miércoles, 30 de enero de 2013

Escritores famosos y su relación con el alcohol y las drogas.

"Soy católico y no puedo cometer suicidio, pero tengo la intención de beberme a mí mismo hasta morir". Jack Kerouac
 
Larga es la lista de escritores que fueron tan famosos por sus obras literarias como por su afición al alcohol y/o las drogas. Estos son algunos de ellos y algunas anécdotas relacionadas con sus adicciones.
No encontraréis aquí referencias bibliográficas: las encontraréis, si queréis, en guguel.
A todos ellos, en todo caso, #recomiendoleer 

• (Edit: algunos amables lectores reclaman la presencia de algún otros autores destacados, como Bukovski o Malcom Lowry. Por aclamación, los incluimos también)
• (Edit2: Actualizado con Ray Bradbury)


Ernest Hemingway

Photo: Apic/Getty Images
Jan 01, 1950
Solía burlarse de sus colegas escritores que buscaban alivio a su propio
alcoholismo. George Plimpton, periodista, escritor y editor, dijo que, al final de su vida,
el arruinado hígado de Hemingway sobresalía de su barriga "como una sanguijuela larga y gruesa".



William S. Burrouhgs:

Photo: Evening Standard/Getty Images
Jan 01, 1965

"La heroína no es, como el alcohol o las malas hierbas, un medio para aumentar el disfrute de la vida. Es una forma de vida".  

Burroughs dejó de consumir en los años 70, después de décadas de uso casi constante.


William Faulkner:

Photo: Alfred Eriss/Time & Life Pictures/Getty Images
Jan 01, 1943

Siempre se ha dicho que Faulkner tuvo un serio problema de alcoholismo durante toda su vida, pero él mismo declaró en varias ocasiones -corroborado por miembros de su familia, prensa y amigos en diferentes periodos a lo largo de su carrera- no bebía mientras escribía, ni tampoco el alcohol contribuyó a alimentar su proceso creativo.  
En la actualidad se cree que Faulkner utilizaba el alcohol como "válvula de escape" de las presiones del día a día. 


Tennesse Williams:

Photo: Gjon Mili/Time & Life Pictures/Getty Images
Jul 01, 1963

Acaso su obra más famosa, "La gata sobre el tejado de zinc", incluía muchas referencias a elementos autobiográficos, como la homosexualidad, la inestabilidad mental y alcoholismo.
Escribió en cierta ocasión: "El odio es una cosa, un sentimiento, que sólo puede existir donde no hay entendimiento"
 



F. Scott Fitzgerald:

Photo: Hulton Archive/Getty Images
Jan 01, 1925

Fitzgerald se hizo alcohólico durante su época universitaria, y se hizo famoso durante la década de los 20 por su consumo extraordinariamente elevado. A finales de los 30 su salud ya se había deteriorado definitivamente.
 
"First you take a drink, then the drink takes a drink, then the drink takes you."


Jack Kerouac:

Photo: John Cohen/Getty Images
Jan 01, 1959
 
"Soy católico y no puedo cometer suicidio, pero tengo la intención de beberme a mí mismo hasta morir".  
Y lo hizo. Su muerte, a la edad de 47 años, fue el resultado de una hemorragia interna causada por la cirrosis del hígado, resultado de toda una vida de consumo excesivo de alcohol.


Philip K. Dick:

Photo: Nicole Panter
Feb 08, 2010

En cierta ocasción declaró a Rolling Stone que todas las novelas que escribió antes de 1970, lo había hecho bajo los efectos del Speed. 


Edgar Allan Poe:

Photo: Hulton Archive/Getty Images
Jan 01, 1849

Hay quien dice que Poe no era alcohólico per se, sino una persona con mucha sensibilidad al alcohol
La causa de su muerte no está clara y se ha atribuido a numerosos motivos: alcohol, el cólera, las drogas, las enfermedades del corazón, la rabia, suicidio, tuberculosis…
Dice al respecto Julio Cortázar:
"Se ha dicho que Poe, en los períodos de depresión derivados de una evidente debilidad cardíaca, acudía al alcohol como un estimulante imprescindible. Apenas bebía, su cerebro pagaba las consecuencias. Este círculo vicioso debió cerrarse otra vez a bordo durante la travesía a Baltimore. Los médicos le habían asegurado en Richmond que otra recaída sería fatal, y no se equivocaban"


 Dylan Thomas:

Photo: Hulton Archive/Getty Images
Jan 01, 1950

Cuenta la leyenda que una noche regresó al Hotel Chelsea en Nueva York después de una juerga en su bar favorito, el The White Horse Tavern en el Greenwich Village de Manhattan, alardeando: "Me he bebido 18 whiskies seguidos; creo que es un récord".
 
Hay quien asegura que es cierto, otros que no, mientras que otros desean que fuera cierto, pero no tienen ninguna prueba.  

De todos modos, Thomas era un bebedor empedernido.

"Un alcohólico es alguien que no te gusta, porque bebe tanto como tú"

Un 5 de noviembre, Dylan Thomas estaba bebiendo unas cervezas con Liz Reitell en el White Horse cuando empezó a sentirse mal. Entró en coma y murió cuatro días después.  


Truman Capote:

Photo: Slim Aarons/Getty Images
Jan 01, 1970

Mientras escribía "A sangre fría, se tomana un martini doble antes del almuerzo, otro durante el almuerzo y una "espuela" después.

"Soy alcohólico. Soy Drogadicto, soy homosexual. Soy un genio"


Charles Bokovski:

Photo: Joan Gannij/Getty Images
Jan 01, 1976

Los abusos físicos y verbales de su tiránico padre le condujeron a la bebida a los 13 años, iniciando así un largo romance con el alcohol.

Como ha dicho un amable comentarista anómino:
Bukowski, siendo mas o menos fino a la hora de escribir, expresaba sentimientos que nos son comunes a millones de humanoides. Leer a Bukowski es una bofetada de realidad, abrumadora y terrorífica. 
"Tengo la sensación de que el consumo es una forma de suicidio que te permite volver a la vida y empezar de nuevo cada día. Es como matarse a uno mismo para volver a renacer. Creo que he vivido unas diez o quince mil vidas hasta ahora."


Malcom Lowry:


Comentario de kikuyu, que merece ser la reseña: "Echo de menos en la lista a Malcolm Lowry, ebrio consuetudinario y autor de la novela que quizá refleje mejor el descenso a los infiernos de la mano del alcohol, Bajo el volcán."

Luchó toda la vida con el alcohol y acabó perdiendo la batalla al morir con menos de 50 años.


Ray Bradbury:



"Tengo tres reglas para vivir. La primera, haz tu trabajo. Si esto no funciona, calla y bebe ginebra. Y cuando todo lo demás falla, ¡corre como el demonio!



Quizá también os interese echar un vistazo a "Meclados y agitados. Algunos escritores y sus cócteles".
 
---------- 
Bibliografía:

• La lista es más larga, y podéis verla en su versión original en inglés descargando el pdf que publicó la revista LIFE
Top 15 great alcoholic writers
chagalov. tumblr.com 

30 comentarios:

  1. Ummmh no creeis que en esta sección debería estar Charles Bukowski?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo macho. Lo primero que he pensado al acabar de leerlo.
      Otro que le daba al alpiste que no veas, cocaina en este caso, es Julio Verne. También lo hecho en falta.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ya diculparás, pero esto aquí no pintaba nada; de nada

      Eliminar
  3. no, hombre, el artículo va sobre literatura

    ResponderEliminar
  4. Tengo entendido que arthur conan doyle tambien le daba bien a la morfina y a la cocaína, como refleja en su personaje/alter ego que todos conocéis...

    Propongo al autor una ampliación o segunda parte con los que faltan :)

    ResponderEliminar
  5. Puede que no sea considerado como un gran literato, pero sólo por pintar un poco más el artículo... JRR Tolkien consumía habitualmente psicitrópicos (marihuana y setas). Recuerdo un artículo semejante en el que se habían analizado las pipas de varios literatos y pensadores, encontraron de todo.

    ResponderEliminar
  6. Bukowski, siendo mas o menos fino a la hora de escribir, expresaba sentimientos que nos son comunes a millones de humanoides. Leer a Bukowski es una bofetada de realidad, abrumadora y terrorífica.

    ResponderEliminar
  7. Brendan Behan es quizás el peor de todos según cuentan...

    ResponderEliminar
  8. Julio Verne o alguien más interesante,a mi estos me aburren

    ResponderEliminar
  9. Lovecraft consumía algo alucinógeno creo y Jonathan Swift láudano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. No sé si sea cierto, pero mira cómo Swift era primero capellán de iglesia, luego tan respetado y tan temido por su lengua acerada, si es que he leído historias de él y su lengua-pluma en boca de Borges (de hecho lo elogió nombrando uno de sus libros de cuentos con uno de sus personajes). Por último, y ahí va mi asombro: resultó nietzscheano, en cuanto a ser un "humano demasiado humano", un escritor que fustigó los vicios y asquerosidades de los hombres en su opus magna ¡cómo puede revolcarse él también en sus propias inmundicias (con todo y su cargo de hipocresía-contradicción-cinismo)! Pues ya ves que con algo de sabiduría sanchesca (de Sancho Panza, quien durante todo el Quijote se la pasó diciendo refranes) podemos condensar diciendo: caras vemos... y el hábito no hace al monje.
      Y una frase más lograda de García Marquez, que de seguro es un gran colofón: "Todo el mundo tiene tres vidas: la pública, la privada y la secreta".

      Eliminar
  10. Sartre experimentó con la mescalina, droga que le sirvió como inspiración para "La Náusea"

    http://pijamasurf.com/2009/11/jean-paul-sartre-en-mezcalina-era-perseguido-por-langostas-imaginarias/

    - Rafael Sánchez Ferlosio y su historia de amor con la dexedrina -y su implacable retrato de la chusma médico-psiquiátrica-farmacofóbica

    «(Anfetamina.) La naturaleza no es esta artificiosa, híbrida y estúpida alegoría que los médicos le prospectan a uno como premio, corona o aureola de un comedido y respetuoso sistema de vida o administración de tedios. Naturaleza era lo que le alcanzaba a uno como un golpe de Estado implacable y fulminante cuando, tras haber violentado cuerpo y alma con los medios más artificiales y perversos de la cultura y la farmacopea y haber quemado setenta y dos horas desveladas hasta la exoftalmia bajo la ardiente flor de la bombilla y en el grafómano incendio de la pasión de la teoría -envidia de los dioses-, lo embestía a uno por la espalda y lo tumbaba dormido in situ sin contemplaciones, hundiéndolo en el más regalado, más benéfico y más largo de los sueños.»

    - Louisa May Alcott (Mujercitas) fue adicta al opio y escribió un relato sobre una experiencia con hachís que acaba con esta frase: "Heaven bless hashish, if its dreams end like this! ("¡Que el Cielo bendiga al hachís si sus sueños terminan así!")

    Perilous Play
    http://gutenberg.net.au/ebooks06/0603031h.html

    - Juan Goytisolo y su viaje alucinante con hachís comido

    "Durante una estancia en Tánger, Goytisolo recibe la noticia de la muerte de Eulalia (Julia Santaolaria), que había cuidado del escritor y sus hermanos durante décadas. Destrozado por la pena, Goytisolo intenta ahogar su sufrimiento mediante dosis masivas de kif y maaxun (o majoun, una mezcla de cannabis, frutos secos, dátiles, miel y especias). Pese a que la experiencia fue tortuosa, larga y difícil, también tuvo mucho de catarsis, pues el escritor barcelonés salió renovado de ella y obtuvo la inspiración para su obra Reivindicación del Conde Don Julián."

    Maaxun, de Juan Goytisolo -
    http://cannabicas.blogspot.com.es/2008/03/maaxun-el-viaje-cannbico-de-juan.html

    ResponderEliminar
  11. Pues yo hecho de menos a Sergio Pérez-Palma, quien se decía que consumía unos cuatro paquetes de tabaco al día. Aunque eso sí, era abstemio y procuraba no beber, ya que le sentaba fatal.

    ResponderEliminar
  12. Un gran novelista conocido como Sigmund Freud, consumió cocaína de manera continuada durante los diez años más fértiles de su difícilmente ponderable carrera.

    ResponderEliminar
  13. ¿Alguien ha oído hablar de un tal Aldous Huxley?

    ResponderEliminar
  14. Me suena a mí que un tal Coleridge escribió bajo los efectos del opio... si al final va a resultar que la droga hace a uno más listo y todo...

    ResponderEliminar
  15. Sin duda, uno de los grandes que no puede faltar, sería el gran Hunter S. Thompson.

    "No recomiendo el uso de drogas, el consumo del alcohol, o la locura, pero en mi caso han funcionado"

    ResponderEliminar
  16. ¿Quién ha oído hablar aquí de Roberto Bolaño?

    ResponderEliminar
  17. Y que me decís de Santa Teresa de Jesús (Ávila) también cultivo mucho la poesía en este caso lírica religiosa, su obra es extensa. Al parecer adquiría estados de trance en los que se dice que llegaba a levitar. por lo visto debido a su delicado estado de salud y sus crisis asmáticas consumía extramonio, potente y peligroso alucinogeno de fácil obtención si reconces la planta.

    ResponderEliminar
  18. Esta lista parece que solo tiene en cuenta a los hombres, hay también muchas escritoras célebres, como Marguerite Duras, que abusaron del alcohol. Y sobre todo un enfoque cultural más amplio estaría bien tb, todo son hombres blancos y anglófonos

    ResponderEliminar
  19. ¿Rimbaud y Verlaine? ¿Baudelaire? ¿Aleister Crowley? Bueno (aunque breve) artículo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...