticas deben siempre buscar su implicación con la sociedad civil; sin esa búsqueda, la existencia del hecho cultural no tiene sentido. La cultura, debe, para ser, hacer preguntas y dar respuesta al devenir de las cosas.

Pero tenemos la obligación de repensar, teorizar y clarificar sobre la enorme dependencia y los intereses políticos que, en estos años de malas prácticas, se adueñaron de la administración cultural pública, y pedir responsabilidades.

En los últimos años hemos sufrido una política cultural absolutamente sujeta a los ocurrencias puntuales y posibilistas, a las frases hechas y sin contenido. Estas políticas favorecían la desmesura económica y el gasto desordenado, lástima que tuvieran tan poco contestación. Estas formas deben acabar. Tenemos que cuestionar la petición de mantener las estructuras y políticas anteriores. Debemos crear nuevos modelos de gestión cultural, basados en la solidaridad y en la implicación social, modelos igualitarios y democráticos, participativos y con implicación del sector.

La crisis disminuye las ayudas de las administraciones y pone en discusión el debate de si la cultura debe o no ser financiada por los fondos públicos. Malos tiempos los actuales para un debate que debería haberse hecho con anterioridad, con otra situación económica. Hoy, el contexto económico obliga a ser más rigurosos en el control del gasto público y en la concesión de las ayudas.

Las excesiva dependencia de los poderes públicos, quizás, nos ha llevado a esta situación catastrófica. Asistimos a alarmantes noticias de desaparición de espacios culturales y reducción de la actividad. Existe un enorme desconcierto y se nos pide que aprendamos en poco tiempo las nuevas reglas del juego. Difícil dilema en estos momentos críticos; lo que sí parece cierto es que se hace necesaria una defensa por parte de los ciudadanos de la actividad cultural, y que se debe construir una administración pública  de gestión con una estructura más ligera que permita consolidar las iniciativas privadas estables de trabajo.

Las gentes de la cultura seguimos siendo solidarias y, aun con penurias económicas, mantenemos con grandes dificultades nuestro oficio, lo único que nos queda; por eso, seguiremos ejerciendo el oficio que aprendimos y que nos permite continuar actualmente.



-------------------------
"Defendamos una cultura solidaria". Esteban Villarrocha Ardisa, gerente del Teatro Arbolé. Publicado en Heraldo de Aragón, el 21 de febrero de 2012. Sin enlace web.

Españolito que vienes al mundo…

Ya hay un español que quiere
vivir y a vivir empieza,
entre una España que muere
y otra España que bosteza.

Españolito que vienes
al mundo te guarde Dios.
una de las dos Españas
ha de helarte el corazón.






O las dos. Y así seguimos…

---------------------
Hoy es el aniversario de la muerte de Antonio Machado. #RecomiendoLeer

martes, 21 de febrero de 2012

"Los que han trabajado para una dictadura siempre encuentran horrible revisar los archivos"

La frase es de Joachim Gauck, que será el nuevo presidente de Alemania. La pronunció hace 11 años en una entrevista para TVE.

Y continúa:
"Y esto es así en España, en Alemania, en Chile o en la Unión Soviética".
Foto EFE.
Joachim Gauck, fue el encargado de gestionar y preservar los archivos de la Stasi, la policía política de la República Democrática Alemana, después de la reunificación. Él mismo fue un combatiente contra el régimen comunista y en su época al frente de los archivos de la Stasi, de 1990 a 2000, se distinguió en la denuncia de los crímenes que se cometieron en la época de la RDA.

A Joachim Gauck se le denomina el presidente "deseado" por los alemanes, por su activismo en favor de los derechos humanos y lucha contra el comunismo.

Por asuntos de "geometría variable" política, su candidatura fue desestimada hace dos años en favor del ahora dimitido Christian Wulff, cercado por los escándalos de corrupción en los que se ha visto envuelto que no ha podido desmentir.

Alemania, con todos los "peros" y matices que quieran, ha hecho un descomunal esfuerzo por revisar su historia contemporánea y asumir sus miserias; lo hizo con el nazismo y lo ha hecho con el comunismo. El esfuerzo nacional por superar esos momentos oscuros de su historia ha pasado siempre por asumir y condenar los excesos y crímenes cometidos como nación y el esfuerzo por resarcir al resto del mundo por ellos.

No ha sido un recorrido fácil; incluso se podrá decir que, pasados los años de asunción de responsabilidades, se está tomando cumplida "venganza" por las humillaciones sufridas a través de sus imposiciones en el terreno económico.

Pero lo cierto es Alemania ha revisado su historia y, seguramente, la ha superado.

Y aunque las comparaciones son odiosas, en España todavía hay segmentos muy importantes de la sociedad y, lo que es peor, de la clase política y judicial, que se niegan a revisar nuestra historia y resarcir a sus víctimas.

La frase fue pronunciada hace 11 años; otros tiempos, dirán, en los que los mencionados países todavía no habían dado algunos pasos importantes para revisar su memoria histórica. A día de hoy, algunos de ellos ha dado algún paso en esa dirección, pero las dificultades con las que se están encontrando su impulsores y defensores son todavía descomunales. Y es que cuesta mucho romper prejuicios y enfrentarse cara a cara con nuestra propia historia.

No creo que la figura de Joachim Gauck sirva de nada en España pero, al menos, deja constancia de la actitud que otros mantienen y aquí ninguneamos, incluso perseguimos.

Joachim Gauck entrando a los archivos de la Stasi en su época al frente de su conservación y gestión. RTVE.

-----------------
Fuente: Crónica de Miguel Angel García, corresponsal de TVE en Alemania, para el Telediario de las 21:00 horas del 20 de febrero de 2011, min. 22,40

miércoles, 15 de febrero de 2012

Dicen que están construyendo un muro porque…

"Dicen que están construyendo un muro porque muchos de nosotros entramos ilegalmente y no queremos aprender su lengua ni asimilar su cultura".



-------------
Cortesía de Isolina por facebook.

Native American humor.

La ortografía no importa. Lo importante son las ideas

"Al escribir yo no me preocupo por la ortografía. Para mí, lo importante es que las ideas queden claras"

Este suele ser el argumento más habitual de quienes cometen faltas de ortografía.

Y, eventualmente, estaremos de acuerdo en que las ideas son importantes. De hecho, en la expresión oral la ortografía "no se ve". Así que, efectivamente, lo importante es que las ideas queden claras.

El problema surge cuando las ideas tienen que expresarse por escrito. Y en este caso la ortografía sí es fundamental porque sin ella, y sintaxis y gramática, el discurso se vuelve ininteligible.

Comprueben vds. mismos los inconvenientes que provoca la ausencia de tildes, por ejemplo.

Y para ilustrar esta tesis, nada mejor que una viñeta de Mi clon malvado:

Pincha para verla más grande

------------------
He visto la viñeta gracias a Alejandro S en G+.

Tegnología

Aunque no lo crean, todavía es posible ver este tipo de erratas.

Y para colmo, en un cartel de un Ministerio de Educación… y algo más. La duda es ¿qué más? ¿O qué menos?



No reconozco el escudo ni conozco a la persona que aparece en la foto, por lo que no puedo asegurar dónde se produjo este atropello ortográfico.

Si alguien lo sabe, con mucho gusto lo añadiremos al apunte.

-----------------
Edito: Según me cuenta Margarita Sañudo por email, "La persona que aparece en la foto es María Inés Pilatti, que entonces era ministra de Educación de la provincia del Chaco (Argentina)".

También Tomás Castañeda ha dejado un par de comentarios ilustrando el origen del escudo y la precedencia de la errata.

Gracias a ambos.

--------------------
Cortesía de Estel.

La imagen la compartió inicialmente Ana Alcántara.

martes, 14 de febrero de 2012

Amores que matan: Jomeini vs. Rushdie (Feliz San Valentín)

Un 14 de febrero, (San Valentín, día de los enamorados) de 1989, uno de los mayores "iluminados" que ha visto el siglo XX, el ayatolá Jomeini, dictó una fatwa (un edicto religioso) llamando al asesinato del escritor Salman Rushdie.

El argumento "de peso" era que la novela de Rushdie, Los versos Satánicos, ofendía gravemente al Islam y trataba con menosprecio al profeta Mahoma.

El libro, publicado en 1988, fue inmediatamente prohibido en numerosos países, la mayoría de ellos, de larga tradición "democrática" como Pakistán, Arabia Saudita, Egipto, Somalia, Bangladés, Sudán, Malasia, Indonesia o Catar; otros, como Sudáfrica, todavía no se habían desprendido de la lacra del Apartheid.

Las acusaciones contra Rushdie fueron de la máxima gravedad desde el punto de vista radical islamista: blasfemia y apostasía, delitos ambos merecedores de la pena capital.
Así que la cabeza del escritor angloindio fue tasada en 3 millones de dólares, recompensa que fue doblada en 1997.

Esto obligó a Salman Rushdie a vivir durante años escondido y protegido por los servicios de inteligencia británicos.

El cúmulo de absurdos que siguieron dejan prueba inequívoca de la barbarie humana y de la estupidez de los intolerantes:
"El 12 de febrero de 1989, cinco personas fueron abatidas por los disparos de la policía durante una protesta contra el libro en Islamabad"
"En los meses siguientes, se produjeron numerosas protestas contra el libro, incluidas quemas de librerías y protestas frente a embajadas británicas. En 1991, Hitoshi Igarashi, traductor de la obra al japonés, fue asesinado en Tokio, y el traductor italiano fue golpeado y apuñalado en Milán. En 1993, el editor noruego de Rushdie, William Nygaard, tiroteado frente a su casa en Oslo, resultó gravemente herido. 37 personas murieron en un hotel en Sivas, en Turquía, al ser quemadas por manifestantes que protestaban contra Aziz Nesin, traductor de Rushdie al turco".
(fuente: wikipedia)

Rushdie mostró en lo sucesivo su respeto por el Islam en numerosas ocasiones. Pero eso no sirvió para aplacar los ánimos de los más fundamentalistas.

A pesar de que el gobierno de Irán se comprometió públicamente en 1998 a no perseguir ni instigar el asesinato de Rushdie, los fundamentalistas siguen creyendo que la fatwa solo puede ser revocada por su autor, el ínclito Jomeini, fallecido en 1989. Así que todavía hay grupos que la consideran válida indepedientemente de la postura del gobierno iraní. Hasta ahí llega la estupidez.

El último episodio es de hace escasamente un mes:
El escritor británico de origen indio Salman Rushdie ha emitido un comunicado para confirmar que no asistirá al Festival Literario de Jaipur.
Rushdie ha indicado que "han pagado a dos asesinos de los bajos fondos de Mumbai (la antigua Bombay) para eliminarle"

El escritor señala que ha sido informado por "fuentes de la inteligencia" de los Estados indios de Maharashtra y Rajasthan y que aunque tiene "cierta dudas" sobre la precios de la información, ha considerado que sería "irresponsable" por su parte acudir al festival en esas circunstancias. "Sería irresponsable para mi familia, para la audiencia del festival y para mis compañeros escritores".

El caso de Rushdie es seguramente el más conocido de los escritores amenazados y perseguidos por ejercer su labor creativa, literaria, de investigación o únicamente por ejercer su derecho de expresarse libremente. Derecho que, como desgraciadamente sabemos, no es respetado por aquellos que ven peligrar su posición privilegiada o de poder.

Pero no es el único.

Roberto Saviano o Liu Xiaobo son otros de los hemos tenido noticias gracias a la colaboración inestimable de la Mafia o del gobierno de China.
Pero la lista es larga, como se puede ver en la lista que mantiene actualizada la PEN American Center, Writers in Peril.

Feliz San Valentín, día de los "enamorados".

Sobre las caricaturas de Mahoma ya ha hablado sobradamente otros.

---------------
Escritores en prisión.
Escritor: una profesión de alto riesgo.
Assassins of the Mind.

lunes, 13 de febrero de 2012

¿Letras? Las de cambio. Todo lo demás es broma...

"En este país, si a un zapatero se le antoja hacer una botella y le sale mal, después ya no le dejan hacer zapatos".

Esta frase es de Mariano José de Larra, el pobrecito hablador, condenado a decir lo que nadie quería escuchar.



La Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes dedicó a Larra un portal específico.

Su obra, aunque parezca mentira casi dos siglos después, sigue vigente a día de hoy por lo que tiene de retrato veraz y crudo de la sociedad española y sus modos y hábitos.

Lean los artículos de Larra y comprobarán cómo por ellos no ha pasado el tiempo.

Y si no, vean lo que opinaba respecto a la cultura:
«¿Letras? Las de cambio. Todo lo demás es broma...


Hoy es el aniversario de su suicidio. Tenía 27 años.

jueves, 9 de febrero de 2012

Esto es lo que pasa cuando lees a Salvador Sostres

Una de las plumas -mal que le pese el sustantivo- más lamentables que se pueden leer hoy en día en España es la de Salvador Sostres.

El tufo reaccionario, provocador y retrógrado que despide el sujeto en cada una de sus intervenciones, orales -que sé que le gusta el adjetivo- y escritas puede detectarse a "tres tiros de arcabuz".

Pese a todo, hoy he decidido leer su penúltimo rebuzno para ver por qué merecía el -siempre dudoso en su caso- mérito de ser Trending Topic en twitter.

Me he encontrado una lamentable columna en El Mundo -su esparcidor de mierda preferido-  firmada por él, titulada "Tu padre".

Leánla si quieren o pueden, pero es tal la náusea que provoca -algo, por otro lado, habitual- que hasta el ordenador se ha revelado ante tanta estupidez voluntaria y premeditada, concentrada en tan poco espacio.

Se ve que mi ordenador y yo hemos llegado a un cierto grado de unidad de criterios, porque nada más terminar de leer la columna, me ha dado este mensaje, a modo de profilaxis -también esta palabra será del agrado del ínclito- digital:


Pincha para ver en grande

Y para que vean que no es montaje, les adjunto también la cabecera del artículo y el fragmento que se mostraba en pantalla en el momento del error:





¿Casualidad?
No sé qué pensar…

Pero les aseguro que, después de leer a este tipejo, tendrán que hacer con su inteligencia lo mismo que hizo su ordenador: reiniciar y borrar la caché.

Avisados quedan.

martes, 7 de febrero de 2012

Sea Newton, y se hizo la luz (12 meses, 12 libros. 2 de 12)

Fue el poeta Alexander Pope quién expresó perfectamente la opinión de su época sobre Isaac Newton:
La naturaleza y sus leyes yacían ocultas en la noche.
Dijo Dios: "¡Sea Newton!", y se hizo la luz.
Los logros científicos de Isaac Newton son de sobra conocidos. No nos ocuparemos ahora de ellos, sino de otra faceta menos conocida del precursor de la ciencia moderna: su cargo como intendente de la Real Casa de la Moneda en Londres.

Corría el año 1696. Isaac Newton ya había desarrollado la mayor parte de su actividad científica a lo largo de sus treinta años como profesor en Cambridge.
Y sus aportaciones a la ciencia tienen más mérito aún si cabe por el hecho de que tuvo que enfrentarse a sus propias convicciones religiosas, que eran profundas, e intentar que no entraran en contradicción con sus descubrimientos en el campo de la ciencia.

Y son, acaso, estas convicciones religiosas las que le llevaron a desarrollar con tanta diligencia su actividad en la Casa de la Moneda con la misión de perseguir y desenmascarar a los falsificadores de moneda, que estaban llevando a Inglaterra a la ruina comercial y económica.

Y de paso, fue capaz de aplicar su método científico, sistemático organizado y documentado, a esta nueva tarea, desconocida para él, pero en la que logró también notables éxitos.

Thomas Levenson, en Newton y el fasificador, repasa los orígenes de Newton y sus años de investigación científica en el Trinity College de Cambrigde para pasar a relatar, con una buena dosis de divulgación histórica y científica, la tarea de Sir Isaac Newton contra el mayor falsificador de la época: William Chaloner.

Seguramente fue Chaloner uno de los pocos que estuvo "a la altura" intelectual de Newton, aunque pusiera sus habilidades al servicio de la estafa y la falsificación sistemáticas.
Fue capaz de burlar la justicia durante años utilizando todas las artimañas que tuvo a su alcance: desde delatar a colaboradores para salvar su propio pellejo, hasta enviar al Parlamento tratados sobre finanzas y sobre el arte de fabricar monedas, pasando por acusar a la propia Casa de la Moneda y a su nuevo intendente de incompetencia y fraude. Todo ello para aparentar estar al servicio del estado.

Su auténtico objetivo era llegar a entrar a trabajar en la Casa de la Moneda y desde allí, urdir la mayor falsificación de moneda de curso legal de la que se tenga constancia.

Pero se encontró con un rival excepcional, al que seguramente infravaloró. Newton hizo de la persecución de Chaloner un modelo de investigación empírica. Así demostró que era capaz de vivir, actuar y pensar siguiendo esos principios.

El proceso de aprendizaje de Newton en estas tareas "mundanas" de investigación le convirtieron en "el detective menos improbable del que jamás se haya tenido noticia".

Lean Newton y el falsificador y paseen por la inglaterra de finales del s. XVII: vean cómo se fraguó la revolución científica y cómo su instigador puso sus métodos al servicio de la investigación detectivesca, sentando seguramente también las bases de las buenas prácticas en esta tarea.

Descubrirán en esta amena, interesante y bien documentada obra el perfil menos conocido de uno de los más grandes hombres de la historia.

------------------
Thomas Levenson; Newton y el falsificador. Alba editorial. Barcelona 2011.

Colección: Trayectos
Traducción: Pablo Sauras
Encuadernación: Rústica
ISBN: 97884-84286479
Páginas: 400


@Albaeditorial
Alba Editorial en facebook.

Después de treinta años como profesor en Cambridge, y habiendo culminado ya su carrera científica, en 1696 Isaac Newton se hizo cargo de la Casa Real de la Moneda.
En un momento en el que la guerra contra Francia estaba desangrando el Tesoro británico, era importante contar con una moneda firme y a tal efecto el primer enemigo a combatir eran los falsificadores.

Newton descubrió que una de cada diez monedas que circulaban era falsa.

En plena crisis económica, rodeado de especuladores y funcionarios incompetentes y corruptos , tuvo que hacer frente además a un enemigo muy particular: William Chaloner, un farsante nato que, antes de dedicarse a la falsificación a gran escala, había sido fabricante de juegos eróticos, curandero, vidente, delator profesional, aprendiz de orfebre y de grabador.
Esta obra reconstruye el duelo entre estos dos hombres, combinando la divulgación histórica y científica, descubriendo la faceta desconocida de Newton como detective.

miércoles, 1 de febrero de 2012

¿Por qué leer a los clásicos?

¿Qué es un clásico?

De forma un tanto restrictiva podemos afirmar que un clásico es “el autor o la obra que se tiene como modelo a imitar”.

Hoy en día, podemos ir un poco más allá:
"…generalmente hablamos de clásico cuando nos queremos  referir a obras que ostentan valores tanto  éticos como estéticos que trascienden su propia época y que, por ende, tienen un  carácter paradigmático".

Italo Calvino establece algunas buenas razones de por qué leer a los clásicos:
- Los clásicos son libros que ejercen una influencia particular ya sea cuando se imponen por inolvidables, ya sea cuando se esconden en los pliegues de la memoria mimetizándose con el inconsciente colectivo o individual.
- Toda relectura de un clásico es una lectura de descubrimiento como la primera. Toda lectura de un clásico es en realidad una relectura.

- Un clásico es un libro que nunca termina de decir lo que tiene que decir.

- Los clásicos son esos libros que nos llegan trayendo impresa la huella de las lecturas que han precedido a la nuestra, y tras de sí la huella que han dejado en la cultura o en las culturas que han atravesado

- Un clásico es una obra que suscita un incesante polvillo de discursos críticos, pero que la obra se sacude continuamente de encima.

- Los clásicos son libros que cuanto más cree uno conocerlos de oídas, tanto más nuevos, inesperados, inéditos resultan al leerlos de verdad.

- Un clásico es un libro que está antes que otros clásicos; pero quien haya leído primero los otros y después lee aquél, reconoce en seguida su lugar en la genealogía.

- Es clásico lo que tiende a relegar la actualidad a categoría de ruido de fondo, pero al mismo tiempo no puede prescindir de ese ruido de fondo.

- Es clásico lo que persiste como ruido de fondo incluso allí donde la actualidad más incompatible se impone.

Leer a los clásicos nos ayuda a entender mejor el mundo en el que vivimos, la naturaleza humana con sus miserias y heroicidades, las tradiciones sobre las que descansa nuestra cultura y nos enseña a discernir un buen producto de una mera copia, o como dicen ahora, intertextualidad.

Permítanme que añada algunas razones para leer a los clásicos:

• Para descubrir que, en temas de violencia, ni la literatura del s. XX ni los videojuegos han inventado nada. Probad a leer "Las bacantes", de Eurípides. Como dice mi amigo Daniel Caballero, "no hay más sangre en ningún videojuego"

• Porque las sagas (pseudo) fantásticas, tan populares en los últimos tiempos,  están inventadas desde la los tiempos de Gracia y Roma y alcanzaron gran popularidad en la Edad Media: Ilíada, Odisea, Eneida, Ciclo artúrico. ¿Les suenan los "Caballeros de la tabla redonda"?

• Las tramas más habituales están descritas y utilizadas ya desde la literatura tradicional: el héroe abandonado a su suerte, la heroína inmaculada, el poder corrupto, las casualidades afortunadas, los sucesos fantásticos, las motivaciones de venganza o las aventuras que se emprenden por amor, fidelidad, justicia… No estamos inventando nada; solo reescribiendo.
¿Han leído algo de Shakespeare (El Rey León no es más que una adaptación más de Hamlet) o de Lope de Vega o Calderón de la Barca?

• La novela histórica ya se practicaba desde los cantares de gesta. La canción de Roldán, El cantar de Mío Cid… y la literatura del siglo XIX se encargó prolijamente de este género. Lean "La forma clásica de la novela histórica" de Georg Lukacs.

Dice Pedro Godoy en "Cavilaciones y mortificaciones de un atribulado lector", artículo de Cinco miradas sobre la novela histórica, Madrid, Ediciones Evohé, 2009:
"la proliferación de títulos de pseudo-historia llenos de misterios, intrigas y conspiraciones sin cuento… contribuyen a devaluar un género que, por otro lado, cuenta con espléndidas obras maestras.
El “sufrido” lector se encuentra con el “mamotreto”, es decir, una novela en la que priman los espesos datos históricos sobre la buena literatura, o con la diversa calidad de los historiadores metidos a “novelistas históricos” con mayor o menor fortuna.

• Porque los antihéroes ya están retratados adecuadamente desde tiempos de la novela picaresca; El Lárazillo de Tormes y El Buscón abrieron el camino.

• Las crónicas de viajes y descubrimientos ya comenzaron a dejar obras maestras hace muchos siglos (las crónicas de indias, los descubridores, los relatos del colonialismo), pero no me negarán que Julio Verne le dio un empujón definitivo al género.

• Porque el lenguaje de muchos escritores modernos es tan desagradablemente vulgar que mçás que contribuir a la literatura lo hacen a la degradación del idioma que usan…:
“El Quijote” tiene un total de 378.591 palabras, de las que 22.800 están dichas una sola vez, extremo que nos viene a demostrar la amplia cultura de nuestro genial Cervantes. Por si no lo saben, les diré que el término medio de palabras de una persona activa de nivel medio es de unas 2000 palabras y se entiende en su ámbito familiar y de amigos con unas 300.
Cervantes y el vocabulario.


En todo caso, a modo de resumen, les presento a Vladimir Propp, no el único pero acaso el más importante investigador sobre la morfología del cuento y sobre las raíces históricas del cuento.
Propp analizó los componentes básicos de los relatos tradicionales hasta extraer sus elementos narrativos fundamentales: treinta y una acciones y los seis tipos de personajes proporcionan un sistema de coordenadas (unas 150 combinaciones) que permiten clasificar y describir cualquier cuento:

1. Uno de los miembros de la familia se aleja de casa; pueden ser los padres y este alejamiento puede ser reforzado al presentarlo como muerte; pueden ser los miembros de la generación joven.
2. Recae sobre el protagonista una prohibición.
3. Se transgrede la prohibición.
4. El agresor intenta obtener noticias por medio de un interrogatorio.
5. El agresor recibe información sobre su víctima.
6. El agresor intenta engañar a su víctima para apoderarse de ella o de sus bienes.
7. La víctima se deja engañar o convencer, ayudando (voluntaria o involuntariamente) así al agresor.
8. Fechoría o carencia: El agresor daña o causa perjuicios a uno de los miembros de la familia. Alguno de los miembros de la familia carece de algo o desea obtenerlo.
9. Se divulga la noticia: el héroe debe actuar.
10. El héroe acepta involucrarse.
11. El héroe parte.
12. El héroe sufre una prueba que introduce al donante (de un objeto mágico, por lo general).
13. El héroe reacciona a la prueba.
14. El héroe obtiene el objeto mágico.
15. El héroe llega al lugar que buscaba.
16. Combate entre el héroe y el agresor.
17. El héroe recibe una marca.
18. El agresor es vencido.
19. Se repara la fechoría o se colma la carencia.
20. El héroe regresa.
21. El héroe es perseguido.
22. El héroe recibe ayuda.
23. El héroe llega de incógnito a un lugar.
24. Un usurpador reivindica para sí un bien.
25. Se propone al héroe una tarea difícil.
26. La tarea es realizada.
27. El héroe es reconocido.
28. El usurpador es desenmascarado.
29. El héroe recibe una nueva apariencia.
30. Se castiga al agresor o al usurpador.
31. El héroe se casa y asciende al trono. 





Jan de Vries dio una vuelta de tuerca al tema y estableció 10 elementos básicos con algunas variantes:


1. Concepción del héroe:
      a) Su madre o bien es una virgen o bien una mujer casada que tiene relaciones extramatrimoniales.
      b) El padre puede ser un dios.
      c) El padre puede ser un animal; en este caso sería un dios bajo forma de un animal.
      d) Otro caso sería el incesto.
2. Nacimiento del héroe:
      a) Tiene características extraordinarias
      b) A veces es por cesárea, así es un nonato.
3. Amenazas al héroe en su infancia:
      a) El héroe es expuesto para evitar una profecía o la vergüenza pública.
      b) El niño expósito es alimentado por animales
      c) o recogido por un pastor, un pescador o un jardinero
      d) o criado por un ser mitológico como un centauro, por ejemplo.
4. Crianza:
      a) Muestra su fuerza en edad temprana.
      b) Su desarrollo es lento, indica cierto retraso.
5. Obtiene invulnerabilidad.
6. Hechos heroicos: Lucha con un dragón u otro monstruo en su madriguera (cueva, fondo de un lago, bosque, etc.). Para hacer esto entra en un entorno que representa el caos.
7. Gana a una doncella después de haber pasado una aventura peligrosa.
8. Viaja al infierno (en el sentido latino de la palabra).
9. Expulsado de su país. Regresa victorioso; a veces se ve obligado a volver a salir de su país.
10. Muere joven.



Y ahora díganme si este esquema no les suena de algo. A casi cualquier cosa que hayan leído o visto en el cine.

Termino de nuevo con Calvino:
Si alguien objeta que no vale la pena tanto esfuerzo, citaré a Cioran (que no es un clásico, al menos de momento, sino un pensador contemporáneo :

«Mientras le preparaban la cicuta, Sócrates aprendía un aria para flauta.

- "¿De qué te va a servir?", le preguntaron.

- "Para saberla antes de morir"».


Si se les ocurre alguna otra razón, será bienvenida.

Lean (también) a los clásicos. Buena singladura.

----------------
No dejen de leer "El héroe en los relatos folklóricos: patrones biográficos, leyes narrativas e interpretación", de Juan José Prat Ferrer, publicado en la Revista de Folklore.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...