lunes, 11 de febrero de 2013

Las últimas palabras del Che Guevara

Guevara señala a la maestra una frase que está escrita en la pizarra y le dice que está mal escrita, que tiene un error: "le falta el acento". La frase era "Yo sé leer".

---------------

"Antes de ser asesinado, Ernesto Che Guevara pasa la noche previa en la escuelita de La Higuera. La única que tiene con él una actitud caritativa es la maestra del lugar, Julia Cortés, que le lleva un plato de guiso que está cocinando la madre.

Cuando entra, está el Che tirado, herido, en el piso del aula.

Entonces -y esto es lo último que dice Guevara, sus últimas palabras-, Guevara señala a la maestra una frase que está escrita en la pizarra y le dice que está mal escrita, que tiene un error.

Él, con su énfasis en la perfección, le dice: "le falta el acento".

Hace esta pequeña recomendación a la maestra. La pedagogía siempre, hasta el último momento.

La frase (escrita en la pizarra de la escuelita de la Higuera) es "Yo sé leer".

Que sea ésa la frase, que al final de su vida lo último que registre sea una frase que tiene que ver con la lectura, es como un oráculo, una cristalización casi perfecta.

Murió con dignidad con el personaje del cuento de London*. O, mejor, murió con dignidad, como un personaje de una novela de educación perdido en la historia".

* Se refiere al cuento de Jack London, "encender una hoguera".

-----
Ricardo Piglia; El último lector. Ed Anagrama. Madrid 2005.

Nota: ya sé que se le atibuyen al Che otras últimas palabras más heróicas, como las descritas en "Las últimas palabras del Che",  "Las últimas palabras de Ernesto Che Guevara antes de morir", o en "las últimas palabras del Che Guevara, por el mismo que lo ejecutó".

Seguramente no sean estas que les traigo las verdaderamente útimas palabras del "Che". No me lo imagino callado ante sus captores, ni sumiso ante su fisulamiento.

Sea como fuere, este pasaje de Piglia está desprovisto, por inusual, de la épica que los hagiógrafos del "Che" han querido darle a toda su peripecia vital.

Como éste, sacado de uno de los enlaces citados más arriba:



Si quieren saber más:
La biblioteca del Che en Ñancahuazú.
La muerte del Che Guevara y el protagonista ignorado.

3 comentarios:

  1. En realidad, las últimas 5 palabras fueron: ¡Haced camisetas con mi cara!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DESAFORTUNADO TU COMENTARIO (EL DE ARRIBA 11 DE FEB). A GUEVARA POR SU IDELOGIA NO LE HUBIERA GUSTADO EL TEMA DE LAS CAMISETAS Y OBJETOS, NO ES POSITIVO , ES COMO COSIFICARLO Y HACERLO INALCANZABLE,ETC. EL CHE ERA UN HOMBRE Y PUNTO. TENÍA MUCHAS CUALIDADES Y FUE UN GRAN REVOLUCIONARIO , UNA PERSONA CONOCIDA MUNDIALMENTE E IMPORTANTE. CON DEFECTOS Y VIRTUDES PERO REPITO UN HOMBRE. LO QUE SUCEDE ES QUE DIÓ SU VIDA , LA ENTREGÓ POR LA LIBERACIÓN DE LOS PUEBLOS , DIJO LO Q PENSABA, HIZO LO Q DECÍA Y ESO TIENE UN VALOR INCALCULABLE EN ESTE MUNDO HIPÓCRITA Y CARETA, EN ESTE MUNDO DE FANTASIA. ENTONCES, LO MEJOR PARA QUIENES LE TENEMOS ADMIRACION Y CARIÑO ES SEGUIR SU EJEMPLO, SER DIGNOS DE NUESTRA ÉPOCA Y LUCHAR PARA QUE ESTE MUNDO SEA MEJOR, QUÉ CARAJOO .... PARA ALGO HEMOS LLEGADO A ESTE MUNDO!!! YAN.

      Eliminar
    2. Desafortunado tu sermón sin minúsculas. ¿Que a Guevara no le gustaba el tema de las camisetas y objetos? ¡Fu! Pues ya tenemos un nuevo elemento en la lista de cosas que no le gustaban al señor... ¿Que si en una de las versiones de la historia incita a Don Capitalismo a llevar la revolución a una nueva faceta (y sin pagar derechos de autor al fotógrafo Korda)? Sí, ¿¡y!? ¿¡Dónde está el problema!? A sus admiradores eso les desagradaría mucho menos que "no me maten; soy el Che; valgo más vivo que muerto". A sus detractores, también les desagrada mucho menos que "el revolucionario debe guiarse por una furia ciega".

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...